Venezuela: Los temores detrás del telón

Lea más de: , , ,

Por Lisbet Penín Matos

Venezuela ya eligió a sus candidatos para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Mientras muchos gobiernos del hemisferio se oponen, la respuesta del pueblo ha sido: #LaConstituyenteSiVa, y fue.

El pasado 4 de agosto iniciaron las sesiones de la ANC en el Salón Helíptico del Palacio Federal Legislativo, en Caracas presidida por Delcy Rodríguez, quien es constituyente y excanciller de la República, el primer vicepresidente es Aristóbulo Istúriz y el segundo, el exfiscal Isaías Rodríguez, quien también estuvo en la directiva en la Constituyente de 1999.

La propuesta fue presentada por Diosdado Cabello y fue aprobada unánimemente por todos los constituyentes. “Creo que es una propuesta inmejorable. Creo que es un equipo para las grandes ligas, para las grandes decisiones y para afrontar los retos que vienen en los próximos días, semanas y años”, señaló Cabello.

Definitivamente una victoria por la paz y el futuro de Venezuela, pues en medio de este proceso electoral, la oposición apoyada por agentes externos realizó ataques terroristas y actos de violencia para evitar la votación popular el 30 de julio pasado.

Pero no solo la oposición mantuvo una postura contraria a la convocatoria del presidente Maduro, sino que muchos gobiernos regionales y de derecha mostraron su injerencia en los asuntos venezolanos.

venezuela-constituyente1

¿Qué hay detrás de esa oposición de gobiernos regionales? Pues de más está decir que la mano de Estados Unidos controla, pero, ¿por qué?

Sobre el tapete están dos cartas: una, representa los intereses geopolítcos de Estados Unidos y sus secuaces (México, Colombia y la propia oposición venezolana), la otra, mantiene la solidez de la soberanía de la tierra de Simón Bolívar.

Las ganancias geopolíticas han sido y serán los escudos de ataque de Estados Unidos, pues como se conoce, Venezuela posee numerosas riquezas naturales (biodiversidad, petróleo, agua potable, minerales, etc.). De esa génesis provienen las recientes sanciones impuestas al presidente Nicolás Maduro y las amenazas al país suramericano.

Los temores detrás del telón 

El temor de Estados Unidos ante la Constituyente se basa en la pérdida de poder e influencia sobre América Latina, pues con los gobiernos de Colombia, Brasil, Argentina tienen pasos seguros, en tanto Venezuela es la cuarta pata que le falta a la mesa para sostener al gran imperio.

En total 12 países se pronunciaron contra el proceso bolivariano: México, Argentina, Chile, Perú, Estados Unidos, Panamá, Colombia, Paraguay, Brasil, Canadá, España y Costa Rica.

Plantea Ángeles Diez, en un artículo publicado en el portal Red 58, que “Es el histórico miedo del esclavista a que los esclavos dejen de cultivar la tierra y se liberen, es el miedo del colono a un ataque de los indios sobrevivientes. Es el miedo a que los asesinados, los desaparecidos, los torturados y los saqueados latinoamericanos reclamen justicia. A que el retrato del imperialista salga a la luz y se vea nítidamente y sin máscara su democracia realmente existente”.

Y para mostrar el castigo por la desobediencia, el propio presidente de Venezuela, en un acto sin precedentes, fue sancionado por EE.UU. a causa de una ruptura del orden constitucional.

“Las elecciones ilegítimas de ayer (domingo) confirman que Maduro es un dictador que ignora la voluntad del pueblo venezolano”, indicó el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, al anunciar que todos los activos del mandatario “sujetos a la jurisdicción de Estados Unidos están congelados”.

El comunicado, emitido por el Departamento del Tesoro anuncia, además, que “cualquiera que participe en esta Asamblea Nacional Constituyente ilegítima podría estar expuesto a futuras sanciones de EE.UU. El dueño del mundo ha hablado.

La ANC

Ha comenzado la sesión, 545 constituyentistas se despojan del miedo y enfrentan su realidad presente para construir un mejor futuro. Una constituyente donde actúa el poder originario del pueblo venezolano.

Con rosas rojas e imágenes del comandante Hugo Chávez y el Libertador Simón Bolívar, los constituyentistas se leyeron los artículos de la Carta Magna que rigen el funcionamiento de este poder. Todo ocurrió en el Salón Elíptico que atesoran importantes documentos de la historia venezolana como el Acta de Declaración de la Independencia, firmada el 5 de julio de 1811, y el libro de debate del primer Congreso del país.

Durante el acto de instalación de la Constituyente Fernando Soto Rojas, dirigente chavista, dijo que “debe constituirse el Estado para liberar a la nación de toda dominación, opresión, explotación extranjera (…) y de la burguesía nacional”.

En esta ANC se realizarán acciones para constitucionalizar las misiones en beneficio social; se tomarán medidas para garantizar la justicia, así como para el fin de la violencia, la seguridad ciudadana y la impunidad.

Venezolanos y venezolanas se reúnen para detener la guerra económica, reorganizar los Poderes del Estado y elaborar una nueva constitución, más democrática y en consonancia con los intereses del pueblo.

La ANC no está instaurada para destruir la constitución, sino para profundizarla y renovarla.

Otros textos de la autora:

Cantos de sirena a 90 millas (+Video)

Un periódico mambí… por Cuba libre

¿La Tierra o la guerra?

Un encanto…un siniestro

Centrismo: ¿autóctono?

 

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.