#ReformaConstitucional: Claves para el debate en #Cuba (II)

Lea más de: , ,

Por Salam Ahmad Mousa Reyes

desarrollo-sostenible-como-fin-esencial-del-estado

La dirección del Estado cubano apuesta por nuestra inteligencia colectiva para construir el país que queremos. (Alfredo Martirena Hernández / Cubahora)

Cuando abordamos anteriormente cómo se hace una Constitución y qué debe contener, dejamos claro que la principal fortaleza que tendrá la Constitución cubana de 2019, si se aprobara, será su carácter popular. La dirección del Estado cubano apuesta por nuestra inteligencia colectiva, por ello, los criterios, intervenciones y aportes en materia de derechos y garantías que pueda hacer nuestro pueblo serán el factor determinante en la confección de una Carta Magna que se parezca a nuestra Cuba.

Para el análisis, utilizaremos comparativamente la constitución vigente y la propuesta aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular. Aunque para una mejor comprensión se empleará la norma actual, se debe tener en cuenta que esa Ley no es un medidor frente al nuevo proyecto. Por la lógica del desarrollo social, el texto que se propone siempre será superior y tendrá elementos novedosos que concurren por causa del desarrollo humano. A pesar de esta condición, se debe tener en cuenta, en vistas al análisis del Proyecto de Constirución de la República, que el texto que se propone satisfaga las necesidades legislativas de Cuba en el 2018, con una visión a futuro. Por ello consideramos pertinente sugerir un debate que incluya ambas dimensiones: una base comparativa y la atención a las necesidades actuales y potenciales.

FUNDAMENTOS POLÍTICOS, SOCIALES Y ECONÓMICOS DEL ESTADO

Tal como se exponía al inicio, no es posible realizar una comparación exacta entre ambos documentos. Para comenzar, se trata de dos textos distintos, con una organización diferente en cuanto a la forma de abordar los contenidos.

Según se explicó por la propia comisión encargada de presentar el proyecto, este documento tiene 224 artículos, 87 más que la actual (137), de la cual se mantienen solo 11 artículos, se modifican 113 y se eliminan 13. Resultaría un ejercicio tedioso para el lector analizar uno por uno los artículos que regula el nuevo proyecto. Por ello, trabajaremos con los temas (y los artículos que lo refieran), de manera dirigida.

EL SISTEMA POLÍTICO Y SOCIAL: SOCIALISMO “MADE IN CUBA”

Desde el Preámbulo del Proyecto se establecen y definen algunas cuestiones que son importantes para comprender el resto del documento. En el primer párrafo queda consignado que la libertad, la independencia, la soberanía, la democracia y la justicia son valores del proyecto social que serán defendidos. El pensamiento de Martí y Fidel, así como las ideas político-sociales de Marx, Engels y Lenin son la ideología predominante en esta Constitución. La condición de Cuba como Estado Socialista queda refrendada en la primera línea del Artículo 1 en ambos textos.

(Ilustraciones: Alfredo Martirena Hernández/ Cubahora)

En el Proyecto se incluye que nuestra República es un Estado de derecho, lo que significa que en nuestro país el poder está regulado y garantizado por la Ley. Más adelante se incluye que es indivisible, dejándose claro la voluntad y necesidad de preservar la unidad de nuestro Estado y territorio. Si bien referir estos términos parece una cosa innecesaria, la historia ha demostrado que es interés de los enemigos de la soberanía cubana el fraccionamiento y desunión de la República. Los enemigos históricos del proyecto independentista han apuntado a esos objetivos, por ejemplo, en su tratamiento a la diáspora cubana, la que, pese a las acciones de bloqueo, influencia y propaganda, mantiene sus vínculos con Cuba a nivel individual y organizacional. Para este grupo (los emigrados), que también participa en el debate, el Proyecto propone medidas que beneficiarán su estatus como cubanos, lo cual analizaremos más adelante.

