Fidel: Un ejemplo de humanismo (+Video)

Lea más de: , , , ,

Entrevista a Rosa Suárez, ex Secretaria ejecutiva en el Palacio de la Revolución, que relata una anécdota donde Fidel Castro le dio una lección de humanismo y de ética ante la muerte de otro ser humano.

“Nos dijo que no nos abochornáramos, que lo que teníamos que hacer, era pensar y rectificar nuestra actitud. Fue una lección de humanidad”.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

3 Comentarios

michel martínez muñoz dijo:

Es la perdida más dolorosa que pueda sufrir un verdadero cubano, ya que nuestro Conmandante fue y será el hombre inolvidable de nuestra Revolución y de los demás países del mundo, nunca lo olvidaremos porque estará en nnuestros pensamientos y en nuestros corazones por la eternidad

3 diciembre 2016 | 10:11 am
Olga Lidia Varona Serrano dijo:

Hemos pasado momentos fuertes en la vida en diferentes circunstancias,pero la más fuerte de todas ha sodo la pérdida de nuestro invencible e invicto Comandante en Jefe.´´ Fidel Castro Ruz´´.Ahora es el momento de demostrar quiene somos y cuanto lo amamos,siguiendo su ejemplo y su espíritu de lucha.Yo en particular lo adoro.Voy a hacer un álbum de fotos , con pensamientos y otras cosas de él,para cuando en un futuro tenga nietos enseñárselo y aprendan.

5 diciembre 2016 | 02:04 pm
Samuel Paz ´Zaldívar dijo:

Me siento muy honrado por haber tenido la gloria de coincidir en tres ocasiones con Fidel en mi condición de traductor-intérprete. De él nunca hablaré en pasado; por eso digo que me impacta siempre cómo él logra hacer coincidir tanta sencillez, tanta modestia con semejante grandeza: te ve por primera vez y te saluda como un amigo, te echa el brazo por encima y cuando comienza la conversación con la otra parte y nota mi nerviosismo —sentado a mi diestra—, me pone la mano en la rodilla y me dice: ─ “Tranquilo, muchacho, que estamos en familia” y a la hora de la despedida me da un abrazo a mí y a la rusa que me acompañaba, como si fuéramos hermanos. Así fue mi primer encuentro con él, que dice mucho de su sencillez. De ahí su moral.
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, COMANDANTE!
Samuel Paz y familia.

6 diciembre 2016 | 03:11 pm