Vivir por #Cuba

Lea más de: ,

Por Raúl Antonio Capote

Cubanos somos todos, vivamos donde vivamos nuestro amor por Cuba. Los que la adoramos por sobre todas las cosas, los dementes lúcidos que la defendemos y cultivamos, los que hacemos obra diaria, los que construyen, los que sangran y padecen por ella, los que ríen, bailan y disfrutan sus triunfos, los que saben que no hay cielo tan azul como su cielo, ni luna tan brillante, ni madre tan celosa de sus hijos, alma del alma el centro.

Hay quienes se marchan de la Isla sin mirar atrás, (y quienes están en ella sin estar) el largo de sus bolsillos es la medida de su amor por ella, la doblan en el rincón más apartado del alma, si les queda, y la sacan a la luz en alguna que otra conmemoración, cada vez más preñada de sombras ajenas. Terminan odiando, -odian mucho- y luego la olvidan hasta que es solo un recuerdo apolillado y la sueñan una estrella más, esclava entre las barras, una más en el montón de estrellas de cielo extraño.

Hay quien se llama cubano y la denigra con la pasión del odiador, esclavos de alma ruin, patria es su estómago insaciable, no la olvidan pero la odian, nunca mueven un dedo por ella pero baten lenguas con la furia de un ciclón hambriento, la frustración les mata la capacidad de amarla, les va mal y la culpan, les va bien y la disminuyen, sufren una especie de pasión espuria, enfermiza, que les quita el sueño y lastra la vida.

No faltan lo de alma canija a quienes todo lo ajeno les parece siempre mejor, los alérgicos a todo esfuerzo, los cobardes, los cipayos, los que se venden, lo que creen superior todo lo extranjero, los que aman la servidumbre porque les libra del esfuerzo y el sacrificio de los libres.

Otros creen que la patria les debe, siempre les debe, garroteros, prestamistas desalmados, frustrados de toda ralea, oportunistas de toda laya la ven como una sirviente, como una especie de esclava doméstica que está ahí para ellos, los predestinados. Patria significa para esos canijos, escalera para subir, pedestal para lucir, presa, almacén, lugar de saqueo, marco para sus “honores”.

Hay quienes nunca se van de Cuba, estén donde estén, a algunos el abismo les nubla la vista y caen lejos de la tierra que llevan siempre en sus corazones, otros optan por buscar lejos sustento de familia, que es deber de padre y madre, de hermano y hermana, de sangre, por los caminos del mundo Cuba les acompaña, va con ellos, les alivia el dolor, consuela sus penas, cura sus llagas, a ella dedican la primero y la última mirada del día.

Cuba es objeto de adoración de los cubanos, a ella nos debemos, la mayoría de sus hijos le dedicamos nuestra vida, defendemos el vivir con patria y sin amos. Ella la novia de Frank, la agonía y deber de Martí, la cosa divina, sinónimo de libertad para Fidel, la tierra que peleó 100 años por ser libre, la que alzó a sus hijos para redimirnos aquel 10 de octubre de 1868, patria de poetas guerreros, nos pide hoy que agucemos la mirada, todos juntos sus hijos, que nos volvamos yunque, piedra de monte, sabios, inteligentes hijos de Varela, que no envainemos la espada, que no pleguemos la bandera, seamos escuadrón cerrado y flexible de ideas, como el sable de acero toledano de nuestros abuelos que se dobla pero no se parte, machete Collins garantizado que corta clavos de línea y cañones de fusil, luz de china, tambor africano, empeño ibérico, riada de sangres que no saben ser esclavas. Para que un día Carlos Manuel de Céspedes, no tenga que abandonar su tumba gloriosa para recordarnos, como juró en la Demajagua, nuestro deber con ella. Para que no tengan, nuestros hijos y nietos, que pedir de rodillas la patria que nuestros padres nos ganaron de pie.

Tomado de El Adversario cubano

https://eladversariocubano.wordpress.com/2015/10/10/vivir-por-cuba/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.