Venezuela: víctima de la Guerra No Convencional

Lea más de: , ,

Por Angélica Paredes López

Venezuela: víctima de la Guerra No Convencional

Venezuela es centro de la guerra no convencional, que con nuevos rostros y disfraces pretende derrocar a un gobierno constitucional. La nación suramericana vive la peor agresión mediática de su historia, con el objetivo de derrotar al presidente Nicolás Maduro y la obra impulsada por el Comandante Hugo Chávez.

En ese complejo escenario, los medios de comunicación al servicio de la oligarquía alientan al descontento y la violencia en el país. En Venezuela opera el conocido guión fabricado en Washington y puesto en práctica en varios países del mundo, todo un plan orquestado por la derecha nacional e internacional para desestabilizar a un gobierno legítimo.

El manual estadounidense, emitido bajo el título La Guerra no Convencional, se sigue aplicando punto por punto contra el gobierno democráticamente elegido en la República Bolivariana de Venezuela.

La lectura del “Manual de Capacitación de Fuerzas Especiales del Ejército de EEUU en Guerra No Convencional” (“U.S. Army Special Forces Unconventional Warfare Training Manual)” publicado en noviembre de 2010, pone al descubierto el motivo real de estas “extrañas” coincidencias en el origen y propósito de tales acciones.

En el capítulo I de ese Manual del ejército norteamericano se definen las actividades que les están orientadas al Comando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM), para promover movimientos de resistencia o de insurgencia llamados a coaccionar, interrumpir o derrocar a un gobierno legítimo.

Venezuela: víctima de la Guerra No Convencional

El extenso documento orienta crear condiciones que dividan o debiliten los mecanismos de organización de que disponga el gobierno que se pretende derrocar, para mantener su control sobre la población civil y cómo organizar un núcleo mínimo de dirección de las actividades clandestinas de la resistencia.

La guerra que orienta el Manual estadounidense consiste en “usar todos los medios disponibles -tanto los que impliquen uso de la fuerza de las armas como los que no los impliquen, así como medios que acarreen bajas y de medios que no las acarreen- para imponer al enemigo los intereses propios”.

Como incondicional “discípula”, la derecha venezolana aplica el Manual no convencional de Washington. Realmente, el llamado “golpe suave” en la nación venezolana viene gestándose desde que se instaló el gobierno del presidente Hugo Chávez en 1999.

Los intentos de derrocar a la Revolución Bolivariana fracasaron con el fallido golpe de Estado de apenas 48 horas en el año 2002, un hito histórico dado que el pueblo venezolano exigió en las calles el regreso de su presidente constitucional.

Tras la partida física de Hugo Chávez en 2013, Estados Unidos y la derecha venezolana intensificaron sus actos desestabilizadores con acciones terroristas como las llamadas guarimbas, que se instalaron apenas se conocieron los resultados de las elecciones presidenciales de abril de ese año, las que dieron vencedor a Nicolás Maduro.

En el actual contexto, no podemos olvidar que como concepto, el empleo de métodos de guerra no convencional ha formado parte del cuerpo doctrinal de las Fuerzas Armadas estadounidenses desde la II Guerra Mundial, pero es a partir de la década de los 50 del siglo pasado que se conoce con la actual denominación.

Socavar y degradar la moral, la fuerza política, sicológica, militar y económica, así como provocar eventos catalizadores que creen condiciones para una intervención extranjera, son actos de la Guerra No Convencional.

Venezuela: víctima de la Guerra No Convencional

Venezuela es víctima de esta estrategia a través de acciones desestabilizadoras orquestadas desde el extranjero, y enfocadas en aspectos como el boicot económico, la manipulación informativa y las provocaciones a manifestaciones violentas.

Pese a este panorama, no hay dudas de que la conjura mediática se ha estrellado contra la construcción política que diseñó el Comandante Hugo Chávez.

Sin embargo, los pueblos del mundo comprenden, mucho más allá de lo que reciben a diario a través de los venenosos medios de comunicación, que en Venezuela hay un pueblo que está luchando por el derecho a vivir en paz.

Radio Rebelde

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.