Propiedad, riqueza y socialismo

Lea más de: , ,

Por Michel E. Torres Corona

green-money

Los artículos publicados sobre la concentración de la propiedad y de la riqueza han suscitado una polémica saludable y muestra de ellos son los comentarios que han dejado plasmado aquellos lectores que han concordado o no con lo escrito. Ya sea para hacer alguna recomendación, opinar o incluso para tildar de “absurdos” los argumentos del que suscribe, el cúmulo de observaciones y juicios llaman a volver sobre el tema.

Textos relacionados:

Contra la concentración de la propiedad

Y contra la concentración de la riqueza también

Cuando me refería, a manera de recurso retórico, al hipotético dueño de “quince barberías”, se hacía evidente la postura de favorecer no tanto a ese hipotético hombre de negocios sino a los barberos mismos. Pero la frase tuvo resonancias funestas. El ejemplo más claro lo brinda un comentarista cuando afirma: “El problema es que los barberos no van a tener donde trabajar si alguien no crea y administra las barberías, crea los empleos y paga impuestos para que el Estado los invierta en proyectos sociales.”[1]

Al parecer, no se confía en la capacidad de un barbero de abrir su barbería, en el más prístino afán cuentapropista. ¿No hay más lógica para la economía que la lógica empresarial? ¿No hay otra solución o recurso que la de apelar a la “visión” de los “hombres de negocios”?

Es preferible que las quince barberías sean propiedad de sus quince barberos (esto también es un recurso retórico, ¡ojo!), y no valoro como atinado que se pretenda sustituir los postulados del socialismo real sobre la propiedad estatal (“dentro del Estado todo”) con la filosofía neoliberal del capitalista dadivoso que crea empleos y conduce la economía de una nación.

Muchas veces se cita el principio de distribución socialista “de cada cual según su capacidad y a cada cual según su trabajo”, pero no se profundiza en su alcance y contenido. Se alude frecuentemente a la idea de que, si procede de “trabajo honrado”, la concentración sobre la propiedad y la riqueza es un estatus legítimo. Se agregan como excepciones las “violaciones legales” como la evasión fiscal y el lavado de dinero, e incluso se suele mentar a la corrupción.[2]

Pero, ¿no sería más lógico que se fomentara en el ámbito de los pequeños negocios la verdadera autonomía personal? Yo creo que los barberos estarían muy contentos si así fuera. Y con las barberías pasa lo mismo que con todos los “pequeños negocios”: ¿por qué no pueden ser los dueños del restaurante las mismas personas que trabajan en él, y que son los que producen los beneficios?

Otro comentarista concluye: “¿De dónde sale esa elite? Si es del trabajo honrado bienvenidos sean.” ¿Trabajo honrado? ¿Élites? ¿En serio?

Incluso en las formas de propiedad estatal se debe trabajar en pos de una mayor socialización. Que los trabajadores de una empresa participen en la elaboración de su presupuesto o que tomen parte en la toma de decisiones sobre el destino de la entidad a la que pertenecen son un comienzo atinado para estos propósitos, en concordancia con los principios de democracia socialista que se enarbolan en la vigente Constitución y en el proyecto de reforma constitucional a aprobarse en referendo popular el próximo 24 de febrero.

Puede ser, como dice otro forista, que “nadie se ha hecho millonario con un restaurante”. De lo que se trata en la Cuba de hoy es que no existan las condiciones objetivas para que esos dueños de negocios no concentren en sus manos propiedad y riquezas que les permitan ingresar en una élite plutocrática que ponga sus intereses por encima de los de la mayoría, y logre condicionar los destinos políticos de nuestro país.

La típica defensa de que “si lo hace según las leyes” es incoherente, porque cuando se trata de modificar esa legislación en beneficio de la mayoría esos paladines de la “legalidad” se muestran muy descontentos. Y es que es algo inevitable: el Derecho es un fenómeno de intereses contrapuestos. Como diría Adam Smith, a quien citábamos en un artículo anterior, los intereses de los acaudalados siempre abogarán porque el Estado proteja su estatus de confort, aun cuando sea en detrimento de los más.

En algunos comentarios se puede ver una reticencia con el término “prohibir”, al que se intenta suplantar con otros más “amigables” como “ajustar”, “controlar” y “regular”. Para fundamentar este eufemismo, se ejemplifica con Viet Nam y China: “Estados fuertes, que regulan y controlan, que ponen bien las reglas”.

En otros comentarios se puede ver, a su vez, la lógica de eliminar el artículo 22 del proyecto de Constitución, en el que se plantea que “el Estado regula que no exista concentración de la propiedad”. Uno de los foristas incluso planteó: “intentar regular la concentración de la riqueza (…) se convertiría en la práctica en un absurdo de hecho y de Derecho que derive en una innumerable cantidad de violaciones, ilegalidades y corrupción en cualquier nivel y lugar.”

Así, olímpicamente. No se puede regular la concentración de la riqueza ni tampoco de la propiedad, porque si se intenta regular todo se va a pique. Para fundamentar esta lógica, se ejemplifica también con Viet Nam y China.

