#Reapertura de vuelos, un paso más adelante

Lea más de: , , , ,
59948-fotografia-m

De histórica fue calificada la llegada del primer vuelo del Airbus A320 de la aerolínea estadounidense JetBlue. Foto: Cubadebate

Autoridades de la aviación en Estados Unidos y Cuba ratificaron que la reapertura de los vuelos regulares entre ambos países, iniciados la víspera aquí, significa un paso importante en la implementación del Memorando de Entendimiento firmado el pasado 16 de febrero.

Así trascendió durante la ceremonia oficial de inauguración de los viajes, interrumpidos hace más de 50 años, tras el arribo a las 10:57 de la mañana del Airbus A320 de la aerolínea estadounidense JetBlue que cubrió la ruta entre Fort Lauderdale, Florida, y el aeropuerto internacional Abel Santamaría, de esta ciudad.

En el vuelo viajó Anthony Foxx, secretario de Transporte de Estados Unidos, otros funcionarios estadounidenses, directivos de la compañía, periodistas y personas acogidas a las 12 categorías de viaje autorizados para poder venir a Cuba.

Robin Hayes, presidente ejecutivo de la compañía estadounidense JetBlue, enfatizó en que Santa Clara es solo el comienzo que visualizamos como una relación larga y exitosa con el pueblo cubano. «Este es un mercado con gran potencial para nosotros», dijo.

Recordó que la relación de la aerolínea JetBlue con nuestro país comenzó hace cinco años con los vuelos chárter, exitosos desde el punto de vista operacional gracias a la moderna y eficiente infraestructura de la aviación en Cuba.

Valoró que el viaje del Secretario del Transporte confirma el interés de él, de su equipo en el Departamento de Transporte y el presidente Obama para restablecer los viajes regulares a Cuba. Robin Hayes subrayó, igualmente, que lo alcanzado conllevó una tremenda labor en equipo y coordinación entre la compañía, el Gobierno cubano y el estadounidense.

Agradeció al Ministerio de Transporte de Cuba, al Instituto Cubano de Aeronáutica Civil y al aeropuerto Abel Santamaría, por confiarnos operar este primer vuelo histórico.

Por último, ratificó que en noviembre aterrizarán sus aeronaves en Camagüey y Holguín, y esperan que lo hagan también en La Habana, procedentes de tres ciudades norteamericanas, lo cual está pendiente de aprobación final en Estados Unidos.

Por su parte, Mercedes Vázquez González, jefa del Departamento de Asesoría Legal en el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, puntualizó que estas operaciones que involucrarán a los diez aeropuertos internacionales de la Isla y sus similares en Estados Unidos, brindarán mayores oportunidades a los viajeros, pues será más económica la transportación y se estimulará los contactos entre ambos países y pueblos.

Valoró que una ulterior participación de Cubana de Aviación en esos vuelos ampliará aún más las posibilidades para los pasajeros, y significará la reciprocidad y la igualdad de oportunidades refrendadas en el Memorando suscrito entre Estados Unidos y Cuba.

Vázquez González subrayó que el bloqueo sigue siendo el principal obstáculo para avanzar hacia la normalización de las relaciones entre ambos países y como consecuencia de este los ciudadanos estadounidenses continúan bajo la prohibición de viajar como turistas a Cuba.

La funcionaria reveló que en nuestro país, donde vuelan más de 110 aerolíneas extranjeras, se cumplen todas las normas establecidas para la operación de la Organización de la Aviación Civil Internacional, y, debido al incremento del turismo, se lleva a cabo un proceso de ampliación y modernización de infraestructura aeroportuaria.

El avión de JetBlue recibió el tradicional bautizo de agua que acontece en este tipo de ceremonia inaugural, a la que asistieron Eduardo Rodríguez Dávila, viceministro de Transporte de Cuba; Jorgelina Pestana Mederos, presidenta del Gobierno en Villa Clara; directivos del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba y funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba.

Juventud Rebelde

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.