En ambos textos, el Artículo 3 contiene el derecho ciudadano de luchar por la defensa de la Constitución y a favor de nuestro orden político y social, en todas las formas posibles, incluyendo la lucha armada. Igualmente, se refrenda en ambos casos que el Socialismo y el sistema político social revolucionario son irrevocables. En el Proyecto, ese artículo también contiene que la defensa de la Patria es el deber supremo de todos los ciudadanos de la República. No se especifica en cuanto a la forma de defensa, pero puede interpretarse que se refiere a todos los espectros de la vida política, social, educacional, tecnológica y cultural del Estado y la Nación.

En ambos textos, el Partido Comunista de Cuba desempeña un papel principal. En el Proyecto que analizamos, similar que en la Constitución vigente, desde el mismo Preámbulo, se hace alusión a que su rol es de liderazgo social y político. Más adelante, en el Artículo 5 (coinciden ambos), se refrenda en ambos textos el papel dirigente del Partido en la sociedad.

El Proyecto incorpora el término único para referirse al Partido, en clara alusión al sistema unipartidista cubano así como al carácter fidelista del PCC. Este término excluye la posibilidad de crear asociaciones con fines de obtener el poder político. De acuerdo con la tradición independentista cubana, el partido único es una necesidad histórica esbozada por José Martí, que se complementó con la fusión de las organizaciones revolucionarias y comunistas existentes en los años 60 del siglo pasado.

En comparación con la Constitución vigente, en el nuevo texto se eliminaron en varios momentos las citas a la construcción del comunismo y se sintetiza el interés en la construcción de una sociedad martiana y fidelista que dé continuidad a la obra de la Revolución.

Igualmente, ambos textos reconocen a la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y a las organizaciones de masas y sociales. En el caso de la UJC, el Proyecto se refiere a esta organización como la vanguardia de la juventud cubana, quedando en el nuevo texto refrendado como objetivo de esta organización que la misma “contribuye a la formación en los jóvenes de los principios revolucionarios y éticos de nuestra sociedad” (Artículo 6).

De igual forma, se trata el tema de las organizaciones sociales y de masas, las cuales el Estado “reconoce y estimula” en ambos textos. En el Proyecto encontramos el añadido de que el reconocimiento jurídico y político también se traslada a “las demás formas asociativas”, lo cual abre el espectro.

Cuba es un Estado laico, es decir, que no existe preponderancia de una religión sobre otras, gozando todas de igual consideración. En ambos textos constitucionales este tema queda esclarecido. En el Proyecto se inserta que todas las vertientes y tendencias religiosas tienen los mismos deberes y derechos. Es preciso señalar, en el caso cubano, la importancia de equiparar a un mismo nivel todas las religiones que convergen en nuestra cultura, ya que, de hecho, muchas religiones son excluyentes o contrarias de otras prácticas religiosas.

libertad-de-profesar-o-no-creencias-religiosas

Aunque existe un predominio de religiones asentadas por los procesos históricos de formación de nuestra nacionalidad, hay otras tendencias y vertientes que han avanzado en la sociedad cubana en los últimos 30 años. Por ello, resulta necesario dar protección a la práctica religiosa libre, con igualdad de responsabilidad y participación social (derechos y deberes). Esto no implica que no exista una jerarquización, sino que se igualan todas las prácticas que no contravengan la Ley.

En esta primera parte del texto que se propone, se insertan tres artículos que van dirigidos a ratificar la obligatoriedad para todos del cumplimiento de la letra de la Constitución, haciendo énfasis en los funcionarios públicos, órganos y organismos de la administración del Estado (Artículo 7). En tal dirección se expresa (en el Artículo 9) que los órganos del Estado y sus representantes en las diferentes categorías tienen la obligación de “…respetar y atender al pueblo, mantener estrechos vínculos con este y someterse a su control…”. A continuación, el Artículo 10 declara que la soberanía de nuestra República reside en el pueblo, que es ejercida por el pueblo directamente o mediante las formas que fija la Ley”.

directivos-funcionarios-y-empleados-atienden-y-respetan-al-pueblo-y-son-controlados-por-este

