Golpe a golpe, así caminó el #boxeo

Lea más de: , , ,

f0066817

Nuevamente el boxeo cristalizó un cierre decisivo en el que, como dijo el técnico Rolando Acebal, nuestros dos últimos finalistas salieron a ganar “de todas, todas”.

Los oros de Robeisy Ramírez (56 kg, sexto bicampeón olímpico de Cuba a sus 22 años de edad), Arlen López (75) y Julio César la Cruz (81), sumados a los bronces de Johanys Ar­gilagos (49), Lázaro Álvarez (60) y Erislandy Savón (91), ubicaron al elenco en el segundo escaño del medallero (3-0-3), aventajado por Uzbequistán (3-2-2), que también presentó equipo completo.

Detrás les siguieron Kazajstán (1-2-1), Fran­cia (1-1-2), Rusia (1-1-2), Brasil (1-0-0), Azer­baiyán (0-1-1), Gran Bretaña (0-1-1), Estados Unidos (0-1-1), Colombia (0-1-0), China (0-0-1), y otro grupo de países con solo un bronce.

Cuba llevó a Londres 2012 ocho exponentes y consiguió dos títulos e igual cantidad de bronces. Aquellos premiados repitieron en di­ferentes divisiones, como Robeisy Ramírez, oro en los 52 kg cuatro años atrás, y el monarca de entonces en los 64, Roniel Iglesias, eliminado en los 69. Lázaro Álvarez, tercero de la cita londinense en los 56 —ascendido a los 60—, volvió a ocupar la misma plaza; mientras Yasnier Toledo, bronce en los 60 en el 2012, no pasó de su segunda salida en los 64 kg.

REALIDADES SOBRE EL RING
No pocos aficionados presagiaron más de tres oros para la decena de pugilistas cubanos, vaticinios lanzados, esencialmente, a partir del éxito de los Domadores sobre los Corazones de León británicos, primer lugar que selló su impecable trabajo en la VI Serie Mundial. Los vencedores acumularon 56 victorias en 60 salidas, ro­tando sobre el encerado a 20 pugilistas.

Aun cuando nuestros hombres sobre el ring en esta Olimpiada no alcanzaron el propósito de sobrepasar los tres títulos, a la luz de la actuación general de la delegación, vuelve el boxeo a ser una de las disciplinas —junto a la lucha grecorromana (2-1-0) con cuatro competidores— de ma­yor eficiencia.

El jefe de entrenadores Rolando Acebal, consultado por Granma después de efectuados varios carteles, consideró difícil sobrepasar los tres oros, debido a la calidad mostrada por los rivales en esta lid de nuevo formato, en la que cuando algunos están casi terminando su faena, otros no han debutado.

Se conoció que varios jueces-árbitros quedaron excluidos de la competencia por la Asociación Internacional de Boxeo debido a reclamaciones frente a desacertados veredictos. Acebal en ningún momento achacó a esas decisiones erradas los reveses de Lázaro Álvarez, Roniel Iglesias, Yasnier Toledo y Erislandy Savón, quienes pudieron hacer más por el triunfo, según ratificó el jefe de entrenadores una vez concluido el evento.

TRES MONARCAS DEL ORBE CON ORO

En las 25 ediciones olímpicas del boxeo, Estados Unidos mantiene el liderazgo con 50 preseas doradas, 24 plateadas y 39 de bronce. Sin embargo, trajo a Río seis contendientes (49 kg, 52, 56, 60, 64, 75) que resultaron reducidos a la presea plateada de Shakur Ste­venson (56) y al bronce de Nico Miguel Her­nández (49). Cuba ascendió a 37 de oro, permanece en 23 de plata y elevó a 41 sus terceros lugares.

De los 286 boxeadores de 76 naciones que rivalizaron, solo dos monarcas de la cita londinense, Robeisy Ramírez y Roniel Iglesias, animaron la fiesta, en una batalla donde se involucraron los diez campeones del mun­dial de Catar 2015 y únicamente Arlen López (75), Julio César la Cruz (81), el ruso Evgeny Tishchenko (91) y el francés Tony Yoka (más de 91) tocaron la gloria olímpica, amén de otros dueños de plata y bronce del orbe eliminados en el camino.

CAMPEONES POR DIVISIONES

49 kg: Hasanboy Dusmatov (UZB). 52: Sha­khobidin Zoirov (UZB). 56: Robeisy Ra­mí­rez (CUB). 60: Robson Conceiçao (BRA). 64: Fa­z­liddin Gaibnazarov (UZB). 69: Daniyar Yeleu­ssinov (KAZ). 75: Arlen López (CUB). 81: Julio César la Cruz (CUB). 91: Evgeny Tishchenko (RUS). Más de 91: Tony Yoka (FRA).

Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.