Crear, aplicar y servir

Lea más de: , , ,

El desarrollo de la electrónica también está acompañado por los proyectos de ciencia.

Mezclar las dos fases distintas de la inteligencia: la de creación y la de aplicación, que son al decir del Apóstol el germen escondido del bienestar de un país, lo han logrado los habitantes de la más occidental de nuestras provincias. Su reconocida labor en la obtención de nuevos productos y servicios, y el desafío de contribuir cada vez más con las investigaciones al progreso de su territorio y de la nación toda, los hacen acreedores de los festejos por el Día de la Ciencia Cubana, que se celebra este 15 de enero.

Según el Doctor en Ciencias Noel Bruguera Amarán, delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Pinar del Río, se llega a esta fecha con la consolidación del proceso de integración entre los actores del Sistema de Ciencia, en torno al proceso de actualización del modelo de desarrollo social y económico, basado en la contribución de la ciencia, la tecnología y la innovación para elevar la eficiencia económica, ampliar las exportaciones de alto valor agregado, sustituir importaciones y satisfacer las necesidades de la población.

«Durante 2015, el territorio logró una cobertura de la investigación científica a las demandas tecnológicas de sectores priorizados para el desarrollo socioeconómico de la provincia, enfocadas en su mayoría hacia la producción tabacalera, forestal y de alimentos (arroz, carne-leche y cultivos varios), el desarrollo turístico, sobre todo de naturaleza, y las producciones avanzadas en la electrónica, automática, las energías renovables e informática.

«Además, se ha fortalecido la innovación, expresada en el movimiento del Fórum de Ciencia y Técnica, en la forma en que los obreros dan respuesta a los problemas técnicos, a los de la producción y los servicios, y en el accionar de las Brigadas Técnicas Juveniles, que han aportado soluciones con la participación y capacidad de creación de las nuevas generaciones en diferentes proyectos. Es este aspecto un referente importante para los resultados que hoy exhibe la provincia», explicó.

Un gran potencial científico humano

El 15 de enero de 1960, en la celebración del vigésimo aniversario de la Sociedad Espeleológica de Cuba, Fidel expresó: «El futuro de nuestro país tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de Ciencia, un futuro de hombres de pensamiento». Esbozaba así las bases de la política de formación humana y desarrollo profesional y científico de la naciente Revolución.

Esas ideas han sido abrazadas en Vueltabajo, sobre todo para el desarrollo de su potencial científico humano, que desde 1992 hasta la fecha se ha multiplicado. Hoy cuentan con 281 doctores y más de 5 960 másteres en Ciencias, así como con 199 investigadores y 3 918 profesionales docentes categorizados, ubicados esencialmente en 13 entidades de Ciencia e Innovación Tecnológicas, y destinados a la investigación científica, a la prestación de servicios científico-tecnológicos especializados y a la actividad docente-investigativa.

En tal sentido, el Delegado del Citma reconoció la indiscutible participación de este capital humano en la ejecución de los 352 proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación de que dispone la provincia para su desarrollo. De ellos, 108 son empresariales, 222 institucionales, ocho no asociados a programas y 14 que tributan a prioridades nacionales.

«Las iniciativas que contribuyen al desarrollo del país se corresponden con la producción de alimento humano y animal, problemas del sistema educativo cubano, las perspectivas y progresos de la industria cubana del software, el uso y manejo sostenible de los componentes de la diversidad biológica, la automatización de procesos tecnológicos, el cambio climático, entre otras.

«Igualmente, en los últimos 18 años se sostiene el desarrollo de un potencial de resultados científico-tecnológicos conformado por más de 120 nuevos productos, cerca de 40 nuevos servicios y más de cien procesos, con énfasis en los vinculados con el alimento humano y animal, el desarrollo tabacalero y la producción forestal, entre otros, aunque no todos son aprovechados adecuadamente.

«En las cadenas productivas de los sectores priorizados se cuenta con más de diez entidades de ciencia y tecnología, entre ellas la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca, el Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales Ecovida, el Centro de Desarrollo de la Electrónica y la Automática, y las unidades científico-tecnológicas del Tabaco y del Arroz», argumentó.

