Denuncia Cuba recrudecimiento del bloqueo económico estadounidense

Por PL

Cuba denunció esta semana el fortalecimiento del bloqueo que le impone Estados Unidos desde hace casi seis décadas, al publicar la Cancillería el informe anual sobre las afectaciones del cerco en la sociedad y el impacto de su componente extraterritorial.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla divulgó la víspera el texto sobre la resolución 72/4 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada ‘Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba’.

De acuerdo con el documento, que recoge los daños de la unilateral medida entre abril de 2017 y marzo de 2018, Washington no solo mantiene las leyes y regulaciones que sustentan el bloqueo, sino que las aplica con todo rigor.

En ese sentido, recuerda legislaciones y disposiciones como la Ley de Comercio con el Enemigo (1917), la Ley de Asistencia Exterior (1961), la Proclama Presidencial 3447 del 3 de febrero de1962 (que decretó el ‘embargo’ total del comercio entre ambos países), la Ley Torricelli (1992) y la Ley Helms Burton (1996), estas dos últimas para potenciar su alcance extraterritorial.

Según el gobierno cubano, con la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca, en enero de 2017, se ha fortalecido un cerco económico calificado aquí de genocidio, a partir de su propósito de rendir por hambre y enfermedades a todo un pueblo.

Trump firmó en septiembre del año pasado un memorando para extender por otros 12 meses las sanciones a la isla, bajo el marco legal de la Ley de Comercio con el enemigo, mientras en noviembre, el Departamento de Estado publicó una lista que incluye a 179 instituciones cubanas de diversos sectores de la economía con las cuales prohíbe las transacciones financieras directas.

Respecto a los ejemplos concretos del recrudecimiento del bloqueo en los últimos meses, la Cancillería cita multas a bancos y compañías estadounidenses y extranjeras por vínculos con la mayor de las Antillas, entre ellos American Honda Finance Corporation, AIG, ASB Bank, HSBC y Barclays.

El informe divulgado ayer ilustra las afectaciones del bloqueo de cara a una nueva votación, el 31 de octubre, en la Asamblea General de la ONU, de un proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin a las unilaterales sanciones.

De manera ininterrumpida desde 1992, la comunidad internacional ha aprobado iniciativas similares en la Asamblea General, donde el cerco estadounidenses suele recibir calificativos como crimen, injusticia, violación de los derechos humanos, obstáculo para el desarrollo y reliquia de la Guerra Fría.

En 2015, 2016 y 2017, el proyecto de resolución recibió en el principal órgano deliberativo de las Naciones Unidos el apoyo de 191 de los 193 Estados miembros del ente multilateral, un espacio en el que Washington comprueba año tras año su aislamiento. (PL)

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.