Posada Carriles suelto es un peligro

Lea más de: , , , , , ,

Por Deisy Francis Mexidor

Luis Posada Carriles

Luis Posada Carriles es la rata del imperio, afirmó hija de un mártir venezolano al conocer que ese terrorista internacional declaró en Florida que sigue siendo un soldado de Estados Unidos.

Rosalba Álvarez García, hija menor de Ramón Antonio Álvarez, asesinado por Posada Carriles en junio de 1972, explicó anoche a Prensa Latina que el calificativo de rata es lo más despreciable que puede decírsele a una persona en Venezuela.

Cuando dieron hace unos días la noticia de que la justicia lo absolvió de cargos por mentiroso nos indignó, y el que ahora haga conferencias de prensa donde plantee que Washington sigue teniendo en él a un soldado, es un peligro, precisó Álvarez.

Tenía ella poco más de dos años cuando perdió a su papá, cuyo cadáver apareció con evidentes huellas de torturas, junto al de Rafael Botini Marín, en el Parque Washington, de Caracas, dos días después de su detención por Posada, el llamado comisario Basilio de la policía secreta venezolana (DISIP).

Vinculado a la CIA desde 1960, entrenado en las técnicas de tortura y de represión, este terrorista fue enviado por la Agencia Central de Inteligencia estadounidense a Venezuela, donde fue jefe de operaciones de la DISIP entre 1967 y 1974.

En total son nueve familiares de Rosalba Álvarez los que “resultaron masacrados y desaparecidos durante una etapa triste en la historia
venezolana advirtió, en la cual Posada Carriles se encargó de entrenar a individuos que continuaran la misma labor represiva”.

Posada Carriles quedó exonerado de culpas el 8 de abril de 11 cargos menores relacionados con fraude migratorio en un tribunal del Paso,
Texas, donde fueron ignorados los argumentos acerca de su extenso expediente terrorista.

En Coral Gables, sur de Florida, donde realizó este miércoles su primera rueda de prensa después del veredicto, afirmó que se reintegrará “sin encono ni rencor” a la comunidad.

El terrorista internacional enfatizó no estar cansado para mantener su lucha “por Venezuela, Cuba y América”, una revelación que apunta a sus
intentos por desaparecer los proyectos sociales y los líderes políticos que no son del agrado de la Casa Blanca.

El encuentro con los periodistas coincidió justo el día en que sus “socios” le ofrecieron una cena en Miami para agasajarlo, donde el costo del cubierto fue de 40 dólares.

Lo que hizo Posada destruyó a toda mi familia. No nos hemos podido recuperar de esa pérdida y hoy nos sumamos al dolor de otras familias
que también son víctimas del terrorista, señala esta mujer cubano-venezolana, a quien le duele demasiado no tener vivencias de su padre.

Hace más de cinco años Caracas solicita la extradición de Luis Posada para ser juzgado en Venezuela, de donde se evadió de una cárcel en 1985.

Allí cumplía condena por su participación en la explosión de un avión civil cubano con 73 personas a bordo, el 6 de octubre de 1976.

“Posada suelto es un peligro. No puedo imaginar que un familiar mío esté en lo adelante en el momento y lugar equivocado”, como justificó
el terrorista la muerte de joven italiano Fabio Di Celmo, víctima de las bombas que él mismo mandó a poner en 1997 en los hoteles de La
Habana.

Seguro del amparo que recibe su cliente en Estados Unidos, el abogado Arturo Hernández apostilló que no le preocupaba por ahora, ni veía
como acción probable, la extradición de El Bambi.

Sin embargo, “me queda la esperanza de que se haga justicia. Esa justicia de los pueblos no prescribe jamás como tampoco prescriben las
acciones por actos de terrorismo”, subrayó Rosalba Álvarez.

(Prensa Latina)

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.