#Cuba ya no está sola, asegura Evo Morales

Lea más de: , ,
Evo y su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, visitaron el cigb. Foto: estudios revolución
Evo y su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, visitaron el CIGB. Foto: Estudios Revolución

«De niño presencié debates de aimaras en el Altiplano boliviano». Esa es la democracia originaria, tal como la conoce Evo Morales Ayma, quien contó ayer a la prensa que allí, en el entorno donde creció, las decisiones se tomaban por consenso.

El hoy Jefe de Estado de Bolivia, quien realiza en Cuba su primera visita oficial desde que asumiera la presidencia Miguel Díaz-Canel, sostiene que «la democracia cubana se asemeja a la democracia comunal» de su país.

Por tanto, destacó este hombre apegado a los pueblos ancestrales, «saludo esta democracia (la cubana) y al nuevo presidente». A Díaz-Canel le deseó «mucho éxito en su gestión».

Habló despacio, con ecuanimidad, y señaló que los pueblos latinoamericanos «tenemos razones de sobra para integrarnos».

El intercambio con la prensa, de unos 30 minutos, atravesó varias líneas de urgente debate para la región, como la necesidad de crear programas alternativos al neoliberalismo.

Ejemplo de acciones previas impulsadas por la izquierda es la Operación Milagro, que ha cruzado las fronteras de agua que separan la Isla del continente, para introducirse en las montañas y en el interior de las comunidades.

En ese sentido, resaltó el mandatario boliviano, 700 000 de sus coterráneos han vuelto a ver tras operaciones oculares conducidas por especialistas de la Mayor de las Antillas.

Valoró esta realidad como uno de los beneficios sociales por los que apuesta Cuba, sin ninguna condición a cambio. Reveló al respecto su voluntad de lanzar junto a la Isla caribeña, nuevos programas de salud contra el cáncer y la diabetes, en el marco del ALBA, porque «Cuba tiene dignidad y enseñanzas en cuanto a salud y seguridad».

El Presidente boliviano ofreció una conferencia de prensa. Foto: Jose M. Correa

Evo relató pasajes de su primera visita a la Isla, en 1991. Eran los tiempos en que «Cuba estaba sola, pero ahora no», dijo, antes de referirse al bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos impone al archipiélago desde hace décadas.

Ese país norteamericano, observó, siempre ha puesto pretextos para dominarnos políticamente y saquearnos económicamente. Ahora nos llaman dictaduras, aunque somos Gobiernos que ganamos elecciones con más del 50 % de los votos. Antes nos daban golpes militares, ahora comerciales, reflexionó.

Igualmente, sostuvo el mandatario, el terrorismo se ha colocado como pretexto para intervenir países. Pero Evo dejó muy clara su postura: «ellos fomentan el terrorismo».

La lucha antimperialista está en los pueblos, en los movimientos sociales, sentenció, en tanto evidenció que al interior de organismos como la Celac, nos preocupa lo que pasa con nuestros pueblos, nos interesa impulsar proyectos para el bien de nuestros pueblos y cómo podemos actuar juntos.

Habló de «continuar el legado de Fidel y de tantos hombres que lucharon por Cuba y también por los pueblos latinoamericanos, y quién sabe de cuántos países del mundo», sugirió, luego de expresar «la admiración que sentimos por la Revolución Cubana».

Se detuvo en casos de violencia política como la que padece Luiz Inácio Lula Da Silva, cuyo «único delito» consiste en «ser candidato presidencial». Criticó cómo el Fiscal a cargo aceptó que no tenía pruebas contra el exmandatario brasileño, «pero sí convicciones morales».

Por otra parte, insistió, «vengo de la escuela, la de la lucha sindical y social», y reflejó la importancia de los programas por la vida, no por el dinero. Que cuatro millones de bolivianos pasaran a clase media en los últimos años, evidencia la claridad de esta idea.

Ante una pregunta relacionada con el futuro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), dijo que no es que se hayan retirado algunos países, sino que hay distintas posiciones entre los miembros y propuestas que resolver. «Vamos a hacer esfuerzos por llegar a un consenso», anunció.

En cuanto a otra interrogante, relacionada con la salida al mar de Bolivia, un tema acuciante de la agenda de este país, Evo refirió que aún la lucha continúa y que están preparados para el dictamen de La Haya.

Las raíces de este diferendo con Chile por el derecho al litoral,  también hay que buscarlas en los imperativos de los mercados y la matriz neoliberal que ha afectado al continente.

Con la seguridad de que este es un asunto doloroso para Bolivia, las palabras del Presidente incidieron en que muchas promesas se han hecho, también resoluciones, incluso en la OEA, pero no se ha llegado a una solución conveniente para el Estado Plurinacional.

Antes de la conferencia de prensa, Evo y su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, habían visitado el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba (CIGB), conocido por su alto nivel en la investigación, desarrollo, producción y comercialización de productos biológicos.

Allí los mandatarios recorrieron las instalaciones del instituto, creado por Fidel el 1ro. de julio de 1986. Evo tuvo oportunidad de acercarse a los avances científicos de Cuba y al desarrollo de la industria biotecnológica, concebida también para las demandas internacionales.

Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.