¿Quieren mejorar la salud de millones de norteamericanos?

Lea más de: , , ,

mujerPor Ricardo Estévez

El bloqueo no solamente ha tenido impacto en el pueblo cubano. Por más de 50 años los diferentes gobiernos de los EE.UU. han llevado a cabo una política que ha afectado negativamente la salud del pueblo norteamericano. La reapertura de las embajadas en ambos países, la eliminación de Cuba de la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo y la disposición de ambos gobierno de avanzar en pos de la normalización de las relaciones han sido los pasos iniciales del fin de esta política.

No existe ninguna otra esfera de ambas naciones que se beneficie más, ante el levantamiento del bloqueo, que la salud de nuestros dos pueblos. Hoy ante el restablecimiento de relaciones diplomáticas, se vislumbran diversas posibilidades para el aprendizaje conjunto, la investigación y el desarrollo en esta esfera que lleven a desarrollar estrategias de salud eficaces y nuevos tratamientos.

El anuncio, en Agosto, de que Cuba se convirtió en el primer país en el mundo en poner fin a la transmisión de madre a hijo del VIH y de la sífilis es sólo un ejemplo de cuan beneficiosa puede ser para el pueblo estadounidense este intercambio.

Como resultado del largo aislamiento sometido, por las administraciones norteamericanas, a Cuba, muchos norteamericanos desconocen que investigadores cubanos han desarrollado varios tratamientos efectivos contra el cáncer en el Instituto de Inmunología Molecular de Cuba. Todas estas innovaciones científicas no solo prolongan la vida, sino también mejoran la calidad de vida de los pacientes con cáncer de pulmón u otros tipos de cáncer; y han demostrado su eficacia en pacientes pediátricos en los ensayos clínicos. Uno de estos tratamientos –CimaVax- potente vacuna contra el cáncer de pulmón- ha recibido una amplia atención de los medios por avance científico, pero ninguno se ha hecho eco de los enormes obstáculos que permanecen en el camino para llevar este medicamento a los norteamericanos que padecen de cáncer de pulmón.

Cuba tiene una basta experiencia en la prevención y el tratamiento del dengue, una dolorosa y a veces fatal enfermedad transmitida por mosquitos que son endémicos en la mayor parte de la cuenca del Caribe, incluyendo Puerto Rico, y que ahora se han trasladado a los Cayos de Florida, Texas, y la parte norte de San Francisco. Aquí sesiona el único Centro Colaborador del Dengue OMS, y se dirige la fase más avanzada de ensayos clínicos, en el mundo, de una vacuna contra esta enfermedad.

Uno de los avances científicos más espectaculares en Cuba ha sido, sin dudas, el Heberprot-P. Este medicamento ha sido utilizado en el tratamiento a más de 165.000 pacientes que padecen del pie-diabético en 26 países, reduciendo el riesgo de amputación en un 75 %. Desafortunadamente el Heberprot-P no está disponible en los Estados Unidos, donde la diabetes afecta a más de 29 millones de personas – casi el diez por ciento de la población. Los diabéticos estadounidenses, quienes sufren 85.000 amputaciones de miembros anuales, no se benefician de este medicamento. El Departamento de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC) negó una licencia para los ensayos clínicos y las ventas en 2010. Luego, en 2014, otorgó licencia sólo para ensayos clínicos, pero se negó a dar luz verde a futuras ventas.

Es evidente que la Casa Blanca debe ahora convencer al Departamento del Tesoro para aprobar la licencia completa de Heberprot-P; los anticuerpos monoclonales y vacunas contra cánceres pulmonares y cerebrales; y, finalmente, para las inminentes nuevas vacunas contra el dengue y el cólera, entre otros adelantos científicos para mejorar así la salud de millones de estadounidenses.

La decisión está ahora del lado del Congreso. La Cámara debe seguir el ejemplo de la Comisión de Apropiación del Senado y más allá de eso, votar para levantar el bloqueo económico a Cuba. Nuestros pueblos serán más saludables por ello.

Tomado de Miradas Encontradas

https://miradasencontradas.wordpress.com/2015/11/04/quieren-mejorar-la-salud-de-millones-de-norteamericanos/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.