Artículos sobre Sara Rosenberg.

  • concertina

    La democrática industria de la muerte

    Mucho se ha hablado de la muerte como industria, para calificar los campos de concentración que funcionaron sin cesar en la Alemania nazi. El carburante era el miedo, el terrorismo de estado. Persecución, esclavitud y desaparición fueron las tres partes esenciales de ese proceso que desarrolló una enorme industria de guerra, una industria colonial y una cultura hegemónica y colonialista que se perpetuó.