Avanza Centro médico cubano en procesamiento de señales fisiológicas

Lea más de:

Por Lian Morales Heredia

biofisica-medica4.jpg

El Centro de Biofísica Médica (CBM), de Santiago de Cuba consolida sus avances en el procesamiento de señales fisiológicas, mediante metodologías y algoritmos que analizan los signos de la actividad eléctrica y muscular del cuerpo humano, para diagnosticar enfermedades.

Alberto López, investigador titular del CBM, declaró a la ACN que este campo se involucra en todas las líneas de trabajo que desarrolla la entidad hace más de 25 años, como la resonancia magnética y la pletismografía (medición de cambios de presión y volumen para diagnosticar padecimientos pulmonares o cardiovasculares).

Además, se potencia una línea emergente que tiene mucha fuerza hoy, el análisis del movimiento y la rehabilitación muscular, agregó López, quien ha ocupado diversas responsabilidades en el CBM, incluida la de director.

Se trata de metodologías que permiten estudiar patologías musculares, algoritmos que detectan huellas fisiológicas ante cualquier tipo de arritmia, entre otros proyectos en curso, en trámite de patente o en fase de desarrollo tecnológico para insertarlos en la línea de equipos médicos.

Por ejemplo, en la pletismografía, últimamente nos enfocamos en la informática, con una especie de “conversión” de los aparatos médicos en teléfonos celulares y tabletas, a partir de la creación de algoritmos y su empotramiento en estos dispositivos portátiles, en forma de aplicaciones que descubran patologías, como un diagnóstico a partir de datos e imágenes, explicó el científico.

Actualmente, en el CBM también se produce equipamiento de laboratorio para el análisis de la marcha, con algoritmos para estudiar las diversas disfunciones motrices; asimismo, estos protocolos matemáticos que procesan señales posibilitan fusionar técnicas, aprovechar las ventajas de diferentes aparatos y realizar diagnósticos tempranos.

López destacó que siempre se labora con la mentalidad del ciclo cerrado y que en dependencia de la complejidad de la invención y del presupuesto, se tarda uno o dos años en concluir un proyecto.

Tratamos de acelerar con otras investigaciones que a corto plazo generen la obtención de componentes y recursos, así como vincularnos con universidades, aunque sean solo aliados académicos, añadió.

El objetivo es presentar productos que, sin perder las perspectivas de cometidos más grandes, signifiquen en breve tiempo ingresos para el país, el sector de la ciencia y nuestra institución, de modo que garanticen la sustentabilidad del trabajo, aseveró el investigador.

ACN

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.