¿Incoherencia? ¿Falta de información? ¿Influjo de la subjetividad? ¿Cómo puede ser que se ejemplifique con los dos mismos países ejemplos tan dispares? ¿Por qué se nombran las mismas naciones para defender la “regulación” y la desregulación?

Haría falta un estudio pormenorizado de los modelos económicos de estas dos naciones asiáticas que aún se llaman socialistas. No es el objetivo de este artículo ni se cuenta con el espacio para ello. Pero se pueden dar algunos datos. En 2015 el número de habitantes de China que vivían sumidos en la pobreza extrema representaba el 7% de la población pobre del mundo, más de 400 millones de personas. Actualmente, en las zonas rurales aún hay más de 70 millones de personas que viven por debajo de la línea de la pobreza nacional. Según Oxfam, el crecimiento de la riqueza y la desigualdad de ingresos, especialmente entre las zonas rurales y las urbanas, también ha contribuido a agravar la situación.

Y todo esto, en la que se considera por muchos la primera economía del mundo.

¿Quiénes elogian las políticas públicas de China? Pues los discípulos de la “doctrina del shock”, los alumnos y adoradores de Milton Friedman, los modernos Chicago Boys. Para ellos, la clave del éxito chino está en la reducción del peso del Estado en la economía y la entrada de nuevos “competidores” en el escenario nacional. La situación de los trabajadores en las fábricas de Nike, radicadas en territorio chino, puede ilustrar al respecto.

No es menos cierto que el gobierno chino se ha trazado estrategias para eliminar, al menos, la pobreza extrema. Pero esas estrategias no han tenido un impacto en lo que se conoce como el coeficiente de Gini, que mide la desigualdad. Aunque la Oficina del Grupo Dirigente de Reducción de Pobreza y Desarrollo del Consejo de Estado de China informó sobre la reducción anual de la pobreza, que se ubica en al menos 13 millones de personas, persiste el deplorable estado de muchos millones de personas y el enriquecimiento ostensibles de otros. Se calcula que en China hay, al menos, doce millones de millonarios.

Napoleón solía decir de China: “Cuando este gigante despierte, el mundo temblará”. Y lo dejamos ahí.

Vietnam, por su parte se encuentra clasificado como un país de renta media baja por el Banco Mundial. De la población total vietnamita, al menos 13 millones aún viven en la pobreza y muchas otras permanecen cerca de la línea de la pobreza. La reducción de la pobreza, que en los años ´90 fue ostensible, ha comenzado a desacelerarse. Y la brecha entre ricos y pobres se  sigue agrandando.

Según un estudio de la consultora inmobiliaria británica Knight Frank, 200 vietnamitas ostentan el estatus de ultrarricos (con un patrimonio superior a los 30 millones de dólares), cuatro veces más que en 2006, cuando solo eran 50 los que pertenecían a este selecto club.

El propio secretario general del Partido Comunista y futuro Presidente de Viet Nam, Nguyen Phu Trong, ha reconocido en varias ocasiones que las diferencias sociales se agrandan mientras muchos miembros del partido llevan un estilo de vida lujoso.

Martí dijo en 1875, en una frase poco conocida y poco citada, que “(…) la ciudad donde hay muchos ricos es, sin embargo, miserable, y son en ella, el comercio débil, los cambios difíciles, la atmósfera densa, e inextinguible el odio que despierta en los cuerpos vestidos de harapos, la presencia continua de los desocupados vestidos de riquezas”. Años más tarde, en 1892, afirmaría: “El necio desdeña la riqueza pública, o pretende mantener la riqueza de unos sobre la miseria de los más”.

Frases tan desafortunadas (y repetidas, casi que de forma mecánica) como “evitar la concentración de la pobreza, más que de la riqueza” o “si el gobierno se dedicara a combatir la pobreza con tanto ahínco como combate la riqueza” ilustran sobre la necedad de algunos, que intentan esbozar la idea del “capital infinito”, en la que los ricos seguirán siendo ricos, y los pobres se irán enriqueciendo con el tiempo. Toda una novela romántica en la que al final, la sociedad en su conjunto disfruta feliz de un banquete en la que cada ciudadano es millonario y vive según las reglas del “american dream”: con casa, auto, personal doméstico, trabajo de oficina, fines de semana en la playa…

¿Será que puede haber millonarios sin que existan pobres?

Se nos acusa de “absurdos” porque no se cree que en nuestro sistema se pueda llegar a concentrar tanta propiedad y riqueza. Pero es que nuestro sistema no es una entelequia política, es la expresión concentrada de determinadas relaciones de producción. Si no atajamos a tiempo el problema, perfectamente podremos enrumbarnos en el ominoso camino de otras naciones tan pobres como la nuestra pero en la que viven con todos los lujos ciertos “emprendedores” y señores con mucha “visión de futuro”.

Y no es que se niegue la generación de riqueza en función de la no concentración. Al contrario, apoyo el proyecto de Constitución aun cuando admita formas de explotación inherentes a la propiedad privada, porque se entiende que es imposible forjar un modelo económico a espaldas del panorama mundial. Cuba no es una ínsula que flota en el espacio. Pero eso no puede ser la excusa para que se admita que nuestro país se convierta en otra república bananera de millonarios felices y mayorías empobrecidas.

