Fabio y los Cinco

Lea más de: , ,

Tomado del libro “Fabio, el muchacho de Copacabana”

Fabio Di Celmo, la víctima número 3 478 de las acciones terroristas contra Cuba, tiene una bandera de combate en la lucha por la liberación de los Cinco, como de manera general se denomina a los patriotas cubanos prisioneros políticos del imperio por luchar contra el terrorismo.

Desde que comenzó el movimiento por el regreso de los Cinco, Giustino Di Celmo prometió a los familiares de Gerardo, Fernando, Antonio, Ramón y René que su familia asumiría como suya la causa de estos jóvenes injustamente encarcelados. El padre de Fabio ha cumplido esa promesa.

A pesar de su avanzada edad, Giustino realiza múltiples acciones para que todos conozcan los hechos interconectados con el asesinato de su hijo como prueba irrebatible del “estado de necesidad” que tiene el pueblo cubano de buscar información dentro de los grupúsculos terroristas para evitar nuevos crímenes.

Tres giras por Italia, con la presentación de la primera edición italiana de Il ragazzo del Copacabana, le han permitido visitar cerca de treinta ciudades en las que, apoyado por las organizaciones de amistad con Cuba, ha sostenido encuentros con dirigentes políticos, autoridades del gobierno y, sobre todo, con miles de sus compatriotas a quienes cuenta sobre los hechos terroristas que causaron la muerte a Fabio, les habla de la realidad cubana y les convoca a apoyar la campaña internacional por la liberación de los Cinco cubanos.

No es casual que, en el 2001, al constituirse en Italia el primer Comité por la Libertad de los Cinco, fundado en Lombardía por la Asociación de Amistad Italia-Cuba, el nombre de Giustino Di Celmo encabezara la lista de sus miembros. Asimismo, Giustino forma parte del Comité por los Cinco creado por el Círculo Vittorio Tommasi de Venecia y es el presidente de honor del Comité Fabio Di Celmo, institución organizada en Roma para impulsar la lucha internacional contra el terrorismo y promover la absolución de los Cinco Héroes que guardan tan injusta prisión.

En Canadá, el hermano de Fabio también ha trabajado en pos de que esos jóvenes sean excarcelados y regresen a Cuba. Con Irmita González, la hija de René González Sehwerert, y Aleidita Guevara, hija del Che, Livio Di Celmo recorrió varias ciudades canadiense para participar en actos públicos llevando la verdad sobre la causa de los Cinco.

El pensamiento de Livio en torno a esta lucha, se encuentra en la esencia del mensaje que enviara al Comité Nacional Libertad para los Cinco, el 9 de marzo del 2002:

“De mi mayor consideración,
Mi nombre es Livio Di Celmo. Vivo en Canadá. Mi hermano Fabio Di Celmo falleció el 4 de septiembre de 1997 durante una explosión causada por una bomba que explotó en el hotel Copacabana en La Habana. Esta bomba fue puesta por un mercenario salvadoreño que estaba en la planilla de sueldos del famoso terrorista ex-miembro de la CIA, Luis Posada Carriles, y la mafia cubana-americana de Miami.

Mi hermano fue una víctima inocente de un acto terrorista financiado y planeado en los Estados Unidos, entre otras cosas. Los Cinco cubanos arrestados en los Estados Unidos con cargos de espiar en realidad estaban tratando de prevenir actos terroristas como el que mencioné anteriormente. Yo apoyo la causa de los Cinco y tengo confianza que se hará justicia cuando el pueblo norteamericano se dé cuenta de los males de su propio país.

En el quinto aniversario de la muerte de mi hermano, me siento obligado a enviar mis pensamientos personales y mis reflexiones para los Cinco Héroes cubanos injustamente apresados. Siéntense con la libertad para usar mi nombre y recordar la muerte de mi hermano y dejemos que se conozca la verdad entre los que tengan una mente abierta y un claro espíritu para comprender donde yacen los verdaderos males del mundo.

Paz y amor,

LIVIO DI CELMO”

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.