Las amenazas a la paz mundial

Lea más de: , ,

Por Angélica Paredes López

(…) “Las guerras, desde el principio de la humanidad, han surgido, fundamentalmente, por una razón: el deseo de unos de despojar a otros de sus riquezas. ¡Desaparezca la filosofía del despojo, y habrá desaparecido la filosofía de la guerra!

(APLAUSOS.) ¡Desaparezcan las colonias, desaparezca la explotación de los países por los monopolios, y entonces la humanidad habrá alcanzado una verdadera etapa de progreso!”

En su primera presentación en la Organización de Naciones Unidas en 1960, el Comandante Fidel Castro fue directo en sus mensajes, habló en nombre de Cuba y de muchos pueblos sin voz.

Fidel en su primera presentación en la Organización de Naciones Unidas en 1960
Fidel en su primera presentación en la Organización de Naciones Unidas en 1960

“Hay que desenmascarar a los que negocian con la guerra, a los que se enriquecen con la guerra. Hay que abrirle los ojos al mundo, y enseñarle quiénes son los que negocian con el destino de la humanidad, los que negocian con el peligro de la guerra, sobre todo cuando la guerra puede ser tan espantosa que no queden esperanzas de liberación, de salvarse al mundo.”

Han pasado más de cincuenta años de aquel histórico suceso y la paz del mundo sigue amenazada por las injustificadas y sangrientas guerras. El pensamiento de Fidel Castro y sus vibrantes palabras siguen alertando a la humanidad.

Presidenta del Consejo Mundial de la Paz, Maria do Socorro Gomes.Foto: Sergei Montalvo
Presidenta del Consejo Mundial de la Paz, Maria do Socorro Gomes.Foto: Sergei Montalvo

En el contexto de América Latina y el Caribe, los intereses imperiales atacan a los gobiernos progresistas de la región para garantizar su hegemonía. “Ante este desafío la unidad de los pueblos es muy necesaria para enfrentar las permanentes amenazas”, afirmó a Radio Rebelde la presidenta del Consejo Mundial de la Paz, Maria do Socorro Gomes.

Para alcanzar la paz, es necesaria la participación de todos los movimientos sociales, populares y pacifistas en el continente y en el mundo. En momentos en que actores externos amenazan la estabilidad de la zona, se hace impostergable fortalecer la unidad dentro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Celac, como mecanismo de concertación política para defender los intereses comunes y la paz.

La aprobación, en enero de 2014, en La Habana, de la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, constituyó un trascendente aporte en ese propósito, marcado por la unidad latinoamericana y caribeña en su diversidad.

América Latina Zona de Paz
América Latina Zona de Paz

Como expresó el Presidente de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, durante la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá, “dicha Proclama nos compromete a que las diferencias entre las naciones se resuelvan de forma pacífica, por la vía del diálogo y la negociación u otras formas de solución, y en plena consonancia con el Derecho Internacional”.

Presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz en la III Cumbre de la Celac. Foto Estudios Revolución

“Vivir en paz, cooperando unos con otros para enfrentar los retos y solucionar los problemas que, en fin de cuentas, nos afectan y afectarán a todos, es hoy una necesidad imperiosa”, advirtió el Presidente cubano.

El respeto al derecho inalienable de todo Estado a elegir su sistema político, económico, social y cultural; no intervenir directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado y observar los principios de soberanía nacional, igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos son postulados que deberán cumplirse para alcanzar la anhelada paz internacional.

Es verdad que entre las naciones de la región existen discrepancias sustanciales; pero también puntos en común en los que las personas y quienes rigen los destinos de los pueblos pueden cooperar, para que sea posible vivir en este mundo lleno de amenazas a la paz y a la supervivencia humana.

Radio Rebelde

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.