Nuevas traducciones de los cables develados por Wikileaks: Torturas en Guantánamo

Lea más de: , , , ,
Omar Ahmed Jader y Yasser Al Zahrani, dos de los menores que han pasado por Guantánamo.

Omar Ahmed Jader y Yasser Al Zahrani, dos de los menores que han pasado por Guantánamo.

Wikileaks develó esta semana más de 125 000 cables del Departamento de Estado, incluidos decenas originados en la Oficina de Intereses de los Estados Unidos que prueban los nexos de los diplomáticos norteamericanos con la llamada “disidencia” cubana y sus esfuerzos por cambiar el gobierno de la Isla.

Previamiente, Wikileaks publicó un extenso archivo de documentos provenientes de la Base que mantiene EEUU en Guantánamo, territorio usurpado ilegalmente en Cuba y conocida internacionalmente como centro de torturas.

Razones de Cuba, que ha estado publicando las traducciones al castellano de los cables emitidos por la diplomacia norteamericana y develados por Wikileaks relacionados con la Isla, ahora les ofrece tres despachos que incluyen detalles de quiénes han sido detenidos en Guanánamo y qué tipo de información obtuvieron los militares yanquis durante cuestionables interrogatorios.

Los pies de un detenido en la cárcel de Guantánamo en 2010. Foto: Michelle Shepard (AP)

Los pies de un detenido que asiste a una clase sobre "destrezas para la vida" en la cárcel de Guantánamo en 2010. Foto: Michelle Shepard (AP)

Para aquellos que esperaban que Obama cerrara Guantánamo y procesara el resto de los detenidos a través de los tribunales, estos informes parecen explicar el fracaso en cumplir su palabra. La mayoría de la evidencia en contra de estos hombres, parte de ella indicando que el detenido sería propenso a atacar objetivos estadounideses en el futuro en caso de ser liberado, sería inadmisible debido a los métodos utilizados para obtenerla.

A eso se suman, pruebas que apuntan a la doble moral de la política norteamericana en torno al terrorimo. El canadiense Omar Khader tenía solo 15 años cuando lo detuvieron, y como él otros muchos aún siguen en un limbo legal, sin derechos a la defensa. La detención de estas personas respondió a suposiciones y no a evidencias, mientras las supuestas informaciones “valiosas aportadas” por los detenidos fueron obtenidas bajo tortura.

Marines estadounidenses vigilan en la base de Guantánamo en 2002 a presos trasladados desde Afganistán. Foto: AFP

Marines estadounidenses vigilan en la base de Guantánamo en 2002 a presos trasladados desde Afganistán. Foto: AFP

Prometemos darle continuidad a las traducciones, e incluir algunos de los cables develados recientemente, que ilustran los métodos deleznables que ha utilizado siguen siendo moneda corriente del gobierno de los Estados Unidos contra los países que no se pliegan a su voluntad.

Cablegates, como se denomina el espacio donde estamos incluyendo las traducciones, ya cuenta con 16  informes de los diplomáticos norteamericanos. Entre otros acciones ilegales, prueban los vínculos de la llamada “disidencia interna” con el gobierno de los Estados Unidos, la particular predilección de este por los blogueros contrarrevolucionarios y los intentos por organizar redes entre los jóvenes para subvertir la Revolución cubana. Y por supuesto, la ejecución de métodos de torturas en el usurpado territorio cubano de Guantánamo.

En las traducciones que publicamos hoy usted podrá enterarse de qué ocurrió con:

  • Naqib Ullah Capturado con 14 años, permaneció un año en Guantánamo.
  • Omar Khader Capturado con 15 años. Lleva nueve años en Guantánamo por ser el hijo del supuesto jefe de Al Qaeda en Canadá.
  • Jamal al-Harith Estuvo en Guantánamo  sólo porque había estado detenido en una prisión de los talibanes y se pensaba que tenía conocimiento de sus técnicas de interrogatorio.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.