DERECHOS HUMANOS: Educación cubana para todos

Lea más de: , , ,

Helena González*

Mucho camino ha recorrido la política de los EE.UU hacia Cuba para reconocer su inutilidad frente al proyecto social que impulsa la Revolución. La retórica de los Derechos Humanos, tan manipulada entre las diferentes administraciones de ese país como máscara mesiánica para disimular los objetivos injerencistas de su política de “seguridad nacional”, no ha conseguido arrojar sombras sobre los logros alcanzados por la Isla.

Pese a que en el mundo existe un reconocimiento generalizado a los éxitos de Cuba en el terreno de los Derechos Humanos, en especial en materia de educación, todavía el gobierno estadounidense promueve -y con renovadas fuerzas luego de las declaraciones del 17 de diciembre- cuestionamientos sobre el respeto a los derechos de sociedad civil cubana.

Pero ¿de qué ausencia de derechos estamos hablando si Cuba, pese a su tradición de una economía de sobrevivencia fuertemente marcada por presiones externas, ha conseguido garantizar de manera gratuita pilares fundamentales de progreso social como la educación, tan costosa en naciones del denominado Primer Mundo?

No en vano, la Isla es reconocida como un país de alto desarrollo humano ubicándose en el lugar 44 a nivel mundial, de acuerdo al “Informe de Desarrollo Humano 2014” del PNUD. Hoy día, “la mayor de las Antillas” ha alcanzado los primeros cuatro Objetivos del Milenio, entre los que destaca el relacionado con el logro de la enseñanza primaria universal.

En la actualidad, nuestro país es de los pocos que ha logrado erradicar el analfabetismo, garantizando la gratuidad en todos los niveles de enseñanza hasta la universitaria. Con ello, deja abierta las posibilidades para que cualquier ciudadano, sin restricción de ningún tipo, pueda llegar a los niveles superiores de educación y contribuir luego, al desarrollo de su sociedad.

Una rápida mirada a un estudio realizado en abril de 2014 por el Departamento de Educación y el Instituto Nacional de Alfabetización de EE.UU, el cual exhorta a la reflexión en la ironía de encontrar 32 millones de adultos (14% de la población) que no saben leer.

Ningún país del mundo destina una proporción tan elevada de su presupuesto al sector de la educación como Cuba. De acuerdo a cifras del Banco Mundial, del 2009 al 2013 fue asignado cerca del 13% de su PIB a esta esfera, en tanto EE.UU. solo destinó el 5,4%. De igual manera, la UNESCO posiciona a la Isla en el lugar 16 por sus indicadores de desarrollo educacional, según el documento sobre el Seguimiento de la Educación para Todos (2012).

Queda en claro que en cuanto a educación se refiere, no hay sombra capaz de opacar los logros de la Revolución cubana, y sobran argumentos para erigirla como ejemplo en el respeto de los derechos humanos. El Comandante Fidel anunciaba en 9 de abril de 1961 lo intrínseco de nuestro proceso con este pilar “… toda revolución es un extraordinario proceso de educación. Por eso, Revolución y educación son una sola cosa.”

*Periodista cubana

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.