La oposición venezolana no se ha deslindado de la violencia: Diosdado Cabello, en mesa de diálogo entre gobierno y derecha

Lea más de: , , ,

TeleSur-

Presidente Maduro logró que la MUD asistiera al diálogo en Miraflores

El presidente de la República, Nicolás Maduro, recibe este jueves en el Palacio de Miraflores, en Caracas, a representantes de la oposición venezolana, agrupados en la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD), quienes tras ocho semanas de haber sido convocados reiteradamente por el jefe de Estado, aceptaron participar en el diálogo impulsado a través de la Conferencia Nacional por la Paz.

“Estamos desde el Palacio Presidencial de Miraflores, en el encuentro por la paz, en el diálogo por la paz, que gracias al trabajo que se ha hecho de acercamiento por parte de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Vaticano y la voluntad política manifiesta de los diferentes sectores políticos, están aquí convocados”, expresó en cadena nacional de radio y televisión.

Asimismo, saludó a los diferentes actores de la escena política nacional que acudieron al llamado al diálogo.

“Quiero saludar la presencia de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a su coordinador Ramón Guillermo Aveledo; el diputado Henry Ramos Allup (dirigente del partido socialdemócrata Acción Democrática); el gobernador de Miranda, Henrique Capriles; Andrés Velásquez, por la Causa R; el gobernador de Lara, Henri Falcón; el gobernador de Amazonas, Liboria Guarulla; Omar Barboza (dirigente del partido Un Nuevo Tiempo), y Simón Calzadilla, del Movimiento Progresista”.

Por la corriente revolucionaria asistieron los miembros de la dirección del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, Blanca Eekhout, Cilia Flores, Elías Jaua y Jorge Rodríguez; el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, el gobernador de Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz; Didalco Bolívar, dirigente del partido Podemos, y José Pinto, secretario general de los Tupamaro.

El jefe de estado saludó además la presencia de los invitados internacionales: el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, y los cancilleres de Colombia, María Holguín; de Ecuador, Ricardo Patiño, y de Brasil, Luis Figueiredo, los tres últimos representantes de Unasur.

También, se encuentran el diputado Pedro Pablo Fernández,el diputado Hiram Gaviria, el periodista Vladimir Villegas, el periodista José Vicente Rangel, el diputado Elvis Amoroso y Leopoldo Puchi, agregó.

Este encuentro se acordó el martes pasado, cuando el mandatario venezolano dirigió una reunión preparatoria con la dirigencia opositora, en la que participaron cancilleres de los países miembros de la Unasur.

El jefe de Estado ha dicho que la solicitud de su Gobierno a la instancia regional, de participar en la Conferencia Nacional por la Paz, se dio como una respuesta a la necesidad de congregar a la MUD, que había rechazado y condicionado los diálogos del Ejecutivo, en un mismo espacio para discutir temas de interés nacional.

En esa oportunidad, los voceros de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, Henri Falcón y Omar Barboza, mostraron su disposición a aceptar el espacio que, desde el 26 de febrero, les tendía el jefe de Estado, cuando desde el Palacio de Miraflores lanzó la Conferencia Nacional por la Paz.

Patiño: Unasur se siente honrada de acompañar a Venezuela en el proceso de diálogo

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, manifestó este jueves que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) “se siente honrada de acompañar al pueblo de Venezuela en el proceso de diálogo”, que se da entre el Ejecutivo y representantes de la llamada Mesa de la Unidad (MUD), en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Dijo que la organización suramericana “no podía quedarse tranquila cuando hermanos venezolanos estaban siendo heridos o asesinados en situaciones de violencia”, que se desarrollan en el país desde el pasado 12 de febrero por parte de sectores de extrema derecha.

Consideró que con los avances que se han dado esta semana es probable que se “alcancen acuerdos para la concordia y la paz en Venezuela”.

“Reciban nuestro respeto y nuestro afecto; en toda América estamos pendientes, optimistas y esperanzados”, expresó.

