19 vidas de abril (11): Roberto, Efraín y el otro Eusebio

Lea más de: , ,

Tomado del libro “66 horas”,
de Rodolfo Romero.

Gine: Yo estaba detrás del tanque que se encontraba inmóvil en medio de la carretera. No sabía cómo salir de allí. Entonces, bajo las balas enemigas, logré lanzarme hacia la cuenta de la derecha, pegado al mar. Allí escuché que alguien dijo que habían dado la orden de retirada. Imagínense, son momentos feos y sangrientos, la gente dice cosas… Enseguida di un brinco:

-¿Qué retirada ni retirada? ¿Dónde está Samuel?

El mismo que había hablado, me señaló al jefe que iba delante. Le dije en un tono bastante descompuesto:

-¿Cómo que retirada, si Samuel está allá alante?

Entonces avancé y le conté a Rodiles lo que había pasado. Él me dijo que tratara de que los compañeros se bajaran de los tanques y que siguieran avanzando. Rodiles estaba en la primera línea y desde allí se veía el enemigo. Había un tanque mercenario que salía, disparaba y no nos dejaba avanzar. Los de la ligera apenas podían caminar, estaban peleando a capella, entonces Rodiles pidió una bazuca, un cañón, algo para poder tirarles.

Marcelino: Era una lluvia increíble de balas y morterazos. Muchos caían, incluso no se puede precisar quien cayó primero o quien cayó después.

Gine: Recuerdo que le dije a uno que estaba detrás de un árbol:

-Avísame cuando se asome el tanque.

Y cuando volví a mirar, había caído muerto.

Roberto nace el 7 de julio de 1936 en Barajagua, en la zona del Cristo, en la provincia de Santiago de Cuba.

Efraín es el menor de once hermanos y nace 6 días después de Roberto, pero en Dos Bocas de Tana, en Granma.

Eusebio, Izquierdo de apellido, viene al mundo, en 1937, el 5 de marzo, en Puerto Padre, actual provincia de Las Tunas.

¿Cómo la historia une a estos tres jóvenes que en abril de 1961 no habían cumplido aún los 25 años de edad?

La infancia de Roberto transcurre en San Luis de Jagua, en Alto Songo. Cuando solo tiene tres años, muere Ana, su madre. Entonces Pedro, su padre, lo deja al cuidado de Edilita Viera Rivera. Una vez que vence el cuarto grado en la escuela pública “Carlos Manuel de Céspedes”, tiene que abandonar sus estudios para sumarse a las faenas del campo.

Efraín estudia hasta tercer grado y cuando cumple 11 años se traslada para el municipio Pilón y empieza a trabajar en el campo, junto a su padre y sus hermanos.

Eusebio se cría con su madre Modesta; a su padre Rafael nunca lo conoce. Desde niño trabaja haciendo carbón, cortando leña y repartiendo cantinas de una fonda del central de Delicias. Con el paso del tiempo llega a ser el cocinero del central y no es hasta que cumple los doce años que puede empezar a estudiar.

Tres vidas que transcurren de forma simultánea en geografías diferentes.

Llega el Granma y luego de su desembarco se inicia la lucha en la Sierra Maestra.

Eusebio es el primero en alzarse. Como repartidor de cantinas lleva alimentos a las tropas guerrilleras y el 25 de diciembre de 1957, en Yarey de Vázquez, se une a las fuerzas del Ejército Rebelde.

Tres meses después, en marzo de 1958, en la zona del Segundo Frente, Roberto se incorpora a las fuerzas ubicadas en La Güira, bajo el mando del Comandante Raúl Tomassevich. Rápidamente se destaca como guerrillero en los combates de La Araña, Alto Songo y Algodonal.

En ese mismo mes, el día 13, mientras el Directorio Revolucionario trata de ponerle fin al pulso de Batista, Efraín se alza en Palma Mocha, primero bajo las órdenes de Crecencio Pérez y después, en Las Mercedes y El Jíbaro, subordinado al Comandante Mojena y a Celia Sánchez Manduley.

Llega el 5 de enero de 1959 y muchos de los combatientes del Ejército Rebelde son llamados a formar parte de la Policía Nacional Revolucionaria.

Roberto es designado como vigilante en la Séptima Unidad de la Policía, ubicada en Infanta y Manglar.

Efraín se queda en Pilón y regresa a sus antiguas y cotidianas labores agrícolas. Unos meses más tarde lo llaman desde Santiago para que se incorpore a la PNR.

Eusebio empieza como maestro de cocina en la Infantería de la Marina. A finales de 1959 es trasladado para La Habana y allí presenta la solicitud para ingresar en la Policía. Con los grados de Sargento de primera, en septiembre, es designado vigilante No. 3461  en la Decimoctava Unidad, ubicada en el municipio Regla. Ese mismo año continúa sus estudios y culmina el octavo grado.

Mientras Roberto y Eusebio se mantienen en sus respectivas unidades, Efraín es llamado para integrar el Batallón de la Policía y participa en la lucha contra bandidos en varias zonas de Las Villas.

El día 18 de abril Efraín y el resto del Batallón se dirigen a Girón. A su paso por Patrulla, se suman varios combatientes. Roberto sube a uno de los camiones; Eusebio a otro.

Allí, en la arena, al oeste de Girón, transcurre el violento combate. A Efraín un obús le destroza las dos piernas. La asistencia médica no puede llegar a tiempo y su cuerpo queda tendido en la arena, cubierto con ramas por sus compañeros, hasta que es retirado del lugar. Roberto y Eusebio, víctimas del fuego enemigo, también caen. Finalmente, Roberto Rodríguez Sarmiento, Efraín Israel Espinosa y Eusebio Rafael Izquierdo Ramírez se unían en el mismo lugar, al mismo tiempo, para dar su vida en nombre de la Revolución.

Continuará…

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.