Una victoria de la democracia

Lea más de: , , ,

Lissandra Marfil*

El 19 de abril de 1961 representó una fecha gloriosa e histórica para Cuba. Fue  ese día cuando las milicias cubanas derrotaron en Playa Girón a los mercenarios invasores que intentaban destruir la Revolución. La victoria fue del pueblo, y hoy cercana a celebrar el aniversario 54 de aquella gran gesta, la población cubana demostrará una vez más la solidez de su proceso revolucionario, pues acudirá a las urnas para ejercer su derecho al sufragio.

El próximo domingo tendrán lugar las elecciones parciales, en las cuales los electores seleccionarán a los delegados de cada circunscripción que fueron propuestos con anterioridad en las asambleas de nominación de candidatos. En esas asambleas de vecinos, los cubanos decidieron su futuro, pues eligieron a hombres y mujeres con la capacidad de representar los intereses y necesidades de los votantes.

Y precisamente ahí es donde se aprecia un responsable ejercicio de democracia, es el pueblo quien decide, quien elige, pues es autónomo y tiene poder para determinar quién reúne las condiciones para que lo represente y sea su voz en la Asamblea del Poder Popular.

¿Cómo es posible que con tantos beneficios y facilidades para votar, aún existan difamaciones sobre el sistema electoral cubano y la forma de ejercer la democracia?

En Cuba se respeta el derecho de los ciudadanos cubanos a elegir y ser elegidos mediante el voto libre, igual y secreto. Las elecciones se convierten en todo un acontecimiento que demuestra la participación ciudadana y la toma de decisiones del pueblo, elementos que representan la democracia y que el sistema político cubano es incluyente.

En este sentido nuestro sistema electoral tiene un gran mérito y es que las personas discapacitadas en plenas facultades mentales también pueden sentirse representadas e incluidas, pues uno de los miembros del colegio electoral se encarga de llevarle hasta su casa la boleta, de esta manera esa persona vota y posteriormente su decisión se deposita en la urna.

Otro elemento relevante del proceso eleccionario cubano, es la participación de los pioneros en el voto por la democracia, pues tienen la misión de custodiar las urnas como parte de la formación de valores a las futuras generaciones responsabilizadas en la continuidad histórica de nuestro proceso socialista.

Pero la esencia participativa del sistema cubano además de materializarse en las elecciones y en el carácter de la Asamblea del Poder Popular, también se evidencia en el papel que desempeñan las organizaciones de masas y sociales, pues de ahí emergen los candidatos que posteriormente llegan a convertirse en delegados.

Los delegados en Cuba no responden a los intereses de ningún partido político, sino netamente a los intereses del pueblo. Cada vez la población en pleno ejercicio de su derecho propone candidatos más capaces y con mayor preparación. Muchos de ellos son jóvenes, hecho que demuestra el papel protagónico que desempeñan en las diferentes esferas de nuestra nación y el compromiso con la Revolución y con el pueblo.

La nación cubana una vez más obtendrá la victoria  con las ideas. Hoy domingo 19 de abril, el pueblo cubano ejerce su derecho al voto para elegir al mejor y más capaz, la victoria estará en las urnas y en la organización de un evento que cada cubano espera con espíritu revolucionario.

*Periodista Cubana

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.