Patiño, junto a los cancilleres María Ángela Holguín (Colombia) y Luis Figuereido (Brasil), visitó el país el 25 y 26 de marzo pasado, cuando se reunieron con representantes de la Iglesia católica, empresarios y estudiantes bolivarianos y de la derecha, tras lo cual emitieron un comunicado en el que se instó a deponer todas las acciones violentas en el país y se condenó “cualquier tentativa de ruptura del orden constitucional”.

A la reunión de este jueves asisten el presidente de la República, Nicolás Maduro; el vicepresidente Ejecutivo, Jorge Arreaza; el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello; el vicepresidente para el Área Económica, Rafael Ramírez, y el alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, entre otros integrantes del Ejecutivo nacional.

Por la MUD, se encuentran presentes Hiram Gaviria, los diputados Omar Barboza, Andrés Velásquez y Julio Borges, así como el gobernadores de Lara, Henri Falcón; de Miranda, Henrique Capriles, y de Amazonas, Liborio Guarulla, entre otros integrantes de la coalición opositora.

El camino de Venezuela es el reconocimiento y la paz con justicia

La búsqueda de paz para alcanzar la justicia, la construcción de un modelo de coexistencia, la rotunda condena a la violencia como método político, el reconocimiento del chavismo como una poderosa corriente política y el respeto a la Constitución de la República, fueron los puntos planteados por el presidente Nicolás Maduro en el primer encuentro de diálogo con representantes de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), efectuado en el Palacio de Miraflores, este jueves.

Es necesario “buscar la paz con justicia” pues “no nos pueden imponer la violencia a todos”, señaló el Mandatario Nacional con respecto a las llamadas “guarimbas”, promovidas por grupos terroristas durante las últimas semanas, como parte de las acciones desestabilizadoras que han causado 39 asesinatos, heridos y daños a instituciones del Estado.

Maduro recordó que el Gobierno Nacional combate escenarios de violencia en estricto apego a la Constitución Bolivariana, pues solo en el marco de este instrumento legal “ganamos todos”.

Antes de esta reflexión, Maduro preguntó a los representantes de algunos partidos de oposición presentes en la jornada, qué hubiesen hecho, cómo hubiesen actuado, si producto de la violencia fascista él hubiese salido de la Presidencia.

“Si hubiésemos sido débiles y las guarimbas nos sacan de aquí, ¿a quién iban a poner? ¿Es la violencia el método? Nadie ganaría nada -en este camino-, todos perderíamos todo”, señaló el Presidente.

El debate de la noche de este jueves, resaltó el Mandatario, se concretó “gracias al trabajo que se ha hecho de acercamiento por parte de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Vaticano y la voluntad política de los diferentes sectores políticos, aquí convocados”, indicó.

Un debate para la coexistencia

Maduro recordó que esta reunión, la cual se consolida tras una convocatoria que hizo el Estado desde hace ocho semanas, no se trata de una reunión para hacer “pactos”, por el contrario, este encuentro busca lograr el reconocimiento, la convivencia y la tolerancia mutua.

En ese sentido, invitó a representantes de la MUD a incorporarse a la comisión política de la Conferencia Nacional de Paz, y de esta manera “buscar el camino de los reconocimiento y no el camino de los atajos”.

Durante su intervención, Maduro explicó que una cosa es la protesta, actividad que cuenta con todas la libertades para su realización de acuerdo con lo expresado en la Constitución Bolivariana, e indicó que si la MUD quiere protestar todos los días, lo puede hacer, siempre y cuando esta acción se lleve a cabo en términos pacíficos y no desde una actitud violenta.

“Yo les pido, dentro de los debates que vamos a dar, que hagamos una condena conjunta de la violencia (…) Hay que hacer un llamado con el respeto de la Constitución. Rechazar la violencia es vital, es necesario”, enfatizó Maduro, quien agregó: “No se puede llamar lucha política o protestas justa quemar una universidad. No se puede llamar lucha política quemar un preescolar con niños adentro. No se puede llamar protesta justa la quema de un camión de alimentos”.

Recordó que producto de las manifestaciones violentas convocadas por la oposición para lograr su salida en el poder, se ha emprendido una acción golpista, al margen de la Constitución.

