#Cuba: capital de la educación para el desarrollo sostenible

Lea más de: , ,

alumnos-escuela-primaria

¿Cómo contribuir desde la educación a la solución de los problemas que enfrenta el medioambiente? ¿Cómo enfrentar los retos de una enseñanza de las ciencias de calidad?, son preguntas que necesitan respuestas urgentes, en un contexto donde la acción del hombre ha puesto en peligro a su propia especie, como alertó tantas veces el líder de la Revolución, y donde cumplimentar los objetivos de la agenda 2030 debe resultar prioridad de las naciones.

No en vano uno de sus objetivos está dedicado a la formación, pues «trabajar por el desarrollo sostenible transita por alcanzar altos niveles educacionales», como afirmó este martes en La Habana el viceministro de Educación Rolando Forneiro, en conferencia inaugural del X Congreso Internacional Didácticas de las Ciencias y XV Taller Internacional sobre la enseñanza de la Física.

Contribuir a la formación científica; a la creación de capacidades para vivir en un mundo donde la ciencia y la tecnología influyen cada vez más en nuestras vidas; y el desarrollo de una educación que trascienda los conceptos, dialogue con diversas disciplinas y tenga aplicaciones en la cotidianidad, son algunos de los derroteros que se imponen a la enseñanza de las ciencias, resumió Forneiro.

La escuela, enfatizó el también presidente del Comité Organizador del Congreso, tiene la misión de formar ciudadanos responsables y conscientes de los peligros que enfrenta la humanidad. La eliminación de la pobreza, proteger al planeta de su autodestrucción y garantizar un desarrollo sustentable que no comprometa la existencia de las futuras generaciones, se presentan desafíos de estos tiempos, acotó.

Sobre el cumplimiento de estas metas en Cuba, dijo que es un tema de especial atención, basado en el acceso para todos y todas al progreso de la ciencia, el respeto a la diversidad cultural, la promoción de la salud y el ciudadano del medio ambiente. Se trabaja, agregó, con una concepción para la enseñanza de la ciencia orientada al desarrollo, que supere «el tradicionalismo y enciclopedismo».

Esta perspectiva de estudio tiene sus cimientos en una concepción de la ciencia delineada tempranamente por Fidel –a quien fueron dedicadas las sesiones de la cita-, y en los tres perfeccionamientos por los que ha transitado la educación cubana -el último de ellos en proceso actualmente-, los cuales han favorecido al desarrollo de una enseñanza pertinente e integradora, cuyos programas se enfocan en la resolución de problemas, la formación de un pensamiento creativo y crítico y el trabajo en equipo, por solo poner algunos ejemplos.

De esa integración escuela-sociedad, se desprende el acompañamiento de la educación cubana al plan del estado cubano para el enfrentamiento al cambio climático, denominado «Tarea Vida». Al respecto, Forneiro aseveró que el Ministerio de Educación concentra acciones en cinco tareas fundamentales, enfocadas a elevar la percepción de riesgo, aumentar el conocimiento y el grado de participación de la población, y la creación de una cultura que fomente el ahorro del agua.

Otros espacios donde se evidencia el rol que ocupa en Cuba el cuidado del medioambiente y la motivación hacia las ciencias y su aprendizaje, constituyen la creación de laboratorios de Física, Química y Biología en los preuniversitarios y secundarias básicas del país; la existencia de los Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas; el perfeccionamiento de la formación inicial y permanente de los profesores de ciencia; el desarrollo de círculos de interés, sociedades científicas, Brigadas Técnicas Juveniles, y concursos de conocimiento donde la Mayor de las Antillas ha tenido una destacada participación. De hecho, según adelantó Forneiro, en junio próximo Cuba será sede de la Olimpiada Centroamericana de Matemática.

No obstante, desde la perspectiva del directivo, el camino fundamental -en aras de desterrar fenómenos como el rechazo que en algunos contextos se manifiesta hacia determinadas disciplinas científicas- radica en fortalecer la motivación por el estudio de las ciencias a través de la clase y la didáctica, programas actualizados, y sobre todo el perfeccionamiento de los planes de formación docente y la preparación continua de los educadores.

El X Congreso Internacional Didácticas de las Ciencias y XV Taller Internacional sobre la enseñanza de la Física, que sesionará en La Habana hasta 6 de abril próximo, cuenta con la participación de alrededor de 200 delegados de más de 10 países, según informó Carlos Sigfredo Barrios, vicepresidente ejecutivo del Comité Organizador del Congreso.

En su jornada inaugural, presidida por la ministra de Educación, doctora Ena Elsa Velázquez Cobiella, trascendió que el programa científico se desarrollará en cuatro simposios, visitas a centros educativos, conferencias, talleres, mesas redondas, entre otras actividades, que coadyuvarán a enriquecer el debate sobre las soluciones de las problemáticas que enfrenta en el mundo la educación de las ciencias.

Granma

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.