Discurso de Raúl Castro en la inauguración XIII Cumbre #ALBA-TCP

Lea más de: , , ,

Redacción Internacional Granma

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, dejó formalmente inaugurada la XIII Cumbre de la ALBA – TCP, en el décimo aniversario de la fundación de este mecanismo de integración regional.

El mandatario cubano recordó en sus palabras que hace exactamente una década nació la entonces alternativa como resultado de la labor política y la voluntad integradora de los comandantes Hugo Chávez Frías y Fidel Castro Ruz, quienes fueron artífices de esta época de cambios que hoy protagonizan nuestros pueblos y sus vanguardias políticas.

En ese momento, rememoró Raúl, no se había sepultado el ALCA, un invento de Estados Unidos que despertó rechazo en nuestra América, y al mismo tiempo emergían gobiernos revolucionarios y progresistas que cumplían el sueño de los próceres de la independencia latinoamericana.

El presidente cubano igualmente hizo alusión a los 20 años del primer encuentro de Fidel y Chávez, que fue el nacimiento también de una amistad entrañable basada en la identificación de ideas y metas, y que ha tenido gran influencia en la región y los procesos emancipadores.

La creación del ALBA, expresó Raúl, que después se ha convertido en tratado de comercio, emergió también de la amistad entre Venezuela y Cuba y la solidaridad de nuestros pueblos sustentada en principios de complementariedad, refrendados en la declaración conjunta diciembre 2004.

La posterior adhesión de Nicaragua, Bolivia y Ecuador y las incorporaciones de Dominica, Antigua y Barbuda y Santa Lucía, que enriquecen a la alianza con la perspectiva singular del Caribe, ha consolidado este esquema de integración y ampliado sus proyecciones, apuntó; a la vez que remarcó como un logro la incorporación, durante este encuentro, de Granada y San Cristóbal y Nieves.

El mandatario cubano también se refirió a la importancia de la reciente Cumbre Caricom – Cuba, en la cual se evaluaron aspectos que afectan al área en medio de la complejidad del escenario actual con graves amenazas a la paz, los enormes desafíos del cambio climático y la crisis económica sistémica.

En ese contexto, resaltó, es importante respaldar al Caribe en el reclamo de un tratamiento justo y diferenciado en materia económica y otros ámbitos, de acuerdo con sus características. “Estos países deben recibir en condiciones preferenciales la cooperación para su desarrollo y el ALBA lo ha demostrado con hechos”, afirmó.

Sobre los logros de la Alianza, que son innegables, Raúl sostuvo que ha sido también un pilar en la independencia y soberanía de los pueblos que la integran, y se ha convertido en una plataforma donde se concilian audaces posiciones comunes. “Nuestra voz es escuchada y reconocida en todo el mundo, siempre en defensa de las causas más justas”, enfatizó.

Entre los resultados alcanzados en estos diez años el presidente cubano citó además los 3 millones de personas de 10 países que han recuperado la visión gracias a la Operación Milagro; el millón de pacientes diagnosticados y atendidos tras el estudio genético y sicosocial de las personas con discapacidad, los 5 millones que fueron alfabetizados mediante el método Yo sí puedo.

Asimismo, más de 23 000 médicos se han graduado como fruto de esta colaboración y se exhiben notables resultados en el deporte y la cultura.

En cuanto al Sistema Único de Compensación Regional, SUCRE, y el banco del ALBA, manifestó que su principal aporte ha sido la contribución a la creación de una nueva arquitectura financiera de la región, y apuntó que se trabaja en una zona complementaria ALBA – Petrocaribe- Mercosur.

De la misma manera de debe continuar trabajando en importantes asuntos de interés regional e internacional que requieren de concertación entre nuestros países, así como profundizar en los proyectos económicos de interés común y su impacto social, expresó.

“La obra del ALBA en estos diez años nos permite enfrentar en mejores condiciones los actuales y futuros desafíos”, afirmó; a lo que añadió la necesidad de seguir perfeccionando programas y proyectos en materia económica y sobre todo en la sostenibilidad de los mismos, con racionalidad y eficiencia. “Debemos hacerlo con la convicción de que por sus resultados nuestra alianza es una alternativa real al modelo hegemónico que se hunde sin salida visible”, destacó.

La solidaridad y respaldo a Venezuela, y la condena a la intención de Estados Unidos de sancionar a ese país, también se hicieron patentes en las palabras de Raúl; las cuales conminaron igualmente a que el Gobierno bolivariano continuara avanzando pese a la resistencia de quienes conspiran y desestabilizan, en alianza con poderosas fuerzas internas y externas, para tratar de desviar el camino y derrotar a los pueblos.

Los principios de solidaridad justicia y liberación tienen plena vigencia junto a nuestra voluntad de unirnos en nuestra diversidad, dijo Raúl, quien recordó además las palabras de Martí de que ante el plan de debilitarnos dividirnos, opongamos el plan de fortalecer la unidad, y que en ese empeño nada ni nadie nos descarrile como dijera Chávez.

Tomado de Granma

http://www.granma.cu/x-aniversario-alba-tcp/2014-12-14/que-nada-ni-nadie-nos-descarrile-en-el-camino-de-la-integracion

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.