Develan más acciones sucias para conspirar contra Lula da Silva

Lea más de: , ,

Cada día son más evidentes las implicaciones del juez Sergio Moro en la causa judicial contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, aunque este jueves se conocieron nuevos detalles que involucran también  al fiscal general, Deltana Dallagnol, y al ministro del Supremo Tribunal Federal (STF)  de Brasil, Luiz Fux, en la conspiración para impedir la postulación del líder del Partido de los Trabajadores para la presidencia del país, mediante su encarcelamiento.

Según precisa Telesur, una nueva información muestra la participación de Dallagnol  como interlocutor entre Moro y Fux, y que en abril de 2016,  el fiscal general escribió un mensaje al grupo de fiscales de la causa Lava Jato, informando que había sostenido conversaciones con Fux.
Dallagnol se dirigió igualmente a Moro, enseñándole el mensaje, y este respondió que era «excelente», y que confiaban en Luiz Fux.

Aunque al parecer Moro y Dallagnol cuestionaron la forma en que las conversaciones fueron obtenidas, lo cierto es que poco a poco van saliendo a la palestra pública más detalles que implican a altas figuras de la supuesta justicia brasileña, como Luiz Fux, ministro del STF desde 2011, quien tuvo a su cargo el fallo que impidió a Lula  dar entrevistas y le negó el habeas corpus cuando los abogados defensores recurrieron al Supremo.

Tal como afirmara el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez este jueves en su cuenta en Twitter, «el descrédito, la difamación, la mentira y la falacia en las redes sociales, todas son acciones sucias para conspirar en contra del líder revolucionario»; porque los hechos siguen demostrando los crímenes contra la libertad de Lula.

CINCO IRREGULARIDADES DEL JUICIO CONTRA LULA:

  • Se realizó una operación para que Lula fuera enjuiciado en Sao Paulo y entonces la causa cayera en manos de Sergio Moro.
  • Se utilizó como prueba clave contra Lula un artículo publicado en 2010, en el que se afirmaba que había adquirido un departamento triplex en un edificio en Guarujá, pero la declaración de Lula utilizada como prueba da cuenta de un pago de 47 695,38 reales por un departamento en esa localidad, aunque jamás incluye la palabra «triplex», porque se trataba de un inmueble «simple».
  • Las conversaciones reveladas recientemente confirman las dudas que el propio fiscal Dallagnol tenía sobre las pruebas que sustentaron la acusación contra Lula.
  • El juez Moro coordinó la investigación con Dallagnol, sobrepasando las funciones que le corresponden a un magistrado en un sistema acusatorio, quien debía haberse limitado a conducir el proceso judicial, sin intervenir en la recolección de pruebas del fiscal.
  • La decisión del Supremo Tribunal Federal de autorizar a Lula a participar de una entrevista con el diario Folha alarmó a Dallagnol y sus abogados, que intercambiaron opiniones sobre la necesidad de evitar la difusión de las opiniones del expresidente porque podía permitir «el regreso del PT» y favorecer la campaña de su candidato Fernando Haddad.

Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.