Utopías y #realidades

Lea más de: , , , ,

Alejandro Mesa Muro*

Nuestro país tiene mucho que aportar en el Foro de Jóvenes a realizarse en Panamá. Lo que para otras naciones son anhelos y utopías, para Cuba son realidades; ejemplo de ello son la educación y la salud gratuitas al alcance de todos sin distinción de sexo, color de la piel o creencia religiosa, derechos recogidos en la Constitución de la República de Cuba.

Y son esos derechos los que han permitido que nos situemos en la educación, según un informe reciente de la Unesco, en el primer puesto en todas las asignaturas, con la tasa de analfabetismo más baja de Latinoamérica. Incluso, el Banco Mundial, institución financiera subordinada a los intereses de Estados Unidos y a cuyos créditos no tiene acceso la Isla, señala que Cuba es el país del mundo que más ha invertido en la educación en el período 2009-2013, lo que demuestra la posición del Estado, pese a las limitaciones económicas y financieras impuestas por el Gobierno norteamericano.

Igualmente en la salud ostentamos indicadores de países desarrollados, destacándose la tasa de mortalidad infantil de 4,2 por cada mil nacidos vivos; mientras que en 1960 era de 35.9; también se alcanza una esperanza de vida de 78 años cuando solo el 25 por ciento de la población mundial puede aspirar a vivir 77 años o más.

La presencia solidaria de Cuba en varias naciones y en especial en la lucha contra el ébola patentiza los valores alcanzados por las nuevas generaciones de cubanas y cubanos, en cuya formación la unidad entre la familia, la escuela y la comunidad han desempeñado un papel decisivo, algo que para muchas naciones es aún una aspiración.

Ahí también están los resultados en temas de participación ciudadana y gobernabilidad democrática. Nuestros estudiantes son escuchados, lo que en ocasiones ha llevado a que organismos e instituciones hayan tenido que evaluar políticas, tomar acuerdos, modificar resoluciones para dar respuesta a los planteamientos e insatisfacciones de los mismos. En otras naciones, muchos jóvenes no tienen derecho a una universidad gratuita y mucho menos a un espacio de debate y de participación.

Por mi parte, desde mi condición de estudiante universitario y presidente de la FEU en la Universidad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus tengo el derecho que me concede la Ley Electoral de formar parte de las comisiones de candidatura para los procesos eleccionarios.

Igualmente participamos como observadores en ese proceso y podemos al igual que el resto de los jóvenes cubanos ejercer nuestro derecho al voto desde los 16 años de edad y ser electos para ocupar un puesto en cualquier instancia de gobierno ¿Es este un derecho de los jóvenes en todos los países de este continente? ¿En cuántos quien nomina y elige a las principales autoridades del Estado es el pueblo? Son preguntas que se tendrán que hacer en Panamá.

*Presidente de la FEU de la Universidad de Ciencias Médicas de Sancti Spíritus

Tomado de Sociedad Civil Cubana

http://sociedadcivilcuba.cubava.cu/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.