#Cuba y UE: en busca de un camino diferente

Lea más de: , , ,

Por Linet Perera Negrín

medidas-cuba-estados-unidosLa VII ronda de conversaciones para alcanzar un Acuerdo de Diálogo Político y Coo­peración entre la Unión Europea (UE) y Cuba concluyó en La Habana el jueves último, “en una buena posición para avanzar de manera sustancial en la negociación de un fu­turo acuerdo” según Christian Leffler, se­cre­tario general adjunto para Asun­tos Eco­nómicos y Globales del Ser­vicio Europeo de Acción Exterior.

Según el diplomático al frente de la delegación del bloque regional, existe la “voluntad conjunta de avanzar hasta la conclusión de un acuerdo que nos servirá como marco y plataforma para profundizar las relaciones”.

Hasta este momento, en el dialogo bidireccional se concluyeron los capítulos relacionados con el comercio y su facilitación. De igual manera se han discutido elementos del capítulo de diálogo político, en el cual se obtuvieron importantes progresos en áreas de derechos humanos, democracia y gobierno.

El análisis de los temas abordados a lo largo de estos 8 años reflejan la importancia del trabajo realizado por ambas partes negociadoras para reemplazar paulatinamente la Posición Común —adoptada por la UE en el 1996 im­pulsada por el entonces presidente español, José María Aznar— por un diálogo político regular y mutuamente acordado.

Desde la primera ronda de negociaciones seestablecieron modalidades y una hoja de ruta para las conversaciones y la estructura general del acuerdo final. El comunicado de prensa de la UE en aquel momento reflejaba que este proceso representaba un importante paso hacia una relación más estrecha entre el bloque y la Isla.

A través de estas reuniones se alcanzaron acuerdos en varios aspectos, entre ellos el capítulo comercial, que buscará mejorar las relaciones comerciales y de inversión, y se discutieron mecanismos del diálogo político y la cooperación. Sobre estas, las delegaciones han destacado el ambiente constructivo y el compromiso para mejorar sus relaciones y avanzar en la negociación.

En el caso de la última ronda celebrada en la capital cubana, se trataron los artículos pendientes de los capítulos de diálogo político y cooperación, así como las disposiciones institucionales y provisiones generales del acuerdo.

En este contexto, se sitúa más cerca un tratado bilateral que reinicie la cooperación y el diálogo político entre Cuba —único país de América Latina que carece de este tipo de contrato con el bloque— y la UE de carácter incondicional, recíproco y no discriminatorio.

Sin embargo, a pesar de las múltiples reuniones y los logros alcanzados, tanto la parte europea como la cubana han manifestado diferentes enfoques en cuanto a temas como los derechos humanos.

A propósito, la comunidad incluye en sus acuerdos de cooperación cláusulas vinculadas a los derechos humanos que en caso de incumplimiento pueden servir para suspender posteriormente los acuerdos firmados.

Según la página oficial de la UE, las relaciones políticas entre la comunidad y Cuba se caracterizan desde el 2008 por la reanudación de un diálogo político y en tal sentido, en abril del 2014 se dio inicio a un proceso de negociación para lograr un acuerdo bilateral de cooperación y diálogo. La decisión adoptada en aquel año por el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE reflejó el inicio de una nueva etapa en las relaciones entre el bloque comunitario y la Isla.

De forma alternada, la capital cubana y Bruselas han albergado las importantes citas, que suman ya siete rondas de diálogos. Declaraciones de las representaciones encargadas de este proceso afirman que las negociaciones se realizan con pleno respeto a los principios del derecho internacional y en correspondencia con las bases concertadas en el 2008.

El sitio digital resume que los encuentros entre representantes europeos y cubanos pone de manifiesto el objetivo común de Bruselas y La Habana de situar las relaciones sobre una base legal firme.

En esta línea, apunta también que las relaciones políticas entre la comunidad y Cuba refleja también el protagonismo que sigue desempeñando la Isla tanto en su entorno regional, como continental y multilateral.

A pesar de no tener un documento que rige el aspecto político y de cooperación general con la UE, nuestro país si tiene relaciones diplomáticas con los Estados miembros así como la firma de memorandos para el establecimiento de consultas políticas inter cancillerías y cooperación bilateral.

En cuanto a la parte económica, La Habana mantiene vínculos comerciales y de inversión con las naciones europeas. El comercio entre la UE y Cuba ha crecido sostenidamente en los últimos cinco años, llegando a ser del bloque el segundo socio comercial de la isla en la actualidad al alcanzar un 21,9 %.

Según cifras de EUROSTAT de 2014, la UE es el primer socio exportador de Cuba (27.4 %). Los productos más exportados hacia nuestro país fueron maquinaria y equipos de transporte, alimentos y animales vivos, productos químicos, y productos manufacturados, por un valor de 1 624 millones de euros.

Aunque para el embajador de la UE en La Habana, Herman Portocarrero, la “posición común”, seguirá en vigor mientras no se alcance un tratado bilateral. La idea es buscar acuerdos pragmáticos”entre la UE y Cuba.

Tomado de Cubahora

http://www.cubahora.cu/politica/cuba-y-ue-en-busca-de-un-camino-diferente

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.