Fabricaciones políticas que Cuba conoce muy bien

Lea más de: , , ,

Por Redacción de Razones de Cuba

Este lunes, el Director General de Estados Unidos de la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, reafirmó que la negativa del Departamento de Estado de regresar el personal diplomático a su embajada en La Habana responde a motivaciones políticas.

Carlos Fernández de Cossío, director general de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de Cuba, ofrece declaraciones a la prensa sobre negativa del Departamento de Estado de EEUU de regresar diplomáticos a la isla, en la sede de la cancillería cubana en La Habana, el 5 de marzo de 2018. ACN FOTO/Jorge LEGAÑOA ALONSO/sdl

Carlos Fernández de Cossío Foto: ACN

“El anuncio del departamento de estado del pasado 2 de marzo se basa en una fabricación política, una más que se suma a la larga historia de hostilidad que el pueblo de Cuba conoce muy bien”, dijo.

En declaraciones a medios nacionales y extranjeros, Fernández de Cossío explicó que la medida tiene impacto particular para los servicios consulares, pues decenas de miles de ciudadanos se ven obligados a realizar gastos adicionales para viajar a terceros países con la intención de obtener visas temporales o de inmigrantes.

Destacó que la medida tiene un costo humanitario, del cual es responsable el gobierno de los Estados Unidos.

El funcionario, también denunció que EE.UU. ha renovado el uso del término ataques, “cuando conoce con total seguridad que no ha habido ataques, ni ha habido acto deliberado alguno contra sus diplomáticos en Cuba”.

“Es un término cuyo uso entraña mala intención y no se corresponde con el vocabulario ni con el contenido de los intercambios oficiales que hemos sostenido”, apuntó.

En el encuentro con la prensa, el Director General de Estados Unidos se refirió a las falsedades en torno al tema.

Es falso que el personal diplomático haya sido objeto de ataques; es falso que se haya permitido en Cuba, o que pudo haber ocurrido en Cuba por parte de alguien, alguna acción deliberada contra diplomáticos de los Estados Unidos; es falso también que ciudadanos estadounidenses tengan razones para temer por su seguridad en Cuba, enumeró.

Cuba es y seguirá siendo un país seguro, estable y atractivo, dispuesto a desarrollar un diálogo respetuoso y a avanzar con Estados Unidos en temas que atañen la vida de millones de personas, concluyó.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.