Tampoco se trata de la vieja fórmula del “igualitarismo”. No estamos propugnando ese maniqueo “todos somos iguales” que tanto se le endilga a los proyectos socialistas. Queremos un país sin paternalismos pero con políticas de equidad.

Para algunos comentaristas existen otras soluciones. Se llegan incluso a considerar variantes tremendamente idealistas, como la “buena educación escolar y familiar” o de que “la pobreza no está en lo material, no está en el dinero: la pobreza está en la persona, en su capacidad para crear riqueza e intercambio a beneficio mutuo.” Estas consideraciones, que discriminan a los pobres por una supuesta “incapacidad” no son más que viejas fórmulas de validar a los ricos como esa clase elegida, esa aristocracia selecta que se ha construido un estatus superior a fuerza de “inteligencia, talento y perseverancia”. Los pobres somos pobres porque somos tontos u holgazanes. El mundo le debe todo a Bill Gates, a Jeff Bezos, a Zuckerberg y a Larry Page, porque sin ellos no habría Microsoft, ni Amazon, ni Facebook, ni Google.

La filosofía del objetivismo de Ayn Raynd campea a sus anchas, y hay mucho explotado que idolatra al explotador.

En el ámbito de las ciencias y la innovación, un comentario que llamaba la atención decía: “Se imaginan una persona que crea un invento, algo novedoso que aumenta la productividad en una esfera cualquiera y que por supuesto le va a dar ganancias pero cuidado: mejor te la guardas no vaya a ser que te acusen en el futuro de ´´pasarte´´ en ganancias.” Para estas personas, científicos como Jorge Berlanga son incompatibles con sus apreciaciones sobre la realidad.

La mejor respuesta la dio Jonas Salk, cuando le preguntaron quién poseía la patenta sobre su vacuna contra la polio: “No hay patente. ¿Se puede patentar el sol?”. Hay un mundo más allá de la lógica liberal y de esa realidad construida a la medida de las necesidades mercantiles de una selecta élite.

Concluyo con el comentario de Visorcubano: “Los que viven del sudor ajeno se preocupan porque les limitan sus ansias capitalistas y los que antes y ahora no tenemos más que el diario vivir, sólo nos queda trabajar y exigir nuestros derechos, para eso se perfecciona la Constitución.”

[1] A los comentarios que se citan se le han hecho correcciones ortográficas y gramaticales, para mejor comprensión del lector.

[2] Al respecto, encontramos interesante un comentario de Tahimí Hernández Juárez, que apunta a una propuesta de adición al proyecto de reforma constitucional: “Todo el que vaya a ocupar un cargo público o que dirija una empresa estatal, particular o mixta, una asociación o entidad de capital nacional o extranjero, hará una declaración real de su capital inicial y su origen, y anualmente, así como al término de su mandato, exponiendo un informe sobre su patrimonio, fuente, ingresos y erogaciones legales lo cual será fiscalizado por la Contraloría Estatal, la que determinará lo que en derecho proceda.”

Hacer un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos. Todos los campos son obligatorios.

32 Comentarios

Carlos dijo:

No todos los trabajadores tienen capacidad para dirigir un negocio no importa el tamano. Donde quedo eso de cada cual segun su capacidad ? La solucion no es el igualismo sino la posibilidad de tener las mismas oportunidades. Me dice entonces que en eso que llaman la empresa estatal socialista cualquier trabajador puede ser directivo? Para politizar un poco, puede cualquier ciudadano ser militante del partido. Claro que no, para cada una de esas cosas el individuo tiene que ser portador de ciertos atributos. El unico pais que conozco donde se le tenga miedo al individuo que hace dinero de su trabajo, capacidad, o me van a decir que dirigir una empresa no es trabajo. No les dice nada que son practicamente los unicos en el mundo, bueno y Corea del Norte con esas ideas? Con esa mentalidad seguiran las cosas igual en otros 60 anos. De donde han sacado eso de que el pobre es bueno el rico malo. Aun se asombran porque emprendedores se van del pais?

4 diciembre 2018 | 09:13 am
Ernesto dijo:

Estimado articulista ¿Se le puede llamar así?, estoy muy de acuerdo con su criterio sobre impedir la concentración de propiedad y riqueza, incluso esta última, porque ¿quien atestigua que una concentración de riqueza es”lícita”?. En un país, donde no están creadas la condiciones para que un “negocio” no estatal se abastezca lícitamente, ya sea a través de almacenes mayoristas, minoristas. importación directa y controlable desde el exterior u otra vía legal, siempre se correrá al riesgo de estos negocios recurran y resolver “por la izquierda” ¡vaya eufemismo! lo que necesiten para desarrollar el mismo. Además , el precio que se exige por el servicio de muchos de estos negocios implican en muchos casos la obtención de una ganancia rápida y amplia y ¿quien controlaría esto? ¿Cómo se podría afirmar que un negocio no estatal no está subdeclarando al fisco? y por tanto enriqueciéndose de forma ilícita. Se necesitará perfeccionar mucho mas el control fiscal para detectar estas desviaciones

4 diciembre 2018 | 09:55 am
uncubano dijo:

