Entrevista Online con Jesús Arboleya #Cuba-EE.UU.

Lea más de: ,

Entrevista CompletaP1150466

Jesús Arboleya, Investigador y especialista en el tema de las Relaciones Cuba-EE.UU.  (respuestas a sus preguntas)

storm captain

1.- ¿Hay alguna razón plausible que explique la cortedad del presidente Obama para hacer uso de sus prerrogativas y vaciar de contenido las leyes del embargo-bloqueo?

 Jesús Arboleya:  Tengo la impresión de que Obama comenzó con mucha cautela su política hacia Cuba y ha ido arriesgando más, en la medida en que ésta le ha aportado importantes beneficios políticos dentro y fuera de EEUU.
Ahora evidentemente se siente más seguro
La otra cuestión que debemos entender es que, al margen de lo que diga el discurso, no se trata de una política a favor de Cuba, sino que, desde la perspectiva de Obama, satisfacer mejor los intereses norteamericanos y las medidas que se tomen hay que evaluarlas a partir de su lógica, no de la nuestra.

2.- ¿Cómo entender que de un lado desde el Despacho Oval se pretenda ‘flexibilizar’ las restricciones del bloqueo, y por otro la Oficina de Control de Activos Extranjeros se ensañe en su persecución contra empresas que buscan la ‘sombra’ de esas flexibilizaciones? ¡Cuestión de apariencias o de división de poderes?

 Jesús Arboleya: Aunque no lo parezca, existe coherencia en ambas cosas. La lógica del gobierno norteamericano es que mientras ellos no estén en condiciones de levantar el bloqueo y competir favorablemente en el mercado cubano, deben tratar de impedir, mediante persecuciones y sanciones, que otros se aprovechen para avanzar en este sentido.
A ello indudablemente se suman factores subjetivos, existe toda una generación de funcionarios profesionales que se formaron en la aplicación de las políticas más hostiles hacia Cuba, con vínculos históricos con la extrema derecha cubanoamericana, que hacen todo lo posible por entorpecer la nueva política y tratan de aplicar la ley de
la manera más intransigente.
Muchas veces contra esta burocracia la administración tiene escasa capacidad de control, entre otras cosas, porque se basan para actuar en las propias leyes y norman existentes. Por eso no funciona lo que el gobierno no establezca de manera clara como política oficial. Aquí no vale ni la retórica ni las supuestas buenas intenciones.

3.- Cómo explicar esa ambigüedad, o la de negarse a devolver un territorio que sabe perfectamente está ilegalmente ocupado, o la de mantener a rajatabla y en pleno vigor la probadamente asesina Ley de Ajuste Cubano, que por su permanente incitación acaba de matar ahogados en el estrecho a un grupo de mis coterráneos cienfuegueros en un intento ilegal de salida.

 Jesús Arboleya: Desgraciadamente no es ninguna ambigüedad, sino la manera de
expresarse el pensamiento imperialista. EEUU se siente con derecho para actuar de esa manera en virtud del “destino manifiesto”, que hace tiempo los convirtió en el “pueblo escogido de Dios” desde su propia perspectiva. En eso coinciden Donald Trump y Barack Obama.

IMG_20160317_100432Ana Fernández Sánchez

Unos hablan de que la mayoría del pueblo cubano se muestra escéptico, otros lo catalogan de desconfiado y algunos afirman que el entusiasmo prevalece en los cubanos. ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Será una problemática generacional?

