#RevoluciónCubana: mantenerla viva

Lea más de: ,

La segunda jornada del Primer Simposio Internacional La Revolución Cubana: génesis y desarrollo histórico, en su sede del capitalino Palacio de Convenciones, sesionó este miércoles con la presencia de Miguel Díaz-Canel, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Durante la jornada, el teólogo brasileño Frei Betto pronunció la conferencia Aspectos éticos y morales de la Revolución Cubana y su impacto global, en la que destacó el papel histórico de nuestro proyecto revolucionario como alternativa esperanzadora frente al mundo consumista que promueve el capitalismo.

El mayor mérito de la Revolución es que garantiza al pueblo tres componentes básicos para la vida: alimentación, salud y educación, dijo Frei Betto.

Agregó que, sin embargo, el sistema capitalista prioriza “la mercantilización de todos los aspectos de la vida y de la naturaleza”. “Quien no está en el mercado no existe, no tiene valor como ser humano; esta es la moral del capitalismo”, subrayó el también autor del libro Fidel y la Religión.

Añadió que, desde su punto de vista, el mayor peligro al que hoy nos enfrentamos es que los jóvenes vean la Revolución como algo del pasado; que piensen que “ellos” (Fidel, Raúl, el Che) “fueron” los revolucionarios. Pero no es así, dijo. La Revolución debe ser un desafío para el futuro. Necesitamos formar una espiritualidad revolucionaria desde la base de la sociedad, señaló.

Hay que mantener viva la Revolución Cu­bana —expresó Frei Betto—, y para eso de­bemos incrementar en los jóvenes la esperanza de que el socialismo es lo mejor que se puede ofrecer hoy a hombres y mujeres, en un mundo marcado por la desigualdad.

El desafío de la Revolución es infundir en cada corazón la utopía esperanzadora; imprimir a la vida un sentido altruista, solidario, participativo. Cuba ha encontrado su camino propio, y es este camino de solidaridad y derechos humanos el que debemos seguir, apuntó también.

Al respecto, Miguel Díaz-Canel señaló a la prensa que el futuro de nuestro país está en las ideas, y que está, por lo tanto, en la historia de nuestra cultura. “Nosotros no nos vamos a distinguir solo porque tengamos una economía que nos pueda aportar más o menos riqueza material, sino por la manera en que, cuando tengamos esa economía más fuerte, seamos capaces de distribuir con equidad y con justicia social esa economía”, dijo.

Para ello —insistió— debemos promover una cultura de solidaridad, de emancipación y justicia social. Eso solo se logra con una plataforma de pensamiento que nos permita poner, ante el consumismo, la alternativa de compartir. Debemos distinguirnos no por lo que poseamos materialmente, sino por lo que aportemos desde el punto de vista espiritual, a partir de nuestro conocimiento, de nuestra cultura; eso es lo que debemos compartir, manifestó.

Creo que la historia de la Revolución Cubana, aunque la conocemos, no la tenemos bien documentada, y esta constituye un legado importantísimo no solo para comprender el contexto de nuestro país, sino también la influencia que ha tenido nuestro proceso revolucionario, señaló el también miembro del Buró Político.

Tomazdo de Granma

http://www.granma.cu/cuba/2015-10-14/revolucion-cubana-mantenerla-viva

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.