Una generación de todos los tiempos

Lea más de: , , ,

Por Yuniel Labacena Romero

WShBGk_20-04-2018_01.04.39.000000

«Estamos viviendo un momento trascendental y una parte de la historia de Cuba muy importante, la de la continuidad del proceso revolucionario de la nación que hemos construido y estamos construyendo con el esfuerzo y la participación de todos», afirmó en diálogo con Juventud Rebelde el diputado Yusuam Palacios Ortega, presidente del Movimiento Juvenil Martiano.

Como él, 80 jóvenes entre 18 y 35 años de edad integran la actual legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, lo que representa el 13,2 por ciento del total de diputados electos. Pero también ellos son parte de ese 89,25 por ciento de hombres y mujeres, integrantes del máximo órgano de poder estatal, que nacieron después del 1ro. de enero de 1959.

Son esos algunos referentes para que la actual Asamblea se siga fortaleciendo, pues como dijo Palacios Ortega no importa «la edad biológica que tengamos o la generación biológica a la que pertenezcamos. Todos somos una generación política, ideológica y cultural, a la altura y al nivel de este momento histórico.

«Lo que en estos días ha ocurrido en Cuba es la continuidad de las luchas por la independencia iniciadas el 10 de octubre de 1868. Hoy estamos salvaguardando esa independencia, estamos siguiendo adelante con la obra de la Revolución, y con la construcción del socialismo. Esta nueva legislatura da muestra fehaciente de que Cuba sigue adelante y hay mucho que hacer sobre la base de nuestra memoria, de nuestra historia, de nuestras tradiciones de lucha, y de esos valores que nos han traído hasta aquí y nos han hecho resistir frente al imperialismo», aseveró.

Marie Castillo Fiallo, enfermera de Neurocirugía del capitalino hospital pediátrico Juan Manuel Márquez, comparte iguales sentimientos. Reconoció sentirse emocionada por asistir a un suceso, además de histórico, irrepetible. «Hay mucha confianza en las palabras de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y otra vez nuestro General de Ejército nos da lecciones y ejemplo al cumplir la palabra empeñada de entregar a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo, como había dicho.

«Se trata de personas con menos experiencia, pero con igual sentido patriótico y gran responsabilidad. Por eso quedó claro que siempre nos apoyaremos en su experiencia como Primer Secretario del Partido y en el legado de Fidel. Con ello y el apoyo del pueblo seguiremos victoriosos. Cumpliremos con este nuevo mandato, que es el mandato del pueblo».

Hay confianza en los jóvenes

No son pocos los rostros jóvenes en la Asamblea Nacional, incluso, en el Consejo de Estado, lo cual genera expectativas. Entre ellos está el de Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas, quien dijo que ello es muestra de la confianza, las virtudes, los conocimientos y valores de nuestra juventud, de su diversidad y la amplitud de sectores donde se desarrolla.

«No somos ajenos a los hechos acontecidos durante estos dos días conmovedores ni a lo que este momento singular exige de cada uno de nosotros. Este es un momento de reafirmación y de que una Revolución no puede dividirse por etapas ni generaciones, si es verdadera como la nuestra. Nuestra juventud está dispuesta a asumir las tareas de dirección que se le asignen.

«A nosotros nos toca descubrirla y prepararla, como hemos hecho ahora. Por eso alegra y es motivo de sano orgullo que estén ahí también conduciendo la Revolución y, sobre todo, que sean tenidos en cuenta, representados y partícipes en la toma de las más importantes decisiones», señaló.

Para Raúl Alejandro Palmero Fernández, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), los jóvenes van a darle dinamismo a los órganos estatales constituidos, ideas rejuvenecedoras, y ello es parte del compromiso de la juventud de dar continuidad a un proceso histórico próximo a cumplir sus 60 años.

«Tenemos el reto de ser fieles a las ideas de Fidel, atemperándolas a los nuevos tiempos, que son difíciles. Esta va a ser otra de las batallas grandes que estamos acostumbrados a librar, venciendo», destacó.