“Cuánto daño ha hecho el llamado a la salida (…) ¿A quién beneficia eso (la violencia)? ¿ A la democracia? ¿ A la comunidad? Eso no beneficia a nadie”, destacó Maduro, quien pidió a miembros de la MUD incorporarse a la comisión de la verdad creada por el Estado, para que la violencia en el país no se repita, así como desarrollar planes de trabajo que combatan la inseguridad, la criminalidad y los antivalores presentes en la sociedad.

“Trabajar unidos no implica que nos quedemos mudos sobre nuestros puntos de vista en el marco de lo que creemos”, expresó.

Presencia de paramilitarismo

Durante el desarrollo de la jornada, el gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, tomó la palabra y cuestionó la acción de supuestos estudiantes venezolanos que en realidad son actores terroristas financiados desde el Gobierno de los Estados Unidos, para derrocar el gobierno de elección popular del presidente Maduro.

“¿Luchas pacíficas? ¿Han visto todo lo que ha ocurrido y lo llaman pacífico? ¿De verdad que el alcalde de San Cristobal (Daniel Ceballos) es inocente, es un luchador pacífico?,¿Hay o no hay paramilitares ahí?. Esa es la pregunta que nos tenemos que hacer”, indicó el gobernador.

El pasado 4 de abril, Maduro indicó que se debe continuar con la investigación y capturas de criminales que pretenden generar el caos y la violencia en el país, esto luego de la captura de tres ciudadanos en los estados Táchira y Barinas, vinculados con el paramilitarismo y el narcotráfico.

Estos sujetos, informó el Presidente en esa ocasión, responden a los nombres de Hugo Alberto Nuncira Soto, quien presenta solicitud de difusión roja por la Policía Criminal Internacional (Interpol, por sus siglas en inglés); Adrison Freidere Mosquera; solicitado por el delito de contrabando y quien durante el momento de la captura fue hallado con un fusil de guerra y cartuchos calibre 7.62, entre otras municiones, y Gabriel Alejandro Reyes Beltrán, uno de los narcotraficantes más buscados por autoridades internacionales.

“Ellos (los criminales detenidos) querían aplicar los métodos del terrorismo colombiano, del paramilitarismo colombiano, que es amedrentar al pueblo, a los comerciantes”, denunció Maduro, tras anunciar los nombres de los detenidos.

La denuncia fue respaldada por el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, quien acotó que en los hechos de violencia del país, de acuerdo con datos de las investigaciones lideradas por este despacho, está involucrada “la manos del paramilitarismo colombiano” y de Álvaro Uribe, “uno de los financiadores y quien propicia las actividades del partido derechista Voluntad Popular en Venezuela”, con el propósito de derrocar al Gobierno constitucional de Nicolás Maduro.

El chavismo: una corriente histórica formada por millones de venezolanos

En la actividad de este jueves, Maduro recordó que el chavismo edificado a través de la Revolución Bolivariana, proceso transformador liderado por el comandante Hugo Chávez, se ha consolidado en una corriente revolucionaria de origen nacional, que hoy es expresada en la voz de millones de venezolanos.

“Somos el resultado de una poderosa corriente revolucionaria, bolivariana, de origen nacional, reivindicadora de las tres raíces. Somos una realidad social, política y humana. Somos la voz de millones de venezolanos”, destacó Maduro, durante la jornada de diálogo.

El mandatario recordó el legado del comandante Hugo Chávez en la lucha contra los factores que pretenden perturbar la democracia venezolana.

“Debo traer el recuerdo del comandante Chávez, la admiración por la manera valiente, firme, serena, clara con que supo conducir la Patria en momentos en que él vivió el asedio, la agresión permanente”, indicó.

En ese sentido, Maduro recordó que hace 12 años, el país vivía momentos de angustia, en un contexto similar al que hoy existe en la sociedad, esto con referencia al golpe de Estado que grupos de derecha amparadas por las cúpulas empresariales, dieron contra Chávez el 11 de abril de 2002.

Tomado del Sitio Cuba Información

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.