Cuba necesita del esfuerzo de todos

Lea más de: ,

Por 

f0091265

Las imágenes que ha dejado Irma a su paso por Cuba son devastadoras. Las afectaciones han sido incalculables, sobre todo en el sector de la agricultura, comentó el general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (EMNDC) durante la sexta reunión del Consejo de Defensa Nacional para la Reducción de Desastres.

Todas las provincias del país reportan daños muy graves en ese sector, a excepción de Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma, donde son moderadas.

«Todas las instalaciones de la producción agropecuaria reportan daños, principalmente en su estructura. También los cultivos han sufrido, sobre todo los de plátano, arroz y la caña de azúcar», informó Martín Chávez Blanco, funcionario del Ministerio de Economía y Planificación.

En la reunión, a la que asistieron los miembros del Buró Político del Partido, Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional y Mercedes López Acea, primera secretaria del Partido en La Habana, se conoció de los daños considerables en el servicio eléctrico.

Según informes preliminares de la Unión Eléctrica de Cuba (UEC), tras el paso de Irma en las zonas central y occidental quedaron fuera de servicio 11 líneas de 220 KV y 40 líneas de 110 KV. Ello provocó la salida de servicio de las centrales termoeléctricas Carlos Manuel de Céspedes (Cienfuegos), Santa Cruz del Norte (Mayabeque), Mariel (Artemisa); así como tres de las unidades generadoras de la empresa Energas admitió Jorge Hernández, especialista principal de la defensa civil de la UEC.

La medida tomada de implementar microsistemas eléctricos en las provincias de Pinar del Río, Camagüey, Las Tunas, Granma, Holguín, Guantánamo y Santiago de Cuba, «ha permitido restablecer el servicio de forma parcial en esas provincias», explicó.

Todavía queda mucho por hacer, pero la UEC estima que en 48 horas la energía eléctrica pueda llegar a la mayoría de los territorios afectados.

Por otro lado, el Ministerio de Comunicaciones detectó de forma preliminar más de 86 000 afectaciones en la telefonía básica fija y más de 3 000 en la telefonía pública.

En cuanto a las afectaciones en el sector educativo, Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación, puntualizó que las clases comenzarán de forma paulatina en cada provincia, a medida que se avance en la recuperación.

Debido al alto número de escuelas damnificadas, «hay que comenzar a habilitar, en aquellas provincias que lo requieran, locales en instituciones y casas de familia», añadió.

Estar preparados es la orden. Lo que Cuba necesita es la solidaridad de todos durante las acciones de rehabilitación y reconstrucción, coincidieron funcionarios.

Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.