¿Indiscreto editorial de Diario las Américas?

Lea más de:

Por Nicanor León Cotayo

Financiado parcialmente por la ultraderecha cubano-venezolana de Miami, abordó la actual política de Washington hacia La Habana.

Lo hizo en un editorial donde sugiere que su propósito esencial es imponerle un cambio de régimen.

Tal escrito circuló este jueves bajo el titulo “Obama, Castro y el embargo”.

Afirma que la nueva reunión entre el “gobernante” Castro y el presidente Obama, ahora en Nueva York, dejó a muchos con la boca abierta.

Por una parte, añade, Cuba exigiendo entre otros asuntos el fin de lo que su editorial llama embargo.

Mientras por otra, agrega, Obama defendiendo terminar con una política que no les ha dado resultado en más de 50 años.

Vale aclarar que sí les brindó un saldo concreto, gracias a quienes la han promovido en Washington y Miami: su enorme aislamiento diplomático en ese tema.

La primera votación de la Asamblea General de la ONU sobre el “bloqueo a Cuba” tuvo lugar en 1992 y se repetiría con ese lenguaje durante 20 de sus sesiones anuales hasta 2014.

En aquel primer año, 57 países lo rechazaron y hace unos doce meses 188 hicieron lo mismo, en tanto Washington, asistido por Israel, se mantuvo como el principal defensor.

Un detalle que vale subrayar es que nunca durante ese período la ONU ha empleado el término “embargo” para sustituir al más exacto de bloqueo.

Ahora se llega a especular que luego del conocido gradual acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, la Casa Blanca podría abstenerse en la próxima votación de Naciones Unidos sobre el tema.

El editorial de Diario las Américas señala que al parecer Obama y Raúl coinciden, pero entre ellos hay una gran diferencia sobre cómo lograr un mismo objetivo.

Aparentemente el régimen cubano venció durante las últimas jornadas, pero Obama insiste “en que solo ha cambiado su estrategia para llevarle un futuro de progreso y derechos humanos al pueblo de la isla”, agrega el escrito.

Prosigue diciendo que es como una política donde el régimen de La Habana intenta mantener la caverna oscura o con la luz encendida hasta cierto nivel.

Al mismo tiempo, según la publicación, Estados Unidos muestra a los cubanos que el mundo “está lleno de luz y oportunidades”.

¿Cómo valorar el significado de esas palabras en medio de la tragedia que viven hoy tantos millones de habitantes del planeta?

Sencillamente, como una bofetada a la inteligencia humana, una burla a los condenados de la Tierra.

Baste ese muy desatinado criterio para restarle seriedad a todo lo escrito hasta ahí y a lo que viene después.

Como al insistir en la versión de que Washington ha dado mucho a Cuba sin recibir nada a cambio, error, les falta, en primer lugar, levantar el bloqueo.

Luego se torna crudamente agresivo cuando plantea que a largo plazo “no habrá quien sea capaz de contener la enorme influencia que ejercerá la nación más poderosa del mundo a través de su “poder blando”.

Va aún más allá y envía un mensaje a sus grupos “disidentes” en la isla:

Quienes radican en Cuba ejercerán la presión y fuerza necesarias que lleven al cambio hacia una democracia “apoyados por el trabajo previo del presidente Obama”.

El Consejo Editorial de Diario las Américas finaliza con una frase que desnuda todo lo que da a entender muy claramente:

“No existe roca fuerte para las blandas olas”.

De esta manera, la guerra avisada que ya revoletea sobre los cubanos saca aún más sus colmillos envueltos en seda.

Y Diario las Américas, a diferencia de otros, lo desnuda clara, inoportuna y brutalmente.

¿Se atreverá a desmentirlo algún portavoz oficial o propagandista de Washington? La pelota rueda en su cancha.

Tomado de Cuba por Siempre

https://micubaporsiempre.wordpress.com/2015/10/02/indiscreto-editorial-de-diario-las-americas-cuba-miami-eeuu/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.