Los jóvenes, el proyecto de Constitución y la subversión enemiga

Lea más de: ,

Por Fidel Rendón Matienzo

0913-Los jóvenes con el presente y futuro de la nación

Ahora que en los primeros dos meses y medio del curso escolar 2018-2019, al debate del Proyecto de Constitución de la República de Cuba se suman los estudiantes mayores de 16 años, no puede soslayarse la altísima responsabilidad que asumen los jóvenes con el presente y futuro de la nación.

“La Carta Magna es una norma pétrea, que puede regir la vida de un país 40, 50, 60 años e, incluso, las hay con más de un siglo, de modo que si bien se trata de la Constitución de todos y para todos los cubanos, lo será aún más de y para las nuevas generaciones”, dijo recientemente a la ACN Raúl Alejandro Palmero Fernández, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria.

“No sirve entonces que solo hagamos acto de presencia en la asamblea, tampoco que hablemos por hablar. Se impone un real protagonismo, la participación activa, consciente, responsable, propuestas bien pensadas, reflexiones que aporten al debate”, acotó el también miembro del Consejo de Estado y uno de los 33 diputados que integran la Comisión redactora de ese documento.

A su vez el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel señaló que en este proceso “resultan fundamentales los criterios del sector educacional, caracterizados por su profundidad y madurez,  sin olvidar que es uno de los más sometidos a los proyectos de subversión enemiga, “de ahí la
necesidad del trabajo político, de la convocatoria y el quehacer diferenciado y ameno con nuestros jóvenes”, subrayó días antes del inicio del curso escolar.

Como una experiencia sin precedentes para el estudiantado en la Isla calificó Susely Morfa González, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, la posibilidad que tienen los miembros de las organizaciones estudiantiles de aportar ideas al Proyecto de Constitución.

En un encuentro con representantes de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), en La Habana, les exhortó a que se preparen para participar en el enriquecimiento y la conformación de la Ley de leyes, en aras de alcanzar un mejor país.

“Debemos lograr que cada centro sea lo que deben ser las escuelas: talleres formadores de hombres y mujeres virtuosos y capaces”, señaló entonces Morfa González, a lo cual agregaríamos el imperativo de que también estén siempre atentos y en guardia, ante las pretensiones imperiales de querer corromper a la juventud, desmoralizarla, pervertirla.

ACN

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.