Eldis Baratutes Benavides, presidente de la Asociación Hermanos Saíz en la provincia de Guantánamo, es un convencido de que esta nueva Asamblea Nacional tiene que pensar un país parecido al que vivimos, que se asemeje a sus jóvenes y a los no tan jóvenes, a los cambios que estamos viviendo. «Le toca mantener todo lo bueno que hemos logrado y sus conquistas.

«Que un joven artista integre el        Parlamento habla de la sensibilidad y el interés de la representación de la cultura, de esa cultura que el propio Fidel dijo que es el escudo y la espada de la nación. No hablamos de la cultura artística literaria, sino también de la gran cultura: la del diálogo, del respeto, del escuchar a los demás. El llamado es a la unidad desde la diversidad de criterios».

Raúl: un paradigma, un referente

¿Qué nos deja Raúl al entregar con tranquilidad y serena confianza a las nuevas generaciones el encargo de conducir la Revolución?, le preguntamos a Yílian Díaz Meneses, técnica en Gestión documental en la espirituana empresa agroindustrial de granos Sur del Jíbaro, y sin titubeos responde:

«Nos deja una Revolución ya conquistada y a los cubanos con derechos, en especial a las mujeres y los jóvenes, derechos que hoy son utopías para miles de personas en el mundo, como la salud, la educación, la seguridad.

«Entonces nos toca a nosotros, a las nuevas generaciones, mantener, consolidar y preservar todo lo conquistado hasta el momento. El General de Ejército nos deja también esa confianza infinita en los jóvenes para seguir con el proceso revolucionario. Nos deja la firmeza, el ejemplo y la capacidad de resistencia que demostró desde que inició su lucha junto a Fidel en la Sierra Maestra», detalló.

«Raúl ha sido el alma del país y de la Revolución después de que el Comandante en Jefe dignamente lo propusiera al pueblo como el nuevo líder que asumiría las riendas de este proceso histórico», aseguró el Presidente de la FEU, quien reconoció que el General de Ejército ha sido un alma joven y ha sabido aunar a todos los sectores de este país.

«Su mayor legado es precisamente haber resguardado el de Fidel, la capacidad y el optimismo de decir que sí se puede, el espíritu de que a pesar de los problemas sabremos sobreponernos. Nos deja el legado de impulsar, dinamizar, dotar a la gente de protagonismo, de alegría. Esas enseñanzas las abrazaremos muy bien los jóvenes en este momento histórico», expresó.

A estas consideraciones se suman las de Yusuam Palacios Ortega: «Raúl es un paradigma, un referente, un guía espiritual de la nación y de la cultura de hacer política del pueblo cubano. Él ha sido síntesis de una tradición de lucha y es punto de partida para seguir adelante.

«Raúl va a seguir acompañándonos porque forma parte de esta historia, de esta generación. Es como Martí en su momento, haciendo todo lo que hizo por la Revolución del 95 y darle continuidad a la iniciada por Céspedes. Raúl es un pino nuevo de este tiempo y no podremos seguir construyendo la Revolución y el socialismo sin un hombre como él, con la energía y la firmeza que lo hemos visto asumiendo sus responsabilidades durante este tiempo.

«Por eso es referente y ejemplo no solo para Cuba sino para el mundo, como lo fue su hermano de sangre y lucha: Fidel. Por eso lo vamos a seguir y vamos a mantener esa comunión de intereses, entre lo que ya pasó, está pasando y lo que tendrá que seguir pasando en Cuba, para que juntos, esta juventud y la que hizo la Revolución, la que forjó nuestra historia, siga creciendo. Somos una generación de todos los tiempos».

La vida de un pueblo entero

Hay mucho que defender

La vida de un pueblo entero

El aula para el pionero

La igualdad de la mujer

La gloria de los que ayer

Vencieron a los tiranos

Tener los ojos, las manos

El alma entera de posta

Y salvar a toda costa

La unidad de los cubanos

(Diputado Aramís Padilla Martínez, Güines, Mayabeque)

JR

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.