Después de citar todas las estadísticas de China y Viet Nam sobre la pobreza y la extrema pobreza que aún hoy persiste en esas naciones después de años de reformas económicas orientadas hacia un “socialismo de mercado” solo quedaron por citar las mismas estadísticas pero de Cuba, después de muchos años de “ensayar” nuestro “modelo de socialismo”, el problema es que en Cuba la situación es peor, porque China y Viet Nam, con sus aciertos y desaciertos, se atrevieron hace décadas a reconocer que el “modelo ortodoxo de socialismo” no es funcional y buscaron alternativas, en Cuba el gobierno sigue reacio a reconocer que ese mismo modelo ortodoxo de socialismo no funciona y se niega a empoderar económicamente a sus ciudadanos a sabiendas de que el bloqueo va a seguir ahí y que la salida tiene que buscarla mirando hacia adentro y no hacia afuera como ha hecho siempre, a la espera de que aparezca un nuevo “salvavidas” al que agarrarse, ¿porqué será?, la explicación es simple

4 diciembre 2018 | 09:59 am
Ricardo dijo:

Es evidente que el origen de los altos ingresos obtenidos por la mayoría de los que se desempeñan en el sector privado (formal o informal) tiene relación con una, más de una o todas las siguientes fuentes:
-Robo al pueblo como propietario (robo, receptación, acaparamiento, sobornos, …).
-Robo al pueblo como consumidor individual (venta de productos a altos precios debido a la escasez real o inducida)
-Operan con las dos monedas y tasas de cambio, lo que no pueden hacer las entidades estatales y las cooperativas agropecuarias.
-Eluden impuestos y el pago de la seguridad social de los empleados no declarados.
-La inoperancia de los funcionarios que deben hacer cumplir las leyes y demás regulaciones.
Todo lo anterior crea la falsa idea de su eficiencia

4 diciembre 2018 | 10:01 am
Yasser Azán Basallo dijo:

Creo que la mejor manera de evitar la concentración de riqueza, primero es determinar en que monto se está diciendo que es riqueza. Pero en Cuba no se conoce cual es el valor de la canasta básica.
Segundo lugar hay que eliminar la introducción de las cooperativas privadas, la cual va a legitimar la constitución ya que es la plataforma para que surjan los nuevos capitalistas empresarios en Cuba.
En cambio se debería legitimar la posibilidad de constituir las cooperativas estatales o socialistas, donde dueños sus integrantes trabajadores y además el estado en representación de todo el pueblo. Así se lograría que se le diera al trabajador el derecho como lo es en socialismo el ser socio por principio de este tipo de sociedad, de los medios de producción y poder decidir y la tarea de la contraloría fuese mucho menos. ¿Qué usted cree periodista?

4 diciembre 2018 | 10:08 am
Carlos Gutiérrez dijo:

Señor Michel Torres;

Usted ha hablado de todo…menos de lo principal. Y lo principal no es que se le ponga un límite a la concentración de la riqueza individual. Nuestro sistema es absolutamente sui géneris, y satanizar la riqueza, combatir la riqueza, se considera no sólo políticamente correcto, sino casi un deber moral.

Lo principal en este caso, es que se limita la riqueza, pero no se establece ese límite con claridad, no se dice inequívocamente a cuánto asciende la riqueza prohibida, lo que permitirá imponer arbitrariamente cualquier límite que se estime pertinente en cualquier momento, según el soberano criterio de los decisores actuantes.

De esa manera, nunca nadie podrá estar seguro de nada respecto a su dinero o propiedades, porque: ¿Podría usted decirme cuántos pesos y centavos se considera oficialmente hoy como riqueza concentrada? ¿Es demasiado una sola barbería grande con 15 barberos,o 15 barberías chiquitas con un solo barbero cada una? Eso es lo principal.

4 diciembre 2018 | 10:16 am
diana dijo:

Eso, lo puedo decir más alto pero no más claro. No he leído la saga completa pero si esta es una síntesis, estoy del lado del autor y soy partidaria de mantener este artículo en la constitución.

4 diciembre 2018 | 10:16 am
otniel dijo:

Me parece un articulo suoerficial. Donde se ataca demasiado y se no se da elementos de peso para validar los criterios del articulista. Se cita una frase de Martí. Le propongo que estudie dos más: ¨La Prosperidad de una Nación, descansa sobre los hombros, de sus pequeños Propietarios¨
¨La riqueza bien habida, bienvenida la riqueza¨.
Se puede regular sin prohibir. No se puede criminalizar lo que se obtenga por vias legales.
No es contradictorio la existencia de barberias cuyos dueños sean los barberos con el hecho de un dueño que tenga varias barberias. El estado debe regular que el trato de los empleados en el caso de la propiedad privada se corresponda con determinados estandares.

4 diciembre 2018 | 10:26 am
@lrricardo dijo:

Esta claro que este es un asunto complejo, defender el derecho a que puedan surgir en un futuro en Cuba ricos que pueden convertirse en oligarcas como sucedió en la Rusia de los 90 es muy peligroso, sobre todo en un pais pobre como Cuba. Acaso es que algunos pretenden que la poca riqueza material que tenemos se concentren en pocas manos?, es muy peligroso esto de apoyar a los nuevos ricos para que en un futuro dirijan al pais a una politica en al cual ellos seran mas ricos y los demas mas pobres. Solo digo una cosa, los cubanos no sabemos un carajo de los peligros que trae el capitalismo, nos dejamos llevar por las bondades de los paises desarrollados, que son ciertas, pero cuba no es desarrollada ni lo será en un mediano plazo, mejor comparen a Cuba en un posible escenario capitalista con algunos paises de centroamerica, asi estariamos nosotros.