Jesús Arboleya: Tengo la impresión que todo ello está presente, incluso pueden existir
“escépticos desconfiados” y “entusiastas desconfiados”, lo más peligroso sería que algunos se sintieran “excesivamente confiados” y lo mejor es que todos seamos “realistas desconfiados” y estemos en capacidad de comprender con la mayor objetividad posible lo que está ocurriendo y sus causas, así como actuar en correspondencia.
El obvio que por razones de experiencia personal, los más viejos expresemos un mayor grado de desconfianza, incluso una inclinación a rechazo, que se fundamenta en más de medio siglo de luchas. De cierta manera se trata de enfatizar el pasado sobre el presente, algo muy natural y que es la base de las diferencias generacionales en muchos aspectos de la vida.
Los jóvenes miran el presente con énfasis en el futuro y ello los torna más entusiastas, emprendedores y arriesgados, aunque también más inexpertos. Por eso tantas culturas ancestrales rendían culto a la experiencia de los ancianos y dejaban la conducción del presente a los jóvenes más inteligentes, aquellos capaces de combinar ambas cualidades. Lo que en una de sus canciones Almeida identificaba como la combinación ideal entre  “juventud y experiencia”, algo muy provechoso en todos los aspectos de la vida.

Luis Ernesto Ruiz

Si durante su mandato se ha recrudecido el bloqueo, aumentado la cacería a nuestras transacciones comerciales e incrementado el número de multas a empresas que han negociado con Cuba, ¿tenemos algo que agradecerle a Obama, como algunos se apura en afirmar?

Jesús Arboleya:  Lo único que quizá tengamos que reconocer en Obama es que, incluso en función de los propios intereses de EEUU, haya sido más inteligente y
finalmente más decidido que sus predecesores. Pero hace años que la política de EEUU hacia Cuba era un fracaso insostenible, como él mismo ha reconocido, y ello se debe a la resistencia del pueblo cubano y la solidaridad internacional. Obama no nos está regalando nada y tampoco quiere hacerlo con su nueva política hacia Cuba. Hemos ganado una gran batalla, pero quedan muchas por delante.

Hugo Huguet

Jesús Arboleya: Gracias por la oportunidad de participar, mi pregunta es la siguiente? He observado a algunos líderes de opinión de Cuba de calificar de Obamistas a lo que están a favor del proceso que se lleva a cabo. Indudablemente la posición de EEUU tiene como objetivo con métodos más blandos a la revolución, pienso que el reto es afrontar con inteligencia éste nuevo escenario. Considero un error hacer bandos de Obamistas y Anti Obamistas.

La verdad es que no sé a qué líderes de opinión se refiere, yo no he escuchado eso de obamistas y antiobamistas y coincido en que sería un error evaluar su visita bajo estos términos tan simplistas.
Efectivamente, lo que nos impone la nueva situación es ser más inteligentes y políticamente más creativos que nunca, debido a la complejidad del escenario.

IMG_20160317_100432Rodolfo Romero Reyes (periodista):

¿Que posibilidades reales usted cree que tenga cuba sobre la mesa de negociaciones en función de dos temas, la base naval en Guantánamo y el bloqueo?

Jesús Arboleya: El tema del bloqueo está en manos del Congreso de EEUU y por lo tanto exime al poder ejecutivo de resolverlo, aunque sin duda será un reclamo permanente de Cuba. El caso de la Base Naval de Guantánamo si es facultad del gobierno negociarlo, aunque el Congreso también tiene alguna incidencia por tratarse de un acuerdo internacional. Tengo la impresión que el bloqueo no tiene futuro por razones relacionadas con la propia situación interna de EEUU y que el papel del próximo presidente será agilizar o frenar este proceso, pero a la larga el resultado será el mismo. Como dijo el propio Obama se trata de una política fracasada. Lo de la Base tampoco tiene mucho asidero en la práctica, los propios militares han hablado de su escasa funcionabilidad, aunque le han encontrado un sentido como territorio donde no rigen las leyes norteamericanas y esto explica la existencia de la cárcel. Como ves, desde mi punto de vista, lo esencial no es cómo se manejen estos asuntos en el proceso negociador, aunque esto es importante para establecer los requerimientos soberanos de Cuba, sino que factores objetivos determinan su caducidad.

Ana Carla Jiménez Hernández (periodista):

Tengo la sensación de que las relaciones cuba estados unidos han estado totalmente parcializadas en favor del más fuerte. ¿Existe alguna estrategia política en función de poner sobre la mesa temas que nos interesen a los cubanos también o seguiremos atendiendo mansamente sus propuestas?

