Un héroe anónimo que siente orgullo por salvar vidas

Lea más de: , , ,

Por Rosa María Godoy

Un héroe anónimo que siente orgullo por salvar vidas
Un héroe anónimo que siente orgullo por salvar vidas. Fotos: José M. Correa

Un hermoso acto humanitario, y altruista son sin dudas las donaciones de sangre que en Cuba alcanzan una excepcional dimensión cuando los donantes contribuyen de manera voluntaria a salvar vidas.

Uno de estos héroes anónimos es Leoneidis la O Benítez quien desde los 16 años abrazó esta noble tarea y ya cuenta con cerca de 150 donaciones. Para él donar sangre va más allá de un deber, es su manera de ser solidario y propiciar felicidad a sus semejantes.

“Cuando yo termino una donación lo único que siento y pienso es que con ella puedo salvar una vida. Además es otro aporte que estoy dando a la revolución y es por eso que me siento tan contento. Cuando comencé donaba cada seis meses, después pasamos a donar cada tres meses, yo he sido muy constante en eso”.

Un héroe anónimo que siente orgullo por salvar vidas

Leoneidis la O Benítez es vecino de la circunscripción 141 del consejo popular La Güinera en el municipio capitalino de Arroyo Naranjo. Es integrante del destacamento Camilo Cienfuegos compuesto por 80 donantes voluntarios de Sangre y corrobora que el hecho de donar sangre demuestra una actitud responsable y fraterna que debe ser imitada por otros.

“Ahí llevo más o menos 29 años”, me confiesa este fornido hombre de tez oscura. “He sido y soy uno de los donantes más grandes que tiene la zona, mi CDR y mi circunscripción. Donar sangre es una tarea aparte de abnegada un poco difícil, me siento satisfecho, y hasta ahora he sido tan estable que nunca he dejado de donar”.

 

Un héroe anónimo que siente orgullo por salvar vidas

Con la humildad a flor de piel, este hombre de más de cincuenta años, y una mirada llena de ternura, me cuenta cómo sus donaciones de sangre han salvado vidas en Cuba y en otras partes del mundo.

Leoneidis La O siente mucho orgullo por la noble misión que realiza, pero en particular, atesora con gran satisfacción el arrebatarle a la muerte a un joven que padecía de leucemia, quien hoy se considera como uno de sus hijos.

“Es una historia difícil pero bonita, por ahí yo tengo como quien dice un hijo, aunque no lo hice. Un vecino mío tenía un hijo con problemas en la sangre, y él habló conmigo para ver si yo podía darle una donación. Por supuesto le respondí afirmativamente, yo vivía en Guantánamo, en aquel momento. Fui al banco de sangre, acababa de cumplir 17 años y pesaba 116 libras. Todo estaba bien y me hicieron la extracción directa del brazo mío para el brazo del muchacho. Estuvo como cuatro o cinco meses ingresado y hoy en día lo veo y no lo conozco, es tremendo jabao, él me dice Papá y yo le digo mi hijo. Actualmente vive en la Habana y forma parte de las Brigadas Especiales”.

Un héroe anónimo que siente orgullo por salvar vidas

En Cuba son muchos los hombres y mujeres que como Leoneidis la O Benitez, desbordan sensibilidad y con una actitud altruista y solidaria ayudan a preservar las vidas humanas. Leoneidis fue uno de los 330 mil donantes que fueron reconocidos en el país en junio pasado en ocasión de celebrarse la jornada de homenaje al donante voluntario de sangre.

La O Benítez es uno de esos héroes anónimos que caminan a nuestro lado y muchas veces desconocemos la dimensión de su corazón.

Radio Rebelde

 

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.