El bienestar humano como prioridad

Lea más de: , , , , ,
f0059611

El doctor Manuel Calviño recibió el premio por la Obra de toda la vida. Foto: Anabel Díaz

De los nuevos modos de ser y hacer psicología en Cuba, en una época de cambios que exige ante todo la “construcción de fortalezas” ante los nuevos escenarios —donde los actores sociales se multiplican y los roles se modifican, pero los aprendizajes sociales siguen siendo los mismos, y requieren también ser modificados—, disertó el doctor y profesor Manuel Calviño Valdés Fauly, en conferencia magistral que inaugurara la VII Convención Intercontinental de Psicología Hominis 2016.

“Para los psicólogos y psicólogas cubanos se trata de la asunción de un partidismo inequívoco con el bienestar y la felicidad de nuestro pueblo; de una reintegración en los procesos regionales, latinoamericanistas y de desarrollo, en aquella tesis martiana de con todos y para el bien de todos”, refirió el también presidente de la Asociación Latinoamericana para la formación y la enseñanza de la Psicología.

En ese sentido subrayó que no puede ser esta disciplina, apenas un testigo de los procesos sociopolíticos que afectan al individuo, porque la psicología es un medio para intervenir en las transformaciones sociales, y producir también respuestas a los problemas planteados.

“Hay que comprender que lo que hoy está en juego no es solamente un sistema político o un modelo económico, sino la espiritualidad que da vida orgánica a un país. Lo que está en juego al decir de don Fernando Ortiz es el alma cubana”, refirió el experto.

Es un desafío, dijo, que demanda “consensuar nuestros destinos para consensuar nuestras alertas. La tolerancia, el trabajo conjunto, la integración, la coparticipación tienen que empezar por casa”, puntualizó.

Justamente sobre la necesaria función orientadora de la psicología en el contexto cubano actual, la inserción crítica y el compromiso social a que está llamada la profesión, Granma dialogó con el profesor Calviño, para quien “hay un reto interno, propio de la psicología, que es exactamente el desafío de rediseñarse en las nuevas condiciones sociales, ante la aparición de los nuevos modos de vida en el país”.

Al respecto, explicó, “es importante no interpretar los nuevos retos solo en la dirección de favorecer los imprescindibles procesos de crecimiento económico como productor de bienestar, sino que nos toca a nosotros pensar también en el bienestar subjetivo, en los costos probables de ese desarrollo económico frente a este.

“Hay que tener en cuenta la forma en que las personas van a intentar ubicarse en las nuevas condiciones de vida, en los nuevos modelos relacionales, las capacidades no instaladas, no reconocidas por los sujetos provenientes de una historia distinta y en un contexto donde no basta con tener las certezas de las políticas estatales, gubernamentales, sino que hay que construir las certezas ciudadanas, de las personas y grupos. Ello, construyendo precisamente su capacidad de creación y no sumándose a lo que va a suceder, sino a lo que queremos que suceda.

“La psicología tiene que encontrar desde sus conocimientos y la producción de nuevos saberes, la forma de sustentar y apoyar ese proceso. Por ello insisto mucho, no debemos pensar en una psicología que va a crecer como disciplina, sino a extenderse, convertirse en una cultura subjetiva de las personas para poder favorecer un mejor desarrollo y desempeño de su vida”, señaló.

El doctor Calviño comentó que “si hasta ayer bastaba con que fuéramos suscriptores de las políticas, hoy no basta. Hoy tenemos que ser constructores, confirmadores y críticos, porque estas políticas también están probando de alguna manera experiencias que no se conocen; que no estaban previstas originalmente en el modelo de desarrollo. Por lo tanto si en algún momento podríamos ser un poco más tolerantes y menos críticos, hoy debemos ser definitivamente más agudos y más confirmadores de nuestros derechos y exigencias de vida”.

Sobre este aspecto, abundó que en la actualidad “necesitamos de procesos autogestionarios, en el que tienen que emerger nuevas formas, actores y modelos para desarrollarse. Ya no basta con que exista, por ejemplo, una política dirigida a la eliminación de los prejuicios y discriminaciones de diversa índole. Tenemos que promover actuaciones concretas desde la población, desde la base, emergentes, en nuevos  grupos, y eso significa una diversificación muy grande de la sociedad”.

A su juicio, dijo, “los psicólogos siempre hemos tenido una enorme suerte. La máxima dirección del país entiende y ha expresado claramente, que lo primero y fundamental que hay que cambiar es la mente”.

“Es un reto paradojal: construir una nueva mentalidad con la misma mentalidad que tenemos, pero es un reto de desarrollo. Con la misma mentalidad de un niño se construye y educa un adolescente, y con la mentalidad de un adolescente y un joven, se educa y se transforma un adulto. Y es posible. Por lo tanto, yo creo que es posible lo que se nos pide, pero solo articulando consensos, discursos, entendiendo lo diverso como riqueza y multiplicidad de opciones”, subrayó.

Es por este diálogo fructífero que Hominis 2016 apuesta, en un espacio común de reflexión y debate que propone una amplia puesta al día del estado del arte de la psicología y otras ciencias humanas afines, resaltó en las palabras de bienvenida el doctor Alexis Alexis Lorenzo Ruiz, presidente de la Sociedad Cubana de Psicología y del comité organizador.

La cita, que se celebra en el Palacio de Convenciones de La Habana hasta este viernes, incluye la celebración de 26 eventos entre simposios, congresos, jornadas, conferencias, paneles, talleres, pósteres, con la presentación de más de 800 ponencias, y la participación de 46 países de los cinco continentes.

En la apertura de Hominis 2016 se hizo entrega por primera vez de los Premios Nacionales Anuales 2016 de la Sociedad Cubana de Psicología a 18 profesionales por la Obra de toda la vida. Asimismo lo recibieron otros tres en la categoría de Investigación científica, dos en Desempeño profesional en el campo de la psicología y dos en el ítem de Al psicólogo (a) joven. Del mismo modo se realizó un homenaje póstumo a los psicólogos Raúl Fuillerat Alfonso y Rodney Alejandro López Cle­mente.

Tomado de Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.