Josefina Vidal: “El derecho de los estadounidenses de visitar libremente Cuba se verá más restringido”

Por Anniet Navarrete Romay

josefinavidal

Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, refirió este miércoles que las nuevas medidas de Washington contra Cuba, que limitan los viajes de sus ciudadanos a nuestro país y los negocios con determinadas entidades nacionales, confirman el “serio retroceso” de las relaciones bilaterales bajo la administración de Donald Trump.

Según  la diplomática, las regulaciones anunciadas ayer y que entran en vigor este jueves “implican un recrudecimiento del bloqueo y de la prohibición de viajar a Cuba de los estadounidenses”.

“Las medidas confirman el serio retroceso que ha tenido lugar en las relaciones bilaterales, como resultado de las decisiones adoptadas por el gobierno del presidente Donald Trump, y no ocultan su trasfondo subversivo, dado que alienta a los viajeros a realizar actividades de este corte para justificar la legalidad de sus visitas a Cuba”, señaló la diplomática.

Sobre las entidades señaladas por el Departamento de Estado, Vidal agregó que “se trata de una lista arbitraria, integrada por una diversidad de entidades cubanas supuestamente vinculadas, de manera infundada, al sector de la defensa y la seguridad nacional. En ella se incluyen desde los ministerios de las Fuerzas Armadas y del Interior, la Policía Nacional Revolucionaria, las Tropas Guardafronteras, empresas, sociedades anónimas, la ZED Mariel, las Terminales de Contenedores de Mariel y La Habana, más de 80 hoteles en toda Cuba, agencias de viajes, tiendas, principalmente las ubicadas en el centro histórico de La Habana Vieja”.

Sin embargo, los anuncios de Washington generaron una ola de rechazo en varios sectores de la sociedad norteamericana, la cual sí está de acuerdo con  el acercamiento entre los dos países.

El Consejo Nacional de Comercio Exterior (NFTC) de Estados Unidos consideró contraproducentes las restricciones de la administración Trump, mientras que Jake Colvin, vicepresidente del NFTC manifestó que limitar a las compañías de su país para participar en la Zona Especial de Desarrollo Mariel impide que los estadounidenses tomen parte en una actividad económica potencialmente beneficiosa para los trabajadores y el pueblo cubano.

Asimismo lo hizo la senadora demócrata Dianne Feinstein, quien en su cuenta de Twitter expresó  que «aislar al pueblo cubano no sirvió a los intereses estadounidenses antes y ciertamente no lo hará ahora».

Estas medidas  son anunciadas a solo una semana de las votaciones contra el Bloqueo en la ONU, momento en el que Cuba obtuvo el apoyo de 191 naciones.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.