Con este sistema de artículos se refrenda el carácter fidelista, martiano y socialista de la propuesta. Al igual que se asegura en el artículo 3 de la constitución vigente, el número 10 del Proyecto declara que la soberanía de nuestro Estado reside en el pueblo, que es el principal encargado e interesado en velar por el cumplimiento de la letra de la Constitución. Los representantes y órganos del Estado deben responder al pueblo, teniendo en lo adelante el deber constitucional de mantenerse vinculados con las masas. Este tema se complementa con la disposición que en el Artículo 4 del Proyecto señala la facultad de nuestro pueblo y su ciudadanía de defender por todos los medios, incluyendo la lucha armada, el orden político, social y constitucional, derecho que existe desde que se aprobó la Constitución de 1976 como clara alusión al juicio del Moncada. Para Fidel y la Generación del Centenario, la defensa armada de la constitución era un derecho y un deber, violado por el dictador Fulgencio Batista. Es un derecho que no existe en muchos países, pero que en Cuba se consagra como resultado de la experiencia política e histórica.

Como podemos apreciar, estas referencias marcan la exigencia de continuidad en la línea política de la Generación del Centenario. Implica que los representantes del Estado deben ser capaces de asumir sus responsabilidades con la humildad, seriedad y compromiso social que debe caracterizar a la dirigencia de Cuba, fundamentado en los incontables ejemplos de hombres y mujeres que entregaron su vida en el proceso de construcción y defensa de nuestra independencia y soberanía, en el ejemplo de Fidel, el Che, Camilo y Raúl.

Texto relacionado:

#ReformaConstitucional: Claves para el debate en #Cuba (I)

Cubahora

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

9 Comentarios

cortés dijo:

A propósito de la legalización del matrimonio homosexual en Cuba, tengo una pregunta:

¿Si dos personas q se quieren se pueden casar?

Si respondiste que sí entonces me imagino que no tengas ningún tipo de problema en aceptar que una madre se case con un hijo si se aman, tampoco te opondrías al incesto, o a que un Padre se case con su hija si estos se aman perdidamente

¿Vez lo falaz del argumento de que para casarse solo hace falta amor?

18 agosto 2018 | 08:19 am
jose carlos dijo:

la cita a la construcción del comunismo, no se puede quitar, razones mas que poderosas hacen esa frase inamomible

18 agosto 2018 | 11:01 am
Luis dijo:

Si el referéndum es de Sí y No, puede darse el caso de un cubano que vote por el Sí en base a la unidad revolucionaria y no esté de acuerdo con uno o varios de los artículos propuestos. La aprobación total de todos los artículos no es verdad y por lo tanto, no es justa.
Puede darse también el caso de un cubano revolucionario que vote por el No porque según sus criterios y principios no esté de acuerdo con algún artículo. La desaprobación total a la Constitución no es verdad y por lo tanto no es justa.
Por eso propongo que para que la votación sea más justa, debe incluirse una tercera variante de voto: un Si pero en desacuerdo con uno o varios artículos.
De esta forma, el referéndum sería de tres variantes de voto:
1) Sí
2) No
3) Sí pero en desacuerdo con los siguientes artículos: ________________________
Si la mayoría simple no está de acuerdo con algún artículo, no se incluye aunque se apruebe la Constitución, como pudiera ser el verdadero deseo del pueblo.

20 agosto 2018 | 08:53 am
uno mas dijo:

cortés, cuántos casos tu conoces en Cuba donde haya ocurrido algo de lo que mencionas? Dos personas que se quieren claro que se pueden casar, hasta el momento, a menos que seas homosexual. El amor entre padres e hijos no es igual al amor de pareja. No es normal que los padres se casen con los hijos y no tengo la certeza absoluta pero creo que hay disposiciones legales que prohiben ese tipo enlace.
Realmente no entiendo tu punto de vista, pues pensar que padres e hijos se pueden enamorar perdidamente (teniendo conciencia de la relación familiar), es enfermizo, y lo¨falaz¨ del argumento no lo veo por ningún lado.
Si estás en contra del matrimonio homosexual búscate un argumento con un poquito mas de sentido común y déjate de estar estableciendo silogismos, a mi entender, absurdos.

