La AHS tiene que ser un látigo contra el conformismo y la complacencia

Lea más de: , ,

Por Varios autores*

K19go2_16-10-2018_22.10.47.000000

Bullen por estos días en la Asociación Hermanos Saíz (AHS) nuevos aires cargados de entusiasmo y voluntad de hacer, con motivo de la celebración del 3er. Congreso de la organización. Talento joven convocado para pensar y hacer crecer atractivas propuestas nacidas del apego a un compromiso con las más sólidas esencias culturales nacionales, que marcan el sello de lo auténticamente cubano. Así, en distintas locaciones culturales de la capital sesionaron este martes las comisiones de trabajo que diseccionan los caminos por recorrer de la joven vanguardia artística.

El trabajo en la Comisión Funcionamiento de la Casa del Joven Creador (CJC), reunida en el Salón de Mayo del Pabellón Cuba, ofreció la oportunidad de contrastar experiencias y asimilar prácticas exitosas en los diferentes territorios del país. Y si bien no es posible extrapolar las singularidades que caracterizan a cada provincia, compartir formas de hacer, soluciones, y aproximaciones varias a la vida interna de la organización, aporta relevantes referentes que guiarán los derroteros de la AHS en lo adelante.

La presencia de María Elena Salgado, viceministra de Cultura, así como de una nutrida representación de los directores provinciales de este sector, convocados a propósito de los debates, constata el marcado interés por estrechar las relaciones entre ambas instituciones y demuestra el papel protagónico que ha ganado la Asociación Hermanos Saíz con el trabajo cultural desarrollado.

El periplo por las diferentes experiencias de las CJC del país señaló urgencias a atender, como la situación de Cienfuegos y Artemisa, que aún no cuentan con espacios propios, o el crítico estado constructivo y material de la filial de la Isla de la Juventud. Asimismo, se habló sobre los problemas que presentan los inmuebles en otros territorios, cuya solución transita por la planificación de inversiones.

Mención especial ameritan los retos y las oportunidades que ofrecerá la nueva estructura de la Casa del Joven Creador si de funcionamiento interno se trata. La misma apunta a la autonomía en el control del presupuesto y al ajuste de las plantillas de trabajadores a las particularidades de cada filial, sobre la base de las ya existentes.

Otro asunto que guio los acentos colocados en este debate fue la necesidad de implementar una infraestructura tecnológica como mecanismo de promoción y creación cultural, en correspondencia con las exigencias de los tiempos presentes, en los que cada vez adquieren mayor protagonismo las redes sociales.

Al respecto, quedó patente la voluntad del Ministerio de Cultura de colaborar con el crecimiento cualitativo y material de las filiales de la Asociación a través del establecimiento y la sistematicidad de las normas de relación con las direcciones provinciales de Cultura, proceso que demanda creatividad en su implementación para rehuirle al burocratismo que con frecuencia lacera la creación cultural.

Promoción cultural y nuevas tecnologías

¿Cómo se realizan las estrategias promocionales en las programaciones de nuestros medios de comunicación masiva?, ¿cómo usar la informatización en el trabajo cultural?, ¿cómo nos apoyamos en las nuevas tecnologías para llegar más a los jóvenes? Esas fueron interrogantes que se debatieron en la Comisión Promoción cultural y nuevas tecnologías.

Son temas que llegan a esta cita con mucha fuerza, a juicio del escritor santiaguero Yunier Riquenes, a partir de la necesidad que hoy existe de conectar tanto con las comunidades conectadas en la red de redes como con las que no lo están, desde la promoción, la circulación y el consumo de los productos culturales. «Hay que darle valor y uso a lo que se produce en las páginas web para que no pase inadvertido», agregó.

La preocupación de Marleidys Muñoz, realizadora audiovisual, está relacionada con las personas que velan por el cumplimiento de la política cultural, en correspondencia con los verdaderos valores identitarios. No siempre tienen las competencias profesionales ideales, enfatizó, por lo que en la selección intervienen otras muchas mediaciones.

Otro santiaguero, Enrique Pérez Fumero, alertó sobre las deficiencias en la promoción que hoy laceran la calidad de las propuestas culturales. Mientras, el trovador Rey Montalvo llamó la atención sobre cuánto queda por hacer desde la AHS para cambiar las representaciones sociales que se tienen de ella. «Todavía nos ven como esos jovencitos entusiastas y no a la altura de la vanguardia por la que fue creada la AHS», apuntó.

En el tema de las nuevas tecnologías, la tunera Orietta Domínguez alertó que hay que explotar más las herramientas propias de internet y no reproducir los discursos de los medios tradicionales. «Quizá no tengamos lo más actualizado en tecnología, pero se requiere pensar cómo hacer mejor la promoción desde el conocimiento, para legitimar y construir identidades», añadió.

