“Tuve la oportunidad de abrazar a mis niños y pedirles perdón”

Lea más de: , , , , , ,

Por Minoska Cadalso Navarro

“Tuve la oportunidad de abrazar a mis niños y pedirles perdón”
Fotos: teleSUR

“Las emociones comenzaron cuando un equipo de Telesur a través de Facebook me habló de la posibilidad de llegar hasta Mapacá, la ciudad donde estoy y realizar el viaje hasta la aldea indígena, imagínese para mí era un milagro”.

“Yo me fui para la aldea indígena al otro día de ser electo el Presidente Bolsonaro. Durante dos años, cada veinte días conviví con los nativos. No había luz eléctrica, ni teléfono, ni internet, sólo teníamos un televisor en el puesto de salud que funcionaba 2 ó 3 horas en la noche mientras existiera combustible que alimentara una planta eléctrica, pero en esos días el equipo de TV estaba averiado y yo no sabía nada de lo que estaba pasando”.

“Tuve la oportunidad de abrazar a mis niños y pedirles perdón”

Así me contó el doctor Arnaldo Cedeño Núñez en una entrevista que le realicé hace solo unos días a raíz de la declaración del Ministerio de Salud Pública de Cuba de no continuar en programa Más Médicos. En aquella oportunidad el especialista cubano pedía perdón a los niños indígenas por no haberse despedido de ellos.

¿Pero qué sucedió después de que su testimonio se diera a conocer?

Diversos medios de prensa lo contactaron y las redes sociales reproducían una y otra vez sus declaraciones.

Faltaban apenas 72 horas para que se cumpliera el ciclo de 20 días y que el joven galeno regresara a la aldea Bona perteneciente a la etnia Apalai Waiana como había hecho durante dos años.

“Las emociones comenzaron cuando un equipo de Telesur a través de Facebook me habló de la posibilidad de llegar hasta Mapacá, la ciudad donde estoy y realizar el viaje hasta la aldea indígena, imagínese para mí era un milagro.

Sortearon muchas dificultades pagaron 7 mil 500 reales (casi 2 mil dólares) en un viaje que pensaron solo les costaría 4 500. Otro obstáculo fue el permiso para entrar a esa área protegida. Gracias al empeño de los propios líderes indígenas se logró el acceso. Finalmente el miércoles 28 de noviembre con un cielo totalmente nublado que presagiaba lluvia partimos en la avioneta”.

“El encuentro fue maravilloso, los primeros que encontré en la pista de aterrizaje fueron a los niños, al principio se sintieron un poco retraídos porque venía con personas que no conocían, pero la confianza se estableció muy rápido”.

“Tuve la oportunidad de abrazar a mis niños y pedirles perdón”

Me separan miles de kilómetros del galeno granmense, estoy en Santa Clara y él en la ciudad de Macapá en Brasil, aun así siento que su hablar se hace más pausado como reviviendo aquellos momentos.

“Caminamos hasta la aldea, la comunidad tenía un encuentro diciéndole adiós el mes de noviembre y dándole la bienvenida a diciembre, para ellos fecha muy importante. Había muchos niños, les regalamos caramelos y galleticas”.

“Me sentí triste en la despedida cuando escuché a los líderes indígenas hablar en su lengua y aun cuando no entendía todo, me daba cuenta que lo hacían con gran sentimiento, en ese momento se enteraron de que el médico no iba a volver y quedaron arrasados, me entregaron una carta de agradecimiento con palabras conmovedoras”.

En el puesto de salud quedó atrás mi dispensario médico con la bata blanca que usaba, y el logotipo que identifica a la salud indígena como recuerdo y esperanza.

Pienso que este viaje fue obra de las buenas intenciones y pensamientos de muchas personas que han rezado para que se diera y así yo irme tranquilo para Cuba sabiendo que no les di la espalda sin avisarles. Tuve la oportunidad de agradecerles por compartir conmigo lo poco que tienen, pedirles perdón y explicarles por qué me alejo de ellos y abrazarlos de nuevo. Los llevo en mi corazón, nunca los voy a olvidar y su recuerdo jamás será borrado.

RHC

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.