Hogar ocho de Marzo, referente en el sistema de salud en Holguín

Lea más de: ,

Por Eileen Molina Fernández

0621-materno-8-de-marzo-holguin

La zona moderna de la ciudad de Holguín en tránsito hacia el Este del territorio se distingue no solamente por sus avenidas y edificios, sino también por las instalaciones del Hogar Materno 8 de Marzo, un sitio donde se preserva la salud de gestantes de alto riesgo.

Llevar a feliz término el embarazo y garantizar la óptima salud de la madre y el niño, constituye la premisa fundamental del personal especializado que labora en el inmueble, de referencia dentro del Programa de Atención Materno Infantil (PAMI).

Hace más de un año y en la antigua sede del Hospital de Medicina Natural y Tradicional, a unos tres kilómetros del centro histórico de la ciudad, funciona la instalación con una capacidad de 160 camas y recibe a gestantes de los 14 municipios del territorio.

La nueva sede, fundada luego de un proceso de unificación de los cuatro hogares existentes en la urbe oriental, constituye el segundo hogar de mayor tamaño en Cuba, seguido por su homólogo en la provincia de Villa Clara, y cuenta con un mayor espacio y posibilidades para contribuir a la calidad de vida de las pacientes.

Patologías como la hipertensión, la diabetes gestacional, la restricción del crecimiento uterino y la escasa ganancia de peso, además del seguimiento a embarazos múltiples, ocupan diariamente a médicos y enfermeras, según precisiones de María Jardines, directora del hogar.

Con un mayor confort y comodidad, las áreas del “8 de Marzo” integran un conjunto de servicios de estomatología, cardiología, psicología, ginecobstetricia, entre otras especialidades, que lo convierten en un centro integral, donde se han atendido unas 500 embarazadas, puntualizó.

La institución ofrece también la posibilidad a gestantes con pequeños lactantes de permanecer con sus hijos en el hogar o poder verlos a cualquier hora del día,  particularidad que lo hacen una verdadera casa para las pacientes, precisó Jardines.

El local tiene entre sus bondades  equipos modernos como un ultrasonido dopler, que permite realizar los exámenes correspondientes al embarazo,  lo cual posibilita un sistema de atención integral y una mayor concentración de los estudios médicos, destacó Dailín Almaguer, especialista en ginecobstetricia.

Rodeado de los encantos de la naturaleza, el centro suma a sus atractivos la tranquilidad y armonía con el entorno, lo cual contribuye a la  estabilidad emocional de las futuras madres.

En un recorrido de la ACN por áreas de la instalación se pudo constatar la satisfacción de las pacientes ingresadas en el local, dentro de las cuales están gestantes a término residentes en zonas intrincadas o de difícil acceso.

Lisbedis Tamayo,  ingresada desde hace tres meses por un alto riesgo de prematuridad, elogió la atención esmerada del personal y las buenas condiciones de vida creadas allí.

Por su parte, Leydi Marian Herrera, adolescente de solo 15 años, enfatizó también en las actividades educativas realizadas en favor de fomentar una maternidad y paternidad responsable.

La atención integral en el centro asistencial va más allá de la medicina y se enfoca también en el trabajo social y la docencia, lo cual contribuye a una mayor calidad en los servicios.

El “8 de marzo” es una casa grande donde la atención médica y las garantías  del ramo van de la mano, para contribuir a la salud de la madre y el niño.

ACN

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.