La Comisión —que contó con la participación de Roberto Montesino Pérez, jefe del Departamento de Propaganda y Cultura del Comité Central del Partido; Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura; Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC; Alfonso Noya Martínez, presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión; Rubiel García González, presidente de la AHS, entre otros invitados— ponderó la necesidad de encontrar estrategias que conduzcan los procesos comunicativos.

Enseñanza artística

En el debate que tuvo lugar en la comisión sobre la Enseñanza Artística, la actriz holguinera Karelia Fernández resaltó la importancia de potenciar en los más pequeños el conocimiento de las raíces culturales de la nación, pues suelen estar demasiado expuestos a propuestas alejadas de lo tradicional.

Otros delegados agregaron que se dedican muchas horas a la historia de la música universal y a dominar obras clásicas; sin embargo, por lo general las oportunidades que encuentran los egresados están en las orquestas populares.

Indira Fajardo, de Crítica e Investigación, propuso que la AHS incorpore estudiantes en proyectos que lleguen hasta las comunidades y favorezcan su formación humanista. «Todos debemos sentir esa responsabilidad compartida entre las escuelas, la AHS, las instituciones y otros espacios en los que se pueda incidir», manifestó.

Y Roberto Carlos García Ramos, graduado de actuación y con experiencia de 14 años como profesor en Granma, consideró que cada escuela de arte debe parecerse a las características de su territorio. Explicó que utilizar a veces los mismos criterios puede ser desfavorable, pues en la capital, por ejemplo, los niños crecen con acceso a teatros y disímiles opciones, mientras en zonas alejadas otros nunca han visto una obra, lo cual no significa que tengan menos talento.

No se trata de cambios sustanciales cuando de estatutos y reglamentos de la AHS se habla. El objetivo de esta Comisión ha sido actualizar el lenguaje, las prácticas y precisar aspectos relacionados con su funcionamiento y organización a partir de los nuevos tiempos, sobre todo en este mundo digital. En tal sentido se habló de concretar una estructura que facilite la creación artística de sus miembros para que sea totalmente provechosa, no solo para ellos sino para un público ávido de propuestas culturales valiosas y de calidad.

Provechoso intercambio

La AHS es una organización esencial para lo que queremos lograr en este país y no solo desde el punto de vista de la cultura, sino de todo lo que necesitamos, aseguró Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura, al intercambiar con los delegados e invitados al 3er. Congreso de la joven vanguardia de artistas y creadores del país.

En tal sentido significó que la Asociación tiene que ser un látigo contra el conformismo y la complacencia. «La cultura cubana necesita de ustedes, de su contribución, de la profundidad de sus debates y de lo que se propongan en representación de lo más puro y genuino de nuestros creadores y artistas».

Señaló que la organización tiene el reto de concebir una obra de gran calidad y contribuir a la espiritualidad de la nación. «Las opiniones de ustedes son esenciales para retroalimentar el trabajo de las instituciones y evaluar el momento cultural y creativo del país. No se puede pensar nuestro socialismo sin la cultura y sin ustedes, para seguir avanzando en el verdadero camino de la liberación y emancipación», dijo.

Las instituciones deben mejorar mucho todavía, sin duda, pero Cuba puede sentirse orgullosa por todo lo que ha conseguido en el arte y la cultura, a pesar de los obstáculos económicos, afirmó el titular, quien ofreció detalles a los presentes sobre el amplio proceso de transformación que se lleva adelante en el Ministerio.

«Debemos mejorar mucho en la eficiencia de las instituciones, en el cumplimiento de sus funciones, por eso es esencial el punto de vista de ustedes para perfeccionarlas. Los convido a pensar en cómo ser más útiles desde el arte, sin teques ni aburrimientos, y también a participar más en las redes sociales, como espacios de diálogo y construcción.

«Cuanto se hace debe repensarse para cumplir mejor con las expectativas de la sociedad, y especialmente con las de los jóvenes. La realidad ha cambiado y el panorama cultural es muy complejo, por lo cual la labor del Ministerio, de las organizaciones, instituciones y los creadores es más importante.

«Privatizar la cultura no es una opción en Cuba, por ello siempre defenderemos el sistema institucional y continuaremos destinando gran parte del presupuesto a la enseñanza artística y a la programación. Nunca permitiremos un apagón cultural», señaló.

*Yuniel Labacena Romero, Lisandra Gómez Guerra, Yasel Toledo Garnache y Dayne Fonseca Moya.

JR

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.