Colombia: nuevo acuerdo de paz

Lea más de: , , , ,

paz en colombia Por Redacción de Razones de Cuba

Ya Colombia tiene un nuevo acuerdo de paz. Este sábado firmaron el documento el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), luego de una serie de reuniones entre los partidarios de las opciones del Sí y el No en el plebiscito por la paz.

El nuevo acuerdo, después de varias reuniones en La Habana, emergió de las opiniones recogidas en los diversos sectores de la sociedad colombiana y de los propios trabajos de las partes para recoger las inquietudes, preocupaciones y sugerencias al texto original, luego del triunfo del No en el plebiscito que lo puso a consulta de la población.

La ceremonia fue presidida por el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, junto a Humberto de la Calle por la parte del Gobierno y el Comandante Iván Márquez por las FARC-EP. También estuvieron representantes de los países garantes (Iván Mora por Cuba y Dag Nylander por Noruega) y acompañantes (Alí Rogríguez Araque, de Venezuela, y Ricardo Herrera por Chile).

Al hacer uso de la palabra, De la Calle consideró que tampoco ahora la aceptación sería unánime, pero manifestó su expectativa de que la base de apoyo que recoja lo haga más sólido. En lo que gana con creces, dijo, es en que mediante un ejercicio democrático se ha logrado construir una base de sustento más sólida.

Por su parte, el Comandante de las FARC-EP, Iván Márquez, señaló que han realizado su mejor esfuerzo por responder a los anhelos de paz, y que al nuevo Acuerdo, el único camino que le espera, es su implementación, teniendo en cuenta que con él quedan sentadas las bases para comenzar una tarea aun más difícil y compleja: la construcción de una paz estable y duradera «a la que esperamos se puedan sumar, con nuevos aportes, fruto de negociación, los compañeros del Ejército de Liberación Nacional, y que toda la institucionalidad del Estado, el Poder Ejecutivo, el Congreso de la República, las altas Cortes, la Fiscalía General de la Nación, las Fuerzas Militares y de Policía, asuman su respaldo».

Luego del anuncio la comunidad internacional se hizo eco del nuevo acuerdo. En Latinoamérica el presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó a través de su cuenta en Twitter que el 12 de noviembre se recordará como día de paz en ambas naciones, pues en su país también se llegó a un importante acuerdo de diálogo democrático entre su gobierno y la oposición.

El presidente Juan Manuel Santos agradeció las iniciativas de todos los sectores de la sociedad colombiana para alcanzar un acuerdo de paz que ahora es completamente de todos.

«Los resultados del plebiscito no podían sepultar la paz de Colombia y por eso se inició un diálogo sin descanso para escuchar las voces de todos los colombianos, recoger sus propuestas para un nuevo y mejor acuerdo de paz con las FARC-EP», señaló el presidente.

El secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, expresó que celebraba el nuevo acuerdo de paz en La Habana. Además, felicitó al Gobierno y a las FARC-EP y dijo que el nuevo reto ahora, es su rápida implementación.

Por otro lado, Michelle Bachelet, mandataria chilena,, señaló que tiene la esperanza de que los nuevos acuerdos sean el camino definitivo a la paz que Colombia anhela. «¡Cuenten con Chile!», finaliza el mensaje.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, a través de un comunicado distribuido por la oficina del portavoz de la ONU, reconoció la labor de los grupos durante la negociación en La Habana y, además, afirmó que la renegociación fue un ejercicio de tolerancia y reafirmación colectiva de paz. Finalmente, felicitó a las partes por respetar y mantener el cese bilateral de hostilidades.

En Bogotá, decenas de colombianos se dieron cita en la céntrica plaza de Bolívar para celebrar bailando bajo una lluvia intermitente el nuevo acuerdo de paz. La fiesta ciudadana se inició apenas se hizo pública la noticia.

 

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.