Cuba figura en la lista de países que ratificaron el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares y demuestra de esa forma su compromiso con la no proliferación de tales dispositivos.

Así manifestó la representante permanente de Cuba ante la ONU, Anayansi Rodríguez, quien depositó la víspera el Instrumento de Ratificación de ese tratado en una ceremonia oficial, convirtiéndose la isla en el quinto país en ratificar el convenio.

Con esa acción, nuestro país confirma que otorga la más alta prioridad a la esfera del desarme.

Ese instrumento jurídico internacional obliga a sus Estados parte a no desarrollar, ensayar, producir, fabricar, adquirir de cualquier otro modo, poseer o almacenar armas y dispositivos explosivos nucleares, pero solo podrá entrar en vigor una vez que 50 naciones hayan completado sus procesos nacionales de ratificación.