21 agosto 2018 | 12:09 pm
Vla dijo:

el titulo 2 FUNDAMENTOS ECONOMICOS en su articulo 22 determina que el estado regula que no exista concentracion de la propiedad en personas naturales ¿ cual seria el numero de propiedades para que el estado determine que tienes muchas ? porque casas solo puedes tener una y los autos tambien tienen su regulacion, la tierra cuando muere el propietario los hijos pierden el derecho de la propiedad pasando a ser usufructo entonces ¿cuanto seria el monto de esta concentracion ?

22 agosto 2018 | 01:30 pm
Maricel dijo:

Le han dado mucho revuelo al artículo 68, con el que no estoy de acuerdo, creo sería la destrucción de la familia como cécula fundamental de la sociedad, no solo hay que verlo como el matrimonio entre iguales, sino las consecuencias sociales que traeria consigo; pero si de argumento se trata para esto no hay nada que lo apoye, en todo lo que han argumentado ha habíado mucha falacia; ya en el artículo 40 se reconocen los derechos de esas personas.
Uno más, llamas enfermizo y lo es el, matrimonio entre padres e hijos y me puedes decir que es el matrimonio entre iguales (homosexuales)?…!.

11 septiembre 2018 | 07:15 am
laura maria dijo:

Comparto que todas las personas con diferente orientacion sexual tengan leyes que los protejan y tengan los mismos derechos que las demas pero no creo que sea necesario incluir en la constuticion de nuestro pais las categorias de “GENERO”, “IDENTIDAD DE GENERO”, en el Titulo IV articulo 40 ya que esto si traeria grandes transformaciones en la educacion de nuestros hijos.
Representan tambien derechos que le enseñen a un niño de 5 años que puede llegar a ser niña o como se pretende inculcar en los nuevos sistemas de estudios preguntas que solo llegaran a confundir y desviar a nuestros niños en su vida y desarrollo sexual. No creo que debamos sacrificar la libertad de desarrollarse normalmente nuestros hijos cada uno debe tomar esa decision en su momento de la vida por su propio criterio no porque se lo esten inculcando desde que abren los ojos. Es como si lo estuvieran promocionando y dentro de poco es obligatorio…..Piensen los que somos padres NO PODEMOS QUERER ESTO!!!!!!!

11 septiembre 2018 | 10:46 am
Antonio Díaz Medina dijo:

Tanto lo que leo en los comentarios que he visto en todos los medios de prensa digital cubanos, como en los reportajes que han salido en la TV, mas el análisis en mi Facultad de la UH me hicieron proponer allí la necesidad de que, si se mantiene como está dicho artículo sobre el matrimonio entre dos personas cualesquiera, debe llevarse, al menos dicho artículo por separado y tener la posibilidad de votar por la Constitución sin este.incluido, votando por dicho artículo por separado.

27 septiembre 2018 | 09:51 am
Mary de Marianao dijo:

A quien le hace daño que dos personas del mismo sexo que se aman y viven juntos, puedan contraer matrimonio? A nadie. Por que si lo que daña a las buenas costumbres es el hecho de existir como pareja homosexual, el hecho de que se casen o no no cambia las condiciones.
El matrimonio es un contrato entre dos personas que están de acuedo en compartir su vida y en otorgarse derechos en ambos sentidos. Si prohibimos el matrimonio no se prohibe la practica homosexual. Entonces: Por que hacer tanto ruido con el tema? Por que esas personas que tambien son ciudadanos cubanos y pueden ser muy buenos ciudadanos, tenemos que discriminarlas o estigmatizarlas. Son peores que los asesinos? Y algo impide que un asesino se case con otra persona?
Por favor, no entiendo para nada tanto alboroto. Voto con las 2 manos para eliminar de nuestra primera ley tamaña discriminacion. !Claro que las personas homosexuales tienen que tener exactamente los mismos derechos que los heterosexuales!

11 octubre 2018 | 10:32 am