Jesús Arboleya: A Obama sus opositores lo critican precisamente por lo contrario, o sea, supuestamente por plegarse a los reclamos de Cuba sin obtener nada a cambio. En realidad no sé dónde se fundamenta la conclusión de que hemos aceptado mansamente las propuestas norteamericanas. Precisamente, lo más significativo del proceso negociador, incluso su excepcionalidad dada la asimetría de las partes y las características de la política norteamericana, ha sido que se ha negociado en condiciones de igualdad y respeto mutuo.

Por qué la decisión de venir Obama no fue pospuesta, teniendo en cuenta la situación en Venezuela por ejemplo. Usted cree que si Chávez estuviera en el gobierno, ¿Cuba hubiese retrasado la visita del mandatario estadounidense?, No sé por mera solidaridad con el pueblo venezolano. ¿Esto no denota desesperación?, un gobierno desesperado puede ser débil y nosotros los cubanos no nos caracterizamos por eso.

Jesús Arboleya: Cuba ha establecido de manera muy clara su posición ante Venezuela y no debe ser casual que tanto el presidente Raúl Castro como el canciller Bruno Rodríguez lo hayan reafirmado antes de la visita, incluso el vicepresidente Díaz-Canel viajó a Venezuela recientemente con este fin. El problema es que el nuevo escenario con Estados Unidos obliga a modificar ciertas prácticas diplomáticas y debemos acostumbrarnos a que los problemas no se dirimen como en el pasado, sin que esto implique renunciar a las posiciones históricas de Cuba. El hecho de que Obama venga a Cuba y aquí escuche las posiciones cubanas respecto a éste y otros temas es una reafirmación de la soberanía cubana.

Ricardo Hernández

¿Qué papel jugará la figura de Obama en el pueblo cubano tanto el revolucionario como el ya conocido disidente?

Jesús Arboleya: Mi aspiración es que el pueblo cubano esté en capacidad de valorar objetivamente la figura de Obama y el significado de su visita a Cuba y lo interprete como un triunfo de la Revolución Cubana, toda vez que ha sido la resistencia del pueblo cubano lo que hizo insostenible la vieja política hacia Cuba. En cuanto a los disidentes no tengo muy claro cómo van a interpretarlo, probablemente existan diversas corrientes al respecto. Quizás algunos estén preocupados, ya que evidentemente muchos de ellos ya no son funcionales a la política norteamericana hacia Cuba, al menos actuando como lo han hecho hasta ahora, aunque el gobierno de ese país no lo reconozca.

¿Tiene algún sentido después que Obama visite Cuba y vea con sus propios ojos los logros de la revolución cubana, y que si el bloqueo desaparece fueran mayores, se mantenga aún esta injusticia?

El bloqueo es una política unilateral e ilegal que incluso afecta a terceros. Durante más de veinte años Estados Unidos desconoció las resoluciones de la ONU al respecto. Si al final es eliminado será por factores objetivos que determinan que sea una política obsoleta, no por razones éticas y mucho menos por la impresión que Obama se lleve de Cuba. No podemos ser ingenuos en este sentido.

12498932_245859232416546_1613859153_nEduardo García

Hola quisiera saber su opinión sobre el futuro de Cuba si sale como presidente de estados unidos Donald Trump o Hillary Clinton gracias

Jesús Arboleya: Todo lo acontecido hasta ahora depende de decisiones ejecutivas que pueden ser variadas por cualquiera que asuma la presidencia de EEUU. En realidad eso es lo que ocurre generalmente en ese país, donde el presidente tiene un amplio rango de autoridad para decidir la política de su gobierno. Lo singular es que en el caso de Cuba el Congreso ha intervenido de manera inusual en la misma y el presidente debe regirse por esas pautas. De cualquier manera, quienquiera sea el próximo presidente de EEUU estaremos en presencia de un nuevo escenario respecto a las relaciones entre los dos países.

