Acceso a la #educación: un problema con visión de futuro

Lea más de: , ,

unicef-africa-1Por Ángeles Muik

Según datos revelados por la Fundación de las Naciones Unidas para la Infancia, (UNICEF), en los 10 países con mayores índices de desescolarización en educación primaria, al menos dos de cada cinco niños (un total de 18 millones) no van a la escuela.

Liberia, en África,  registra el mayor porcentaje de niños sin escolarizar, con casi dos terceras partes de infantes en edad de recibir educación primaria que no asisten a los centros educacionales.
El segundo puesto corresponde a Sudán del Sur, donde el 59 por ciento de los menores quedan sin derecho a la instrucción elemental.

En este país una de cada tres escuelas ha cerrado sus puertas por el conflicto armado.

Afganistán (46 por ciento), Sudán (45 por ciento), Níger (38 por ciento) y Nigeria (34 por ciento) también aparecen entre los 10 estados con mayores índices de desescolarización en la enseñanza primaria, lo que demuestra con claridad que las emergencias humanitarias y las largas crisis están obligando a los niños a abandonar la escuela.

Los datos de la UNICEF, recientemente publicados, contrastan con los millones de niños que en diferentes latitudes del planeta, regresan a la escuela este curso. Subraya el análisis del organismo internacional que la crisis en la educación mundial afecta a países ya deteriorados por conflictos, largos periodos de sequías, terremotos y altas tasas de pobreza extrema.

En Cuba, pese a las dificultades económicas por las que atraviesa el país, el compromiso y voluntad política del Estado cubano garantiza educación plena para todos, en los diferentes niveles de enseñanza.

Según precisó, Ena Elsa Velázquez Cobielle, titular del Ministerio de Educación (durante su intervención en el programa Televisivo Mesa Redonda, del canal Cubavisión),  un millón 700 mil estudiantes ingresaron a las aulas este 5 de septiembre, fecha en que dio inicio el presente curso escolar 2016- 2017.

Las investigaciones de la UNICEF dejan ver preocupaciones y temores en cuanto a la falta de instrucción en las naciones afectadas, donde toda una generación de niños van creciendo sin las destrezas necesarias para colaborar con sus países y sus economías, empeorando así la situación desesperada en la que ya se encuentran millones de niños y sus familias.

De los llamamientos humanitarios, la educación sigue siendo el sector con menos financiamiento. Además, los sistemas educativos preparados para resistir crisis prolongadas no se pueden construir sobre la base de unos llamamientos a corto plazo e imprevisibles.

Durante la Cumbre humanitaria mundial, celebrada en mayo de 2016, se lanzó la nueva plataforma mundial “La educación no puede esperar” (Education cannot wait) con la intención de crear un puente entre las intervenciones humanitarias durante las crisis y el desarrollo posterior a largo plazo mediante una financiación predecible.

Aunque no se encuentra entre los 10 países con los mayores índices de desescolarización infantil, Siria cuenta con 2,1 millones de niños en edad escolar (de entre cinco y 17 años) que no van a la escuela, al igual que otros 600 mil chicos de esa nación que viven refugiados en la región adyacente.

No se encuentran disponibles informes recientes y fiables sobre países como Somalia y Libia ni en fuentes administrativas ni en otras procedentes de encuestas, lo cual se debe, en parte, a  los conflictos existentes.
Para los países en conflictos, la escuela prepara a los niños con los conocimientos y las destrezas que necesitarán para reconstruir sus comunidades cuando se acabe la crisis.

A corto plazo, les proporciona una estabilidad y un orden que les ayudan a sobrellevar el trauma. Además, las escuelas también protegen a los niños de los peligros físicos y traumáticos que los rodean.

Cuando un niño no va a la escuela, aumenta el peligro de que sufra abusos, explotación o de que lo recluten en grupos armados, agrega el informe de la Fundación.

La UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes. Junto a sus aliados, trabaja en 190 países y territorios en pos de transformar ese compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente sus esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

Radio Metropolitana

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.