4 diciembre 2018 | 10:45 am
Pepe dijo:

Define riqueza. Un rico en Cuba puede ganar lo mismo que un barrendero en Ecuador u otro país de America Latina. Aún así los precios de las tiendas son el triple de lo que cuesta en esos paises por lo que yo no veo la forma en que nos hagamos millonarios en un futuro próximo.
El problema es que repites la misma solución de siempre que solo ayuda a mantener la pobreza para todos. El resto de la riqueza va para el estado y el pueblo no lo ve. Nunca has oido la frase “el presupuesto hay que gastarlo”. Cuba no se arreglará nunca con auditorías y con control. Historicamente la burocracía y la economía planificada lo que han generado es improductividad y escases. Si yo le doy a elegir a un directivo entre 1 millón sin pérdidas y 15 millones con 10 de pérdidas va a escoger lo primero porque en la auditoría se vé mejor aunque esté ganando 5 veces menosy pueda hacerse cargo de esas pérdidas despues o estas estén fuera de su control.

4 diciembre 2018 | 10:56 am
Elpidio Valdes dijo:

El capitalismo ni sus mecanismos son la vía para resolver los problemas del mundo, eso esta plenamente demostrado y mucho menos los de Cuba. Que ha hecho la propiedad privada en Cuba: aumentar la desigualdad de los cubanos , los que mas se han sacrificado por el país (maestros por ejemplo) son los mas dañados con estas soluciones capitalistas y sin freno, porque cada día los precios aumentan y no aumenta la producción porque al capitalista no le interesa la solución de las necesidades de la población y si sus ganancias…
No han tenido freno porque no ha importado la procedencia del financiamiento para abrir paladares con mobiliario del que no se ve en los hoteles, ¿de donde lo sacaron? por otra parte violan la legalidad impunemente pues le pagan a los trabajadores el día, sin derecho a certificado medico ni vacaciones, esos son los explotadores…pues 50 pesos por el día de mas de 8 horas es mas que el salario de un profesor universitario (Doctor y Titular)

4 diciembre 2018 | 11:01 am
Marcelo Gongalez Martinez dijo:

no se porque usted dice que no se puede criminalizar lo que se obtenga por vias legales, en ninguna parte del articulo o documento estatal se evalua como un crimen es decir un delito lo que se obtenga por vias legales, lo que se plantea es regular la concentración de la riqueza. no coincido con usted en que se trata de un analisis superficial del tema, más bien me parece un articulo acertado y equilibrado. saludos

4 diciembre 2018 | 11:22 am
Rey Mo dijo:

Todo muy bien, perfectamente entendible Lo que quisiera saber es como se mide la linea de pobreza en Cuba, yo soy uno que veces la tengo al cuello y otras veces sobre mi cabeza, pero eso si, siempre presente y no hay forma de deshacerse de ella. Cuál sería el camino, siendo un obrero de este país, con un salario bajo y con 60 años de edad? Cuál es mi futuro?

4 diciembre 2018 | 11:22 am
Mágico dijo:

SeñorTorres:

1-¿Piensa usted lograr en Cuba una economía moderna y eficiente llenándola de timbiriches: puestos de fritura, ventas de artesanías, reparadores de cafeteras viejas, fabriquitas artesanales, restorancitos de doce sillas, habitaciones rentadas en casas particulares o pequeñas fincas, casi de autoconsumo?
2-¿No piensa, que únicamente la empresa privada capitalista (monopolios y pequeñas empresas) son las responsables del desarrollo actual del mundo y no las empresas estatales, mucho menos las socialistas?
3-¿En qué país ha visto usted funcionando el principio teórico socialista “De cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo?
4-¿No cree usted que cualquiera de ellos, Bill Gates, Bezos, Zuckerberg o Larry Page, han aportado más al mundo y al desarrollo que Carlos Marx?
5-Digame, Torres,¿qué bueno ganó Cuba con el Socialismo que no fuera empobrecimiento, dependencia parasitaria de otros países, bloqueo norteamericano, descontento y desbandada migratoria?

4 diciembre 2018 | 11:38 am
Armando Enrique dijo:

Siempre y cuando los planes lleguen de arriba y no se preparen en la base dará como resultado el fracaso en las producciones o el incumplimientos de los planes, y ello por una sola razón, desconocer la realidad y capacidad de la institución. Pienso que congelar los ingresos frena la iniciativa. No veo correcto que las personas vivan una vida monótona, desmotivada y sin incentivos. A quién genere ideas, iniciativas y produzca se le debe estimular permitiendo amplíe su campo de acción. Ello significa generación de empleos y pago de impuestos. Lo importante está en que el dinero original para habilitar un negocio sea legal y posteriormente que la declaración de impuesto sea honesta. En ello juegan muchos factores que todos tienen que ver con la honestidad y la transparencia tanto de los emprendedores como de los inspectores. Hoy el recién electo Presidente de México anuncia que eliminará el cuerpo de inspectores pues detrás de ellos se esconde la corrupción y el soborno.