Pepe Loco

¿Anda circulando por las redes una supuesta agenda de Obama en Cuba, que usted sabe de eso?

Jesús Arboleya: La verdad es que no sé cuál será la agenda de Obama. Seguro que como tú me enteraré por la prensa.

Ignacio Valdés

¿Que impacto cree que tendrá la visita de Obama a Cuba?

Jesús Arboleya:  Creo que lo más importante será consolidar su política hacia Cuba, la cual le ha reportado importante beneficios políticos, tanto en el plano interno como en política exterior. En el caso de Cuba es una muestra de estabilidad política y un acto de justicia, en tanto es el reconocimiento del fracaso de más de medio siglo de agresiones.

¿Los avances logrados con Obama podrán ser reversibles con las elecciones en noviembre?

Cualquier presidente de EEUU tiene la autoridad para revertir esta política, el asunto es si esto es conveniente para EEUU y posible en términos políticos. Desde mi punto de vista, es irreversible como tendencia, pero eso no impide que se puedan producir retrocesos coyunturales.

Gabriel Varela

¿Los avances entre ambos países pueden ser reversibles considerando las elecciones de noviembre?

Jesús Arboleya: Cualquier presidente de EEUU tiene la autoridad para revertir esta política, el asunto es si esto es conveniente para EEUU y posible en términos políticos. Desde mi punto de vista, es irreversible como tendencia, pero eso no impide que se puedan producir retrocesos coyunturales.

Alejandra Magnalis

¿Qué avances podríamos lograr por Cuba luego de la visita de Obama?

Jesús Arboleya: Eso no lo determinará ninguna visita de Obama. La visita lo que hará es crear mejores condiciones para desarrollar algunos de los proyectos que ya de hecho tiene el gobierno cubano respecto a Cuba. Sobre todo las ultimas medidas que tomó Obama, facilitan la inserción de Cuba en el mercado mundial, especialmente la que tiene que ver con la autorización del uso del dólar en las transacciones financieras cubanas, y sin dudas también aumentarán la presencia de extranjeros norteamericanos en Cuba. Eso no quiere decir que estamos en presencia de una relación normal, el hecho de que un norteamericano tenga que recibir autorización de su gobierno para visitar un país, es de por si una medida totalmente anómala. El hecho de que Estados Unidos haya violado sus obligaciones internacionales durante más de medio siglo, prohibiendo el uso de una moneda, que es la moneda reconocida para el intercambio, demuestra que las cosas, aunque han mejorado, no están definitivamente resueltas. Por lo tanto, yo si creo que la visita de Obama mejora el entorno de la realidad cubana y sus relaciones internacionales, pero por si solo no resuelve ningún problema si nosotros los cubanos no somos capaces de actuar en consecuencia.

Redacción Las Razones de Cuba:

¿Qué mensaje podría enviarle al pueblo cubano ante la visita de Obama a la Isla?

Jesús Arboleya: En primer lugar, que tiene que reconocer que estamos en presencia de un éxito de la Revolución cubana. Que el gobierno norteamericano no nos está regalando nada, sino que no los hemos ganado con nuestra resistencia durante medio siglo.

Segundo, les pidiera que analizaran con la mayor profundidad y objetividad posibles la personalidad de Obama, y que sean capaces de interpretar cuál es la política norteamericana, y cuál es la esencia y la naturaleza de esa política. Los Estados Unidos no quieren nada bueno para nosotros. En definitiva, su política, no solamente hacia Cuba sino también hacia el resto del mundo, es establecer su hegemonía, en función de sus propios intereses. Lo que Estados Unidos está defendiendo aquí son sus intereses, no los nuestros. El pueblo cubano tiene que interpretar eso, y aprovechar la coyuntura de la mejor manera posible, pero sin olvidar que esta es la esencia de la política norteamericana y con ella tenemos que lidiar, de una manera inteligente, pero de una manera también firme y sobre todo políticamente bien orientada.

 

 

 

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.