Toque francés a las pistas cubanas

Lea más de: , , , , ,

Por Yuniel Labacena Romero

El Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana, incluido el aeródromo de San Antonio de los Baños, en Artemisa, serán gestionados, bajo la modalidad de concesión, por las compañías francesas Bouygues Batiment International y Aeropuertos París.

Lo anterior lo informó Eduardo Rodríguez Dávila, viceministro de Transporte, en un encuentro este miércoles con representantes de la prensa nacional, en la capital cubana, quien añadió que la concesión ocurrió como resultado de una licitación a la que se presentaron cuatro empresas.

Según el Viceministro, el proyecto prevé la financiación y ejecución de acciones inmediatas que mejoren la calidad de los servicios para conseguir mayores estándares de calidad en la atención a pasajeros, tripulaciones y aeronaves, así como las inversiones en el mediano y largo plazos, en correspondencia con los crecimientos estimados de pasajeros.

Explicó que el actual crecimiento del arribo de pasajeros, así como el que se espera en los próximos años, motivó que se evaluaran nuevas alternativas para acceder al financiamiento y a las mejores prácticas a nivel global, para impulsar la modernización y ampliación de la instalación, por la que arriba más del 50 por ciento de los pasajeros internacionales.

Durante el encuentro participaron también Rita María García, jefa del Grupo de Negocios de la Corporación Aviación Cubana S.A. (ECSA), y José Antonio Regalado, al frente de la Dirección Integrada de Proyectos, creada para encargarse de la concreción de este acuerdo y perteneciente a dicha Corporación.

Concesión sin ceder soberanía

El Viceministro explicó que la modalidad de concesión implica que compañías extranjeras de prestigio y conocimiento internacional en esta actividad, como las seleccionadas, dirigirán la administración del aeropuerto, de conjunto con las entidades cubanas.

Especificó que se mantienen bajo el control del Estado cubano las actividades regulatorias: la Aduana, Inmigración y la Seguridad Operacional, y se ratificó que todos los medios e instalaciones que conforman el aeropuerto y las que se construirán en el futuro seguirán siendo propiedad de la nación.

Al ser interrogado sobre la fecha de comienzo de la nueva forma de gestión, el Viceministro apuntó que ahora se debe iniciar el proceso de negociación con las compañías seleccionadas, tras lo cual se firmarán los acuerdos definitivos para el inicio de la operación, prevista para el año próximo.

No obstante ese proceso, se acordó trabajar con las compañías francesas en la financiación y ejecución de acciones inmediatas que mejoren la calidad de los servicios, sobre todo en la agilidad en la llegada y despacho de los equipajes, y que exista un mejor flujo de pasajeros, tanto en las terminales de vuelos internacionales como nacionales.

Entre las acciones a mediano y largo plazos —de 2018 a 2030— el funcionario señaló que se prevén inversiones aeroportuarias en correspondencia con los crecimientos estimados de pasajeros, que incluyen la ampliación de la terminal Tres del José Martí, para concentrar en esta el tráfico internacional, que además lo acogería el aeródromo de San Antonio de los Baños, para incrementar la capacidad de recepción de pasajeros en La Habana. El de San Antonio pasaría a ser otra terminal más del aeropuerto, que acogería a pasajeros y cargas, y también lo que se denomina aviación general o vuelos privados, subrayó.

Mejorar el tráfico nacional e internacional

Este es un proceso que comienza ahora, y no se puede esperar que «vamos a tener condiciones ideales de ahora para ahorita. Es un proceso que va a tomar un tiempo», subrayó Rodríguez Dávila. Sin embargo, acotó, en la decisión no solo se incluye la modernización del tráfico internacional, sino también el nacional, y se trabajará para que las mejoras previstas rindan frutos cuanto antes.

Hablamos de una inversión multimillonaria, apuntó, y añadió que esta es la primera vez que Cuba tiene alianzas de esta envergadura en aeropuertos tan importantes como el José Martí. Agregó que el transporte y su infraestructura constituyen elementos estratégicos y priorizados en la economía y la sociedad cubanas, y alianzas como las alcanzadas continuarán promoviéndose para modernizar otros aeropuertos.

En consonancia con ello adelantó que próximamente se abrirá un nuevo proceso con el objetivo de seleccionar a posibles socios para, bajo condiciones similares a lo anunciado este miércoles, beneficiar a los aeropuertos de Varadero, Santa Clara, la cayería norte y Holguín.

El Aeropuerto Internacional José Martí está compuesto por cinco terminales: la Uno, dedicada a los vuelos nacionales, la Dos a los internacionales —fundamentalmente de Estados Unidos—; la Tres también a internacionales; la Cuatro de carga, y la Cinco a los vuelos de la colaboración del país con otras naciones. Todas serán objeto de alguna acción para perfeccionar la calidad del servicio y la eficiencia.

Nuevo administrador, el mismo personal

Los representantes de la Corporación Aviación Cubana S.A. señalaron que el personal que trabaja en el Aeropuerto se mantendrá, pues la aspiración es mejorar la gestión con las mismas personas. Agregaron que las compañías seleccionadas reconocieron el potencial de trabajo y de oportunidades que existe en la Mayor de las Antillas.

Las compañías galas Bouygues Batiment International y Aeropuertos París poseen una vasta experiencia. La primera posee historial constructivo en Cuba, especialmente en hoteles pertenecientes a la corporación Gaviota; y la segunda es una prestigiosa entidad operadora, que gestiona los principales aeropuertos de Francia, como el parisino Charles de Gaulle, y de otros países.

Durante los últimos años la Corporación Aviación Cubana S.A. ha ampliado y modernizado sus instalaciones con el objetivo de asimilar el tráfico de pasajeros, con la debida seguridad operacional, en cumplimiento de las Regulaciones Aeronáuticas Cubanas y en correspondencia con las normas y métodos recomendados por la Organización de la Aviación Civil Internacional.

Seguridad garantizada

Interrogado sobre la seguridad de los aeropuertos nacionales, puesta en duda por un grupo de congresistas estadounidenses opuestos al acercamiento entre ambas naciones, el Viceministro de Transporte explicó que este es un tema en el cual se ha trabajado sistemáticamente desde hace muchos años, y particularmente en cooperación con las autoridades de Estados Unidos.

Apuntó que es de conocimiento público que periódicamente las autoridades del Transporte de ese país visitan a Cuba y constatan los niveles de seguridad de nuestros aeropuertos. Todos los niveles de confiabilidad de estos están certificados debidamente y cumplen con los estándares establecidos a nivel internacional.

Añadió que se está llevando a cabo una preparación adicional para el inicio de los vuelos regulares entre Cuba y Estados Unidos, que incluye no solo cuestiones de seguridad, sino también operacionales, con el propósito de asimilar, con la debida calidad, todos esos vuelos, que se incorporarán al tráfico de la Mayor de las Antillas, como se ha anunciado, a partir del último trimestre del año, de forma gradual y en la medida en que cada una de las compañías cumpla con los requisitos establecidos en el país sobre este sector.

Juventud Rebelde

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.