4 diciembre 2018 | 01:02 pm
rebelde dijo:

Asombroso como ha cambiado el pensamiento social en la medida que algunos bolsillos se han ido llenando de dinero. Los nuevos aspirantes a capitalistas que surgen en nuestra sociedad en buena medida por la blandenguería del estado y la improvisación de quien ha dirigido los “cambios” e “implementado” los lineamientos sin crear las condiciones que garantizaran orden y legalidad en la actividad privada, creen que en caso de que regresemos al capitalismo, van a ser ellos los que dirijan y saqueen el país. Estos pichones de capitalistas no saben que en ese caso volverán los verdaderos ricos radicados en Estados Unidos y países de Europa a darle dos patadas por el trasero y si acaso a ponerlos a trabajar de choferes. Los aspirantes a capitalistas creen que a Cuba le toca el capitalismo de Suecia, Finlandia o Noruega. No, señores antisocialistas, a Cuba le toca el capitalismo haitiano, de Somalia u otro país pobre y explotado.

4 diciembre 2018 | 01:08 pm
m&m dijo:

odviamente magico, usted vive y exalta el egoismo y la explotacion,
Quiere monopolios
Si se puede cumplir pero si el sistema exalta el egoismo, el individualismos y la explotacion de unos por otros, es dificil. por lo demas en cienrta medida hya, el que mas aporta poruqe trabaja mas o que tiene mas capacidadpara hacerlo gana mas , al menos donde la justicia social y laboral funcione
Puede decirme donde ganamos empobreciminto? si se refiere a que los que mas tenia luego tenian menos puede ser. pero la enorme mayoria mejor de una u otra forma y se le dio capacida para hacerlo. a menos que usted sea de los primeros y le encanta que nos hayan jodid desde entonces para que no pudieramos hacerr mas o lo fastidiar los intentos por todas las vias.
Se imagina si se le da la instruccion, capacidad y oportunidad a TODOS de desarrollar capaciadades e ideas, no a unos pocos o solo a los paises con $,como avanazaria el mundo. si a muchos con capacidad para mejorar su pais se los terminan quedando

4 diciembre 2018 | 01:47 pm
rebelde dijo:

Señor Mágico, no sé si vive o no usted en Cuba, pero igual, si está tan convencido de que el socialismo sólo le ha traído sufrimientos y desgracias a Cuba, por qué entonces usted no ha tenido el coraje suficiente para hacer lo que hizo Fidel y la generación del centenario para derrocar este “regimen de oprobio” y miseria que usted describe? Hablar y retorcerse en la amargura que genera ver sólo las manchas del sol es muy fácil. Si se decide a cambiar a Cuba de la manera que usted dice por la misma vía que Fidel, seguro que el pueblo lo bajará a nalgadas de las lomas.

4 diciembre 2018 | 02:35 pm
preocupado dijo:

Si quieren cerrar el cuentapropismo, háganlo, pero sin demagogia, en cuba durante muchos años no existió, es tan irracional lo que que se quiere hacer que el pueblo se percata que es la intención de fondo (recuerden que están frente a uno de los pueblos mas instruidos de este planeta, como dijo el apóstol ser cultos, para ser libres y la ignorancia mata a los pueblos), pero no quieren hacerlo con leyes para mantener una imagen internacional de cambios, pero recuerden, no están frente a un pueblo analfabeto que se engaña facilmente. La gaceta 35, que entra en vigor el próximo 7/12/18, marcara la marcha lenta del país, así recogerán sus frutos. Las ilegalidades que pueda traer el cuentapropismo, en este país sobran controles (onat, controladuria, policía económica, etc) que viven de eso, exiganle que cumplan con su deber. En cualquier lugar del mundo lo que se persigue es el dinero no justificado con el trabajo, aquí es la inversa y nadie se hace millonario lícitamente con cuentapropismo

4 diciembre 2018 | 03:23 pm
Santiaguero dijo:

Cierto día voy a coger un coche, meto la mano en el bolsillo, ni un peso… Me hice Cuenta Propia, desde entonces sin robar, sin explotar, cada vez que meto la mano en el bolsillo tengo un peso para el coche, tengo 25 para una cerveza, quizas hasta 5 o 10, pero no tengo para una caja, no tengo para una lavadora, no tengo para un refrigerador, no tengo para muchas necesidades básicas de una persona normal.
Aquí en Cuba muchas personas que somos cuentapropistas queremos expandir nuestros negocios para poder tener esas cosas y otras, para que nuestros hijos tengan esas necesidades basicas que nosotros no tuvimos cuando niños, que no son lujos, me refiero a un buen par de zapatos, una buena mochila, un buen juguete… eso es querer ser rico???
Hay cuentapropistas que quiza si roben, exploten, no declaren todos sus ingresos, pero para esos están los inspectores, para juzgar a los que violan…

4 diciembre 2018 | 05:38 pm
Noel Montes de Oca dijo:

Si nos guiamos por los postulados del Marxismo. En estos momentos estamos generando propiedad privada con trabajo asalariado, creando plusvalìa. Nada màs lejo de lo que llamamos Socialismo. Por eso muchos piensan que llamar socialistas a China y a Vietnam es un sofisma. No obstante me gustarìa saber cuales eran esos ìndices de pobresa en estos paìses antes mencionados antes de iniciar las transformaciones hacia lo que ellos mismos denominan Economía socialista con orientación de mercado regulado o algo así. Es verdad de Perogrullo que no todas las personas tienen las condiciones para emprender su propio negocio y que no les incomoda trabajar como obreros siempre y cuando sean bien remunerados y atendidos sus derechos. Tambièn es verdad que en muchos casos, los poderosos lo llegan a ser tal, que logran, incluso, influir en las políticas de los gobiernos donde residen. En nuestro paìs hay un nivel d pobresa econòmica tan grande q tener un poco d condiciones materiales te hace millonario!

4 diciembre 2018 | 06:12 pm
Casandra Leal dijo:

Los hechos son testarudos, dijo el gran Vladimir de la Revoluciòn de Octubre. Y los hechos demuestran que todas las personas tienen alguna capacidad, pero no necesariamente la de ser creativos, emprendedores, buenos administradores, propensos a iniciativas. Todos los anàlisis se refieren a las gentes como si todas y todos fueran un dechado de virtudes y todas y todos ente dieran las complejidades de la economìa, el mercado, las leyes que rigen, el funcionamiento de esos mecanismos. En realidad los seres humanos no somos iguales y el socialismo deberìa tener en cuenta las diferencias para potenciarlas creadoramente. Debemos cuidarnos del exceso de riquezas concentradas en individuos pero mucho màs del exceso de pobreza que se expande. Còmo enfrentar esa contradicicòn? Es el desafìo.

4 diciembre 2018 | 08:56 pm
Charles Romeo dijo:

Creemos la riqueza y después de haberla creado con la ayuda de un sector económico privado, discutamos sobre como repartirla toda vez que el poder político esta y seguirá estando en manos de la alianza cívica y militar que existe en Cuba.? O cree el autor que el pueblo cubano podría elegir un Macri, un Piñéra o un Bolsonaro?

5 diciembre 2018 | 08:29 am
sachiel dijo:

Atinado articulo, y especialmente en lo concerniente a los modelos economicos de Chin y Viet Nam, tan densamente ponderados en estos dias tremendos, por quienes no lo viven o lo ven desde afuera. Acertados comentarios de m and m y otros, con buena riqueza de matices.. De nosotros mismos dependerá siempre el salir a flote, con equidad real y no paternalista, o el vivir egoistamente en el salvese quien pueda, viendo como se puede desmoronar un pais y caer en las mismas miserias morales y materiales del resto del mundo, incluyendo a los “socialistas” nórdicos de Europa que tambien tanto se alaban. Debiera replicarse este articulo en otros medios, y que el debate enriquezca más todavia a nuestros ideologos y gobernantes acerca del futuro de la nación.

5 diciembre 2018 | 08:54 am
Antonio Díaz Medina dijo:

Lo bueno del asunto es el debate. Las posiciones, como siempre, van desde el capitalismo al desnudo de Mágico, hasta el conservadurismo bien defendido por el articulista y algunos foristas.
Creo que se puede aplicar el cambio hacia una economía socialista con mercado que beba de China y Vietnam y agregue las vacunas y antibióticos para sus males más peligrosos. Si se puede. Lo que no se puede es seguir en lo mismo pues el desgaste político ocasionado por el estancamiento económico y la pobreza agudizada continúa acumulandose, ahora exponencialmente. Creo que la alerta de Fidel en el 2005 lo preveía, con su agudeza política de siempre.
Las medidas emprendidas por Raul nos han dado la pequeña luz al final de tunel, pero hay que avanzar solidamente y con la experiencia acumulada por el socialismo. Si se puede, sólo que hace falta poner a dirigir a los que saben hacerlo. Ese es el quid del problema.
Sigo en otro, aunque no me publiquen como casi siempre.

5 diciembre 2018 | 09:24 am
Antonio Díaz Medina dijo:

Hay socialismo en China y Vietnam, mejor que el que había en la Unión Soviética y el resto de Europa Oriental. Han salido por sus propios medios de la pobreza nacional a ser líderes de la riqueza mundial y no sólo son los millonarios sino todo el pueblo. Aqui se habla de los quedan en la pobreza, pues antes de Deng Xiao Ping eran más de mil millones, Ahora son solo decenas de millones. Si lo llevamos a % se ve más claro.
Hay que aprender de Finlandia y Suecia también, que también tienen pobreza pero a niveles infimos. No hay que ser como ellos, ni organizarnos como ellos, nada que ver. Sólo tomar lo que vale, lo que han aportado en Impuestos, en cuidados sociales, educación. Si, la nuestra está también en peligro, la educación y la salud, sino enrumbamos hacia el crecimiento económico y la prosperidad sostenible. Tenemos todas las condiciones para hacerlo, solo falta la voluntad política y los cuadros que pueden hacerlo. Si nos falta alguna de las dos no podremos, los cubanos si podemo

5 diciembre 2018 | 09:31 am
Itachi Uchija dijo:

Estimado,
Para mi este tema es el eje central sobre el que giran todos los demás problemas en la isla. No me gusta la crítica para nada y mucho menos cuando no es constructiva. Prefiero proponer soluciones aunque solo sean teóricas algunas veces. Tampoco me gusta usar términos que denigran o crean estigmas como pobres o ricos. Primero que nada se debe analizar el sentir de la gente sobre este tema con cuestiones y preguntas específicas por ejemplo se me ocurre una encuesta telefónica anónima con una amplia y diversa muestra. Esta es un tema que debe decir la mayoría a no ser que crea que la mayoría está equivocada si no coincide con su criterio. Por otro lado las personas de pocos recursos que por política, por cuestiones sociales y económicas no tienen forma viable aparente de salir de esa condición de escasos recursos vera imposible la posibilidad de salir de ese estado a menos que alguien tome la decisión por ellos, dígase presidentes, gobernantes etc.

5 diciembre 2018 | 12:16 pm
Itachi Uchija dijo:

(continuación) Pero el que nace con las mismas oportunidades de estudiar, de aprender, de acceso a los mismos recursos pero uno toma el camino de hacerse de 15 barberías y el otro se conforma con trabajar para ese dueño porque sencillamente es su naturaleza, no quiere preocuparse de atender el local, ni de buscar los recursos para abastecerlo, ni de promocionarlo, ni de mantenerlo limpio o sencillamente no se le da lo de tener su propio negocio (capacidad) solo quiere ir hacer su trabajo, cobrar e irse a su casa. Este último mantiene su condición por su forma de ser y pensar. Pero me voy a enfocar en otro punto del artículo. Propongo que los servidores públicos que es lo que son los funcionarios del estado, Además de hacer una declaración jurada de sus bienes y cuentas que primero se les pague un salario alto, acorde a la realidad que se vive hoy, segundo que se optimice la estructura para que se contrae como funcionarios solo a los necesarios,

5 diciembre 2018 | 12:17 pm
Itachi Uchija dijo:

(continuación) tercero a parte del salario fijo se firmara un salario anual por un valor que se corresponda a la complejidad del cargo ocupado, valor que se cancelara al finalizar el año de trabajo y con base en un sistema de evaluación donde se medirán la aceptación del pueblo si aplica, la calidad y cantidad de obras si aplica, las estadísticas si aplica, resultados y calidad de los mismos si aplica y demás que se estimen convenientes. Esta información debe publica y regulada por una ley clara y concisa para los servidores públicos que permita la resolución legal o administrativa de conflictos además se deberían aplicar los mismos principios a los cargos de elección popular y la selección para estos cargos de servidores públicos se debe realizar mediante concurso de méritos y oposición ciudadana.

5 diciembre 2018 | 12:21 pm
Itachi Uchija dijo:

También se debe reflexionar que el desacuerdo con el tema de la concentración de la riqueza por una gran parte de la población y las consecuencias de tantas prohibiciones y acciones para eliminarla son una causa del éxodo migratorio, podemos ser todo lo idealista que queramos pero el principal estimulo del trabajo es la obtención de riquezas.

5 diciembre 2018 | 12:22 pm
Andrés Dovale borjas dijo:

En un país verdaderamente socialista, donde no exista la explotación del hombre por el hombre mediante el trabajo asalariado, propio del capitalismo, es imposible las enormes diferencias de clases que existen en China y Vietnam, como también ya los vemos en nuestro país, esto ocurre porque en ninguno de estos países existe. ni ha existido nunca un sistema verdaderamente socialista como lo querían MArx, Engels, Rosa Luxemburgo y Ernesto y Alfredo Guevara en nuestro país. La nueva Constitución mantendrá la misma situación o tal vez la empeore. El estado en la nueva condición de lo que se debe de ocupar es de desarrollar el cooperativismo y la autogestión obrera, además del verdadero trabajo familiar o por personas independientes, verdadero trabajo por cuenta propia, de no hacerlo así, aunque persistan en llamar socialismo al sistema que tenemos seguirá siendo un capitalismo monopolista de estado como lo definió el propio Lenin, responsable en gran medida de esta distorsión del marxismo

5 diciembre 2018 | 10:01 pm
Reynaldo García dijo:

Yo le pregunto ¿Cuando uno de nuestros deportista haga un contrato millonario, se va a considerar concentración de riqueza? !Hay tiene señor mío un ejemplo de ENRIQUESIMIENTO LÍCITO! Se pueden poner muchos otros ejemplos: contratos en el exterior de músicos, especialistas. Sin contar con herencias y un largo etc. La doctrina en que nos educaron sí que chapeo con la diversidad enorme de situaciones y todo se generalizó y se pretendió controlar con leyes !Y ahí fue eso! Leyes que se contradicen, el dale pa´ lante y pa¨ atras; en fin, la ambigüedad legal que nos ha caracterizado.
Continuando con los ejemplos: ¿Que sería más loable; que un barbero se desempeñara con limitadísimos recursos en el portal de su casa; o que este deportista que se ganó honradamente este dinero; creara con el una barbería “con todas la de la ley”.
El arcoíris señor mío, tiene muchos más colores que el rojo…

6 diciembre 2018 | 09:51 pm