Población y economía en el centro
Si algo distingue los resultados de la Ciencia en Vueltabajo, es el hecho de proyectar hoy el desarrollo hasta el año 2030, a partir de los desafíos que planteó el VI Congreso del Partido, en correspondencia con los Lineamientos, donde el papel del Citma es importante en ese nuevo modelo de desarrollo para seguir contribuyendo al crecimiento del país e impactar en el bienestar de las personas.

«En ese camino, la provincia ha dado pasos, pero está ávida de generar nuevos y mejorados bienes y servicios, desde la eficiencia y la satisfacción de determinadas demandas que tienen la población y la economía», dijo Bruguera Amarán. No obstante, añadió, en la actualidad hay una expresión concreta de esa producción.

«Existe un mayor nivel de servicios de excelencia en la salud, por la propia contribución que la ciencia ha hecho, en la atención primaria y secundaria, en el mejoramiento genético de variedades y especies, en las ciencias sociales y la educación, en las cuales hay una alto impacto del conocimiento aplicado y que ha ido en aumento cada año».

Declaró que varios productos y servicios son palpables entre los habitantes. Por ejemplo, se destacan por su impacto la creación de un sistema de alumbrado público programable, que se ha probado con éxito en la capital pinareña, así como otro de iluminación rural, que con resultados satisfactorios se aplica en las viviendas adonde no llega la energía eléctrica, y ha sido diseñado y fabricado por encargo del gobierno del municipio de Consolación del Sur.

En cuanto a los servicios científico-tecnológicos sobresalen los pronósticos del estado del tiempo y las predicciones agrometeorológicas a corto, mediano y largo plazos, a partir de las cuales se recomiendan las labores por realizar en las empresas pecuarias y de cultivos varios y, sobre todo, en las tabacaleras.

Como apunta Bruguera Amarán, hoy es prioridad para la provincia acortar las distancias entre el laboratorio y la producción. Resta al desarrollo de la ciencia fortalecer los nexos entre organismos y empresas con el potencial científico, y conseguir una articulación real en las cadenas productivas en la cual las entidades de Ciencia, Tecnología e Innovación sean artífices del proceso desde la producción hasta la comercialización de los diferentes bienes y servicios.

Resultados palpables
Algunas tecnologías, productos y servicios desarrollados en las entidades de Ciencia del territorio:

—En la producción de arroz: Obtención de líneas de avanzada de arroz tolerante a los bajos suministros de agua y fertilizantes, tecnología para el transplante mecanizado, aplicación de la tecnología del manejo de agua en el cultivo del arroz (Oryza sativa l.) y su impacto en la producción arrocera nacional y paquete tecnológico asociado al mejoramiento genético.

—En la producción tabacalera: Influencia de la reducción de fertilizante mineral y la aplicación de biofertilizantes en la producción de plántulas de tabaco, influencia del momento de recolección en el rendimiento y la calidad de la variedad Corojo 99 cultivado bajo tela; tecnología para el diagnóstico nutricional y de madurez en el tabaco; empleo de la poda foliar en semilleros y metodología para la aplicación de la subsolación.

—En el desarrollo forestal: Tratamientos silvícolas a bosques tropicales explotados con aprovechamiento sostenible, reforestación con pinos y eucaliptos con restitución de la biodiversidad; tecnología para la producción de muebles con piezas conformadas de chapas de madera; tecnología para la destilación de la resina de pino y la obtención de derivados como el barniz electroaislante y masilla asfáltica para impermeabilización de cubiertas, y tecnología para la producción de carbón activado por vía química a partir del aserrín.

—En el desarrollo de la automática y la electrónica: Modernización de equipos de exploración radiológica, balastro electrónico para lámparas fluorescentes, control de secadero solar, equipo de medición y corrección del factor de potencia empleado por la Oficina Nacional de Uso Racional de la Energía.

En la producción de arroz se reconocen resultados en la introducción de cultivos y su mejoramiento genético.

Tomado de Juventud Rebelde

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2016-01-14/crear-aplicar-y-servir/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.