Estados Unidos: ¿Fallecen muchos sueños infantiles?

Lea más de: ,
Por Nicanor León Cotayo
adef5b13d79f0afd09f24197db8a3e2d_L
La periodista Diane Smith publicó en el Nuevo Herald este lunes un artículo que exacerbo inquietudes entre muchos jóvenes maestros en Estados Unidos.

¿Motivo? El llamado Programa de Acción Diferida” (DACA) que   supuestamente consiste en brindar facilidades a las personas que fueron llevados a Estados Unidos siendo niños.

Entre ellas está Claudia  Jacobo Martínez una de los casi 700 mil maestros estadounidenses sobre los que pende la posibilidad de perder su empleo.

Claudia entró a ese país  procedente de México a los 12 años de edad y comenzó como estudiante en la Academia Internacional del Distrito Escolar de Fort Worth, donde ahora imparte las materias de español, religión y la búsqueda del titulado Sueño Americano a inmigrantes de séptimo grado.

Se graduó en la Secundaria Politécnica Fort Worth Polytechnic y es graduada de dos carreras universitarias.

A pesar de su pasión y compromiso con el magisterio, Claudia no está segura de cuánto tiempo más lo podrá ejercer. ¿Cuándo será  el último día”, se preguntó al igual que otros muchos.

Ahora el presidente Donald Trump tiene la intención de eliminar este programa, creado por el ex presidente Barack Obama en 2012, con el objetivo de aliviar la situación de los jóvenes inmigrantes.

Ellos fueron llevados por sus padres a Estados Unidos cuando eran niños buscando suavizar calamidades que los dañaban.

Según el diario Star-Telegram, por ejemplo existen 76 empleados beneficiarios del DACA en  Fort Worth y tiene 5,816 maestros trabajando a tiempo completo, de acuerdo con el reporte anual del curso escolar 2016-2017.

Otros empleados beneficiarios de ese programa laboran como tutores, asistentes de oficina y maestros asistentes.

Su destino se encuentra hoy entre signos de interrogación.

Kent Scribner, superintendente escolar de Fort Worth, dijo “que el asunto es significativo, considerando que ese distrito escolar sirve a una población de estudiantes integrada por hispanos en el 63 por ciento.”

Claudia manifestó, que aunque su vocación es el magisterio, para cubrir sus  estudios “trabajé en restaurantes y otros lugares, empleos que no me gustaban pero que estaba obligada a hacer”. “Para mí, la educación lo es todo”.

Mientras tanto, Claudia Jacobo Martínez, al igual que muchos, por las razones apuntadas, ve alejarse sus sueños infantiles y se adentra en una realidad diferente a la prometida.

Cubasí

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.