Quién estará detrás Fariñas

Lea más de: , , , , ,

Arthur González

Hay que saber muy poco de principios políticos para aceptar el “apoyo” de un asalariado de Washington como Guillermo Fariñas, en la actual campaña electoral que se lleva a cabo en Miami por un escaño en el Congreso.

El respaldo de Fariñas fue para el representante Joe García, que lucha por mantenerse en el cargo. Joe fue directivo de la Fundación Nacional Cubano Americana, y aún se mantiene vinculado a sus objetivos fundamentales para derrocar el proceso revolucionario en Cuba.

Pero las cosas le han salido al revés a Joe García, pues Fariñas no es ejemplo de nada ni en la isla ni en Estados Unidos.

Su verdadera historia de persona con serios trastornos de personalidad es ampliamente conocida por los funcionarios diplomáticos norteamericanos destacados en La Habana, algunos oficiales CIA y en Miami por todos aquellos que tienen la oportunidad de verlo actuar, por tanto su respaldo a un candidato con el que no tiene nada que compartir, en vez de ayudar perjudica.

Prueba de lo antes expuesto son las reacciones que han tenido en la capital de la mafia anticubana en Estados Unidos.

El primero en protestar fue el candidato republicano Carlos Curbelo, al calificar de “impropia e inmoral” la estrategia de García, al usar la imagen de Fariñas durante un anuncio en la TV, y agregó: es un insulto a la oposición interna cubana”.

En defensa a los ataques recibidos Joe asegura que “fue el propio Fariñas quien ofreció su participación en mi campaña”, algo que confirma la sospecha de que alguien está detrás de esa estratagema para desprestigiarlo en Miami y en Cuba.

En las acusaciones y defensas entre Curbelo y García, salieron a relucir elementos interesantes que definen quién es quien, tales como que:

“Varios viajes de Fariñas a Estados Unidos y a países de Europa, han sido financiados por la Fundación Nacional Cubano”.

“Todo el mundo conoce que la FNCA y los aliados de Joe García son los que le pagan al señor Fariñas”.

Cuba siempre ha sostenido que la llamada “oposición interna” es soportada económicamente por lo peor de Miami y ahora lo confirma el propio Curbelo, quien agregó:

“Es impropio e inmoral involucrar a un opositor cubano en una campaña en Estados Unidos”

Esto evidencia el carácter anexionista de “disidentes” como Fariñas, motivo por el cual el presidente Barack Obama aceptó saludarlo en la residencia del presidente de la FNCA, Jorge Mas Santos.

En Cuba los asalariados de Estados Unidos mostraron los elementos de desunión que los caracteriza, al opinar sobre el apoyo de Fariñas a Joe García.

Héctor Palacios reconoció que ellos no tienen comunicación con el pueblo cubano, por tanto lo que haga Fariñas en Miami no tiene ningún efecto en la isla.

Jorge Luís García, conocido por Antúnez, aseguró en conversación telefónica con el Nuevo Herald, “estar preocupado porque el anuncio publicitado por la TV de Miami, donde Fariñas brinda su apoyo a García, ayudará a la reelección de una persona que ha estado promoviendo lo que no necesita el pueblo cubano para ser libre”, mostrando una posición anti norteamericana.

Ante esto Fariñas hizo nuevas declaraciones al sitio anticubano “Martinoticias”, en las que negó haber apoyado a Joe García, “porque él no se inmiscuye en las campañas electorales de los Estados Unidos”.

Algún día se sabrá quién asesoró a Joe García para que aceptara el apoyo de Fariñas y quién le orientó a éste hacerlo; sin dudas el norteamericano obtendrá pocos beneficios, mientras que Cuba ha podido demostrar que sus denuncias son ciertas.

Algo muy similar ocurre con la visita del asalariado a México, evidenciándose que “algunos” desean que las actuales relaciones con Cuba se enfríen, situación recurrente en los últimos 56 años.

La CIA planificó múltiples acciones para tratar enturbiar las relaciones entre ambos países. Una de las más complejas fue el reclutamiento del mexicano Humberto Carrillo Colón, al que hicieron diplomático a la carrera y lograron enviarlo a La Habana en los años 60, como Consejero de prensa de la embajada mexicana.

Un hecho semejante y con idénticos propósitos es el recibimiento en Ciudad México de Fariñas por el ex presidente Felipe Calderón y la invitación a visitar el Senado, situación que busca una respuesta cubana que dañe las históricas relaciones bilaterales en un momento cimero.

Vergüenza debería darle a este asalariado hablar de supuestos muertos en Cuba y presos de “conciencia”, sufragados por Estados Unidos para actividades en contra de la Revolución, en momentos en que siguen desaparecidos 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en el estado mexicano de Guerrero, algo jamás visto en Cuba.

Su presencia en México es una ofensa a ese pueblo que sufre una larga crisis en el orden humano, donde las bandas de narcotraficantes asesinan a mansalva, principalmente en los estados de Michoacán y Guerrero y son víctimas de la violencia de Estados Unidos en su frontera.

Tomado del Blog El Heraldo Cubano

http://heraldocubano.wordpress.com/2014/11/05/quien-estara-detras-farinas/

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.