Venezuela: elecciones entre la paz y la confrontación

Lea más de: ,

Por Luis Beatón *

CNE-2-venezuela

Los venezolanos irán a las urnas el próximo 15 de octubre con la alternativa de votar por la paz o por la confrontación, según evidencian las apuestas de las organizaciones políticas que participan en la liza.

Por un lado el Gran Polo de la Patria, en el que destaca el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y por otro la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), marchan por caminos que divergen.

El primero apuesta por el diálogo y la paz, mientras la segunda se pierde en ‘exploraciones’ para dialogar y busca el derrocamiento del gobierno por cualquier vía.

‘Nuestra obligación moral y política es hacer que la paz sea verdadera, que se consolide y que sea permanente. Solo de esta manera podremos enfrentar los siguientes pasos: seguir batallando contra la guerra económica y construir un modelo económico productivo para el pueblo’, expresó el dirigente del Psuv, Aristóbulo Istúriz.

El político es candidato por el estado Anzoátegui, uno de los 23 que elegirá a su gobernante para los próximos años, y el tema del enfrentamiento a la guerra económica está entre sus prioridades, pues eso es algo que causa grandes problemas a los venezolanos de a pie.

Istúriz piensa que hay que avanzar hacia una nueva economía para estimular la producción y el desarrollo de la República, y los que no cumplan las leyes deben enfrentar el peso de la justicia.

Las campañas en marcha de los candidatos del gobierno reflejan que para ellos hoy lo central es garantizar y profundizar la revolución, única vía de resolver los padecimientos del pueblo, mientras para la oposición solo con un cambio se restablecería lo que ellos nombran democracia.

Llama la atención que mientras quienes están en el poder presentan un sólido programa que tiene algo para todos los sectores, en la oposición eso es inexistente e incluso no hay una indicación de que dejarán de incursionar en la violencia presente entre los meses de abril y julio.

Sin embargo, una amalgama de dirigentes de la MUD, porque ninguno tiene arraigo y poder de convocatoria, falsean cuando dicen que ganarán las 23 gobernaciones y que a partir de ese triunfo vendrá ‘la nueva lucha para sacar el Gobierno con sus votos democráticos, rebeldes y subversivos’.

Esa falsedad puede ser entendible, pues en estas elecciones los pronósticos para adivinar los resultados de los 23 estados por lógica difieren en cuanto a elementos que influirán.

Recientemente el periodista y analista político venezolano Eleazar Díaz Rangel resumía la situación con una pasmosa cercanía a la realidad.

‘Estamos a dos semanas de las elecciones a gobernadores; el próximo domingo 15, millones de venezolanos saldrán a votar. No se sabe cuántos dejaran de hacerlo. La abstención puede ser alta. Nada fácil hacer predicciones o pronósticos, son 23 elecciones con características distintas, aunque coinciden en que en que en la mayoría habrá solo dos candidaturas, gobierno y oposición’.

En su análisis ofreció cinco elementos a ser considerados porque influirán en la votación opositora:

De los siete millones 626 mil 616 votos cuando ganaron la mayoría de la Asamblea Nacional, perdieron un demasiado importante porcentaje.

¿Recuerdan cuando decían que la de la votación era la última cola que harían? ¿Y que en seis meses habría un nuevo gobierno? ¿Han cumplido una sola de las promesas que hicieron?, preguntó.

El cómplice silencio que guardaron ante las guarimbas y otros hechos violentos durante tres meses, ¿creen que todos los venezolanos lo han olvidado?, señaló.

Ese mismo silencio (dicen que el que calla otorga) ante las sanciones y amenazas de invasión desde Washington, revela complicidad y posiciones antivenezolanas. Quita votos, aseveró Díaz.

Asimismo, ‘divergencias internas sobre la participación electoral, su grupo Resistencia y otras extremistas radicalmente opuestos. Seguramente se abstendrán. No olviden lo que escribió Marianela Salazar hace solo dos semanas: La elevada abstención en las primarias del domingo revela una acción política de repudio contra la MUD’.

Otros de los aspectos que aborda el analista son las diferencias respecto al diálogo con el gobierno, indispensable para lograr acuerdos de paz y la necesaria convivencia, lo que sin duda también los afectará a la hora del conteo en las urnas con una previsible abstención.

Evidentemente los que aspiren con el cartel de la MUD, ya sean de Acción Democrática, de Voluntad Popular o Primero Justicia, tienen un escabroso camino por recorrer y más aún, escasos días hasta el 15 para llevar un mensaje de sus objetivos que convenza.

También difícil será mostrar al pueblo una imagen que no los vincule a la guerra económica y de todo tipo que enemigos externos lanzan contra el país, y en la cual ellos son y serán partícipes protagónicos.

En la otra acera, el Psuv y aliados que conforman el Gran Polo de la Patria, encuentran factores positivos como su unidad, capacidad organizativa y de movilización, y el apoyo mediático.

No obstante, el bando del presidente constitucional Nicolás Maduro debe superar un obstáculo mayor en la economía y esa guerra de sus adversarios que exageran las alzas constantes de los precios de todo, de lo cual una gran parte de engañados dentro del pueblo responsabilizan a las autoridades.

Si la MUD puede ser castigada por la violencia y por situaciones cómplices y traidoras con planes externos contra el país, el gobierno debe trabajar muy fuerte para que los resultados de la guerra económica no lo afecten y creen inhibición, dudas y reservas entre sus bases de apoyo.

Se espera que lo ocurrido en 2015 no sea ahora, el 15 de octubre, una razón para no ganar una mayoría aplastante de gobiernos en los 23 estados del país.

En resumen, este próximo enfrentamiento, histórico para algunos por su influyente resultado en el futuro, debe ser un choque entre los que apuestan por el diálogo y la paz, y los que lo hacen por la violencia como sustituta de las urnas.

La MUD será afectada por el abstencionismo en rechazo a la violencia. El Gran Polo de la Patria por la responsabilidad que le quieren endilgar debido a la situación económica. El ganador, el pueblo lo dirá.

*Corresponsal Jefe de Prensa Latina en Venezuela.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.