Discurso del General de Ejército Raúl Castro en la clausura del IV Período Ordinario de Sesiones de la 8va. Legislatura de la #ANPP

Lea más de: , ,

Entramos en el año 57 de la Revolución y con un pueblo como este se puede llegar al 570… ¡Viva Fidel! ¡Patria o Muerte!, así se despidió Raúl de los parlamentarios e invitados que participaron en la jornada de clausura del IV Período Ordinario de Sesiones de la 8va. Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, efectuada en la mañana de este sábado.

Esta última reunión parlamentaria del año tuvo un carácter muy especial porque en ella estuvieron presentes por primera vez en un acto público y ante el Parlamento, los Cinco Héroes de la República de Cuba que por más de 15 años permanecieron injustamente encarcelados en los Estados Unidos.

Asimismo asistieron también invitados Elián González Brotons y su padre Juan Miguel González Quintana, y el Héroe de la República de Cuba, Coronel Orlando Cardoso Villavicencio, junto a familiares de Gerardo, Antonio, Ramón, René y Fernando.

En sus palabras finales, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recordó la reciente celebración de las cumbres Caricom-Cuba y de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ocasión esta última en que rendimos merecido homenaje a sus artífices: el entrañable presidente bolivariano Hugo Chávez Frías y el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz.

Al pasar revista al desempeño económico en el año y al Plan y Presupuesto para el 2015, reiteró que el PIB, tuvo un crecimiento del 1,3 por ciento, inferior a lo planificado inicialmente, en lo que influyó el insuficiente desempeño en el primer semestre, durante el cual se afrontaron limitaciones financieras de envergadura a causa del incumplimiento de ingresos externos, condiciones climatológicas adversas e insuficiencias internas en la gestión económica. No obstante, en la segunda mitad del año se alcanzó un resultado superior.

El Plan del próximo año consolida y refuerza la dirección de un crecimiento más sólido de la economía cubana, dijo, proyectándose un crecimiento del PIB de poco más del 4 por ciento, objetivo alcanzable teniendo en cuenta que se dispone con suficiente antelación de un mejor aseguramiento financiero en comparación con el inicio del 2014, aun cuando precisó que no quiere decir que resultará fácil ni mucho menos.

Deberemos seguir enfrentando los efectos de la crisis económica global y del bloqueo norteamericano que se mantiene en pie, generando innegables obstáculos al desarrollo de nuestra economía.

Planteó que ha mantenido su avance el proceso de implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados por el 6to Congreso y puntualizó que nos encontramos en una etapa cualitativamente superior en la que se abordan tareas de extrema complejidad, cuya solución impactará todas las facetas del quehacer nacional. En este sentido se refirió al proceso de unificación monetaria, donde se ha progresado sólidamente en la segunda mitad del presente año desde el punto de vista conceptual y se ha logrado delinear un abarcador programa de medidas en interés de evitar afectaciones a la economía y la población.

En su discurso afirmó que proseguiremos haciendo realidad los acuerdos del 6to Congreso con responsabilidad y firmeza, a la velocidad que soberanamente decidamos aquí, sin poner en riesgo la unidad de los cubanos, sin dejar a ninguno abandonado a su suerte, sin aplicar terapias de choque y sin renunciar jamás a los ideales de justicia social de esta Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes.

Y anunció que el próximo año iniciaremos las actividades preparatorias para la celebración en abril del 2016 del 7mo Congreso del Partido, previo al cual se desarrollará un amplio y democrático debate con la militancia comunista y todo el pueblo, acerca de la marcha de la implementación de los Lineamientos.

El presidente de los Consejo de Estado y de Ministros sostuvo que con el propósito de lograr una mayor autonomía de la empresa estatal socialista se adoptaron medidas, entre ellas, la ampliación y flexibilización de su objeto social y se otorgaron facultades para la comercialización de los excedentes productivos.

Además, se dispuso la eliminación de límites administrativos para el pago de salarios vinculados a los resultados, transformaciones que deben ejecutarse “de forma gradual, sin apresuramiento, con orden, disciplina y exigencia”.

La aspiración a devengar mayores salarios es una cuestión muy sensible en la cual no está permitido equivocarnos, ni dejarnos conducir por el deseo ni la improvisación, aseguró.

Raúl dijo que constituye una satisfacción el aumento gradual de los salarios en aquellos trabajadores con resultados más eficientes y que reporten beneficios de mayor impacto económico y social, pero insistió en que no debe distribuirse una riqueza que no hayamos sido capaces de crear, pues eso conllevaría consecuencias para la economía nacional y de los ciudadanos.

Como en otras ocasiones, explicó que sin un incremento de bienes y servicios el incremento salarial llevará a la economía a una inflación y afectará a los más humildes, “y eso no lo podemos permitir”.

El presidente cubano hizo referencia a las empresas que han pagado mayores salarios sin un respaldo productivo, y catalogó este hecho de “indisciplina muy grave”, que debe enfrentarse con los dirigentes administrativos y las organizaciones sindicales.

“No podemos dejar espacio a que desarrolle la codicia y el egoísmo entre nuestros trabajadores”, instó.

Por otro lado, comentó que el reto de los cubanos es aún mayor y hay que situar a la economía “a la altura del prestigio político que esta pequeña Isla del Caribe ha conquistado gracias a la Revolución”.

