Un milagro en la frontera boliviano-brasileña

Lea más de:

La comunidad boliviana de Guayaramerín se ha transformado en un puente por la vida y el milagro. Allí acuden cotidianamente cientos de brasileños, que son atendidos por la Brigada Médica Cubana, que se mantiene trabajando en la nación andina.

Transportarse unos cuantos kilómetros hacia la frontera con Bolivia ha devenido en una solución para aquellos que en su país –Brasil– no tienen acceso a ese tipo de atención y mucho menos podrían pagarse una operación oftalmológica, debido a las altas cifras de dinero de las que deberían disponer para ello.

El trayecto hacia el punto situado en medio de la Amazonía dura varios días, sin embargo, los más necesitados no dudan en hacerlo, pues reconocen el profesionalismo de los centros médicos cubanos, como los que ofrece el Centro Oftalmológico Cuba-Bolivia, activo desde 2006.

A diario, los centros médicos en los que laboran los especialistas cubanos no solo reciben pacientes, sino también mensajes agradecidos de quienes recobraron la salud y la alegría.

Según precisa Prensa Latina, desde su surgimiento, Misión Milagro ha devuelto la vista a  584 000 bolivianos, 61 000 brasileños, 46 000 argentinos, 25 000 peruanos y 314 paraguayos.

Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.