Tras el Sueño Equivocado

Lea más de: , , , ,

Por Natalia Osorio

Educacion en CubaCaminaba por las calles de mi ciudad hoy y me encontré con una señora que contaba la triste historia de sus años mozos. Historia que te hace reflexionar, que hace que quieras mejoría para los tuyos, claro, pero no a cambio de ser desleal a tus raíces. Cuando lo decía, le miraba a los ojos, estaban aguados y a la vez brillaban cuando me afirmaba que ahora en su terruño sí siente la existencia de los derechos humanos.

Ella hoy tiene el derecho a la vida, a la integridad física y moral, a la libertad personal, a la igualdad ante la ley, a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, a la libertad de expresión y de opinión….Sí, porque antes fue víctima de los abusos de los soldados de Batista, y eso, aunque ya han pasado años, sigue latente en la mente de la abuela, razón de más para que siga el dolor. Entonces, yo pensaba en cómo hubiera sido Cuba si no hubiese triunfado la Revolución.

Decía que, si volvía a nacer, hubiese actuado de la misma forma que lo hizo antes. Ella es de las que prefiere comerse un plato de yuca con tranquilidad y no un manjar con disgusto o sobresalto por no poder salir donde ella quiera si estuviera en otro país.

Niña- me dice- tan sólo piensa en lo que están pasando los ciudadanos cubanos que salieron legalmente de #Cuba hacia otros países de Latinoamérica, cumpliendo las regulaciones migratorias vigentes. Lo que ha pasado es que sencillamente los emigrantes de la Isla tienen una serie de posibilidades que EEUU no otorga a ningún otro grupo de emigrantes, y esa es la Ley de Ajuste Cubano, una ley que incentiva la emigración ilegal y que, incluso, muchos de los senadores norteamericanos reconocen que está mal.

Hay que ser totalmente ciego como para no saber y darse cuenta que los cubanos tenemos privaciones provocadas por la Guerra Económica del Imperio contra Cuba, razón número uno para la emigración. Tampoco que quien quiere emigrar legalmente hacia los EE. UU recibe negación de visas, razón número dos para emigrar. Además, ciertamente con los beneficios que reciben al llegar a EE.UU. pueden ayudar más a la familia que permanece en la Isla. Existen disímiles razones, pero la más criminal es la estimulación que hace la Ley de Ajuste Cubano y la política de “pies secos, pies mojados”.

No obstante, hay más de 11 millones que preferimos la tranquilidad de salir seguros a cualquier hora, de acceder a cualquier nivel de enseñanza sin pagar un centavo, de ir al médico hasta para una cefalea y no pagar, de trabajar honradamente y comer humildemente lo que podemos llevar a la mesa, en resumen estamos apegados a la tierra que nos vio nacer. Esos cubanos que emigran ilegalmente son víctimas del sueño americano y sus leyes criminales. Yo me quedo con todas esas cosas y que sea otro el que vaya Tras el Sueño Equivocado.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.