La economía es la principal asignatura pendiente y tenemos el deber de encauzarla definitivamente hacia el desarrollo irreversible del socialismo en Cuba, apuntó.

Raúl se refirió a la emoción y alegría de los diputados y el pueblo por el regreso y la presencia de los Cinco, al hacerse realidad la promesa del compañero Fidel hace treces años, así como al ejemplo de firmeza, sacrifico y dignidad de los Héroes, que enorgullecen la nación que batalló por su liberación, “y ahora los acoge como verdaderos héroes”.

Reiteró la gratitud sincera a los movimientos y comités de solidaridad que se unieron a la lucha de este pueblo, y a los parlamentos, instituciones y personalidades por aportar su valiosa contribución.

“El pueblo cubano agradece esta justa decisión del presidente de los Estados Unidos”, dijo, y puntualizó que con ello se ha eliminado un obstáculo en las relaciones entre ambos países. Hizo hincapié también en la repercusión que desde el pasado miércoles han suscitado las declaraciones de ambos gobiernos.

Explicó que los sucesos son fruto de las conversaciones al más alto nivel sostenidas con la contribución del Papá Francisco y facilidades ofrecidas por el gobierno de Canadá, y resultado además de los cambios ocurridos en América Latina y el Caribe.

Reconoció la disposición del presidente Obama de sostener un debate sobre el levantamiento del bloqueo, así como por abrir un nuevo capítulo en los vínculos entre las naciones y el anhelo de un futuro mejor para ambos pueblos. Además, calificó de “alentadora” su intención de revisar la lista que ubica a Cuba entre los estados patrocinadores del terrorismo.

En ese sentido, dijo que los hechos demuestran que Cuba ha sido víctima de ataques terroristas que han costado miles de muertos y mutilados, y en los cuales sus protagonistas gozan de impunidad. Por su parte, insistió en que Cuba jamás ha organizado, financiado ni ejecutado ningún acto terrorista contra personas, líderes o territorio alguno de los Estados Unidos.

Por otro lado, dijo que no ignoramos las virulentas críticas que ha debido soportar el presidente Obama a causa de los citados anuncios por parte de fuerzas que se oponen a la normalización.

A los contactos de alto nivel acudiremos con espíritu constructivo, de respeto y reciprocidad con el propósito de avanzar hacían la normalización de las relaciones bilaterales. Queda por resolver el cese del bloqueo económico, comercial y financiero hacia Cuba, recrudecido en los últimos años, comentó.

Según explicó la lucha será larga y difícil, y requerirá de la movilización internacional y de la sociedad norteamericana para lograr el levantamiento del bloqueo.

Además, cada vez que Cuba ha conocido cualquier información sobre un acto terrorista a ejecutarse en territorio de los EU se lo ha informado a su gobierno: “Siempre estuvimos dispuestos a un diálogo respetuoso sobre la base de la igualdad”, sustentó.

El presidente cubano afirmó que entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba existen profundas diferencias, y que tenemos preocupaciones sobre lo que ocurre en Estados Unidos en materia de democracia y derechos humanos. “Acordamos conversar sobre las bases enunciadas acerca de cualquier tema, de todo lo que quieran discutir”, aseguró.

Asimismo, sostuvo que para mejorar las relaciones Cuba no renunciará a las ideas por las que ha luchado durante más de un siglo, “por la que su pueblo ha derramado mucha sangre y ha corrido los mayores riesgos”.

También expresó que Cuba es un estado soberano que en libre referendo para aprobar la Constitución decidió su rumbo socialista y sistema político económico y social. “De la misma forma que nunca hemos propuesto que los Estados Unidos cambie su sistema político exigiremos respeto al nuestro”, aseveró.

“Continuaremos nuestra defensa de la paz, del derecho internacional y de las causas jutas, así como la denuncia a las amenazas de la supervivencia de la especie humana”, señaló.

Raúl dijo que Cuba continuará apoyando a Venezuela y su gobierno legítimo, y confirmó que participará en la VII Cumbre de las Américas. Expresó que la participación de nuestro país en ese foro internacional, es un triunfo de la unidad latinoamericana en nuestra diversidad.

Manifestó que Cuba continuará defendiendo sus posiciones en la defensa de los derechos humanos y que hay temas en los cuales puede trabajar de conjunto con Estados Unidos, como la colaboración para el enfrentamiento al ébola en el África Occidental.

Recordóel encuentro con Fidel en Cinco Palmas, del cual el pasado 18 se cumplió un aniversario más. Entonces eran solo 12 hombres y unos pocos fusiles, pero tenían la certeza de la victoria. De esa misma manera continuará Cuba su camino, apuntó, y felicitó al pueblo por el advenimiento del nuevo año y el aniversario del triunfo de la Revolución.

Una vez que Esteban Lazo dio por terminada la sesión del Parlamento, Raúl se dirigió a los presentes para hablarles sobre Elián, a quien dijo que regalará como recuerdo una copia de la medalla de Héroe de la República de Cuba, que porta cuando viste de civil, pues la verdadera tendrá que ganársela en la producción.

Estamos llegando al año 57 de la Revolución, expresó y enfatizó en que “con un pueblo como este